Leído

SEGÚN ESTUDIOS

Cáncer: esta dieta ayuda a potenciar los efectos de la quimioterapia

Mie, 01/07/2020 - 9:22pm
Enviado en:
Por Urgente24

Un ensayo llamado DIRECT probó que el ayuno intermitente puede mejorar el resultado de este tipo de terapia para el cáncer y reducir el daño celular que produce. "Aunque el estudio es un paso adelante en el tratamiento dietético del cáncer y muestra una eficacia potencial en la pérdida de células cancerosas, la investigación adicional debería demostrar aún más el impacto de la dieta intermitente del ayuno en el resultado del tratamiento del cáncer", explicó la autora del ensayo, Judith Kroep.

Quimioterapia.
quimioterapia.jpg
Esta dieta ayuda a potenciar los efectos de la quimioterapia.
Contenido

Según la OMS, el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo; en 2015, ocasionó 8,8 millones de defunciones. Casi una de cada seis defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad. Uno de sus tratamientos es la quimioterapia.

Un ensayo llamado DIRECT probó que el ayuno intermitente puede mejorar el resultado de este tipo de terapia para el cáncer y reducir el daño celular que produce. 

Se reclutó a 131 personas que recibían quimioterapia para el cáncer de mama no metatastásico: la mitad llevó a cabo una dieta que simulaba un ayuno intermitente, que consistía en un plan de comidas a base de verduras que empezaba en 1.200 calorías al día y bajaba a alrededor de 200 calorías diarias.

Este grupo siguió la dieta durante tres días antes de cada ciclo de quimioterapia y un día después, mientras que la otra mitad continuó con su dieta normal.

Como resultado, se obtuvo que los participantes que practicaron la dieta intermitente del ayuno mostraron resultados de quimioterapia más positivos en comparación con el grupo de control y mayores tasas generales de reducción de tumores. 

Ayuno intermitente.
Ayuno intermitente.

Además, las respuestas de toxicidad general fueron similares en ambos grupos del estudio, pero aquellos que realizaron ayuno intermitente mostraban menor daño en el ADN de los glóbulos blancos, algo que indicaría que esta estrategia dietética sí protegería contra el daño celular secundario al tratamiento.

La autora del estudio, oncóloga de la Universidad de Leiden (Países Bajos), Judith Kroep, señaló que esta es una práctica segura para que realicen los pacientes de quimioterapia. 

"Aunque el estudio es un paso adelante en el tratamiento dietético del cáncer y muestra una eficacia potencial en la pérdida de células cancerosas, la investigación adicional debería demostrar aún más el impacto de la dieta intermitente del ayuno en el resultado del tratamiento del cáncer", explicó a New Atlas.

"El estudio es un paso importante en el camino hacia el uso de la dieta intermitente del ayuno como complemento de la terapia contra el cáncer, como una alternativa segura y eficaz a las dietas actuales, ricas en proteínas (especialmente de origen animal) y azúcares refinados", agregó.

El ayuno intermitente contra el cáncer no es una idea nueva, ya que en estudios anteriores demostró sus beneficios.

Una investigación del Cima Universidad de Navarra dio como resultado que el "ayuno temporal podría mejorar la eficacia de la inmunoterapia frente al cáncer de pulmón".

Diversos estudios sugieren que condiciones de ayuno reactivan la inmunidad antitumoral y mejoran la capacidad terapéutica de la quimioterapia.   

Los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista Nature Cancer, confirmaron que ciclos intermitentes de ayuno incrementan la capacidad antitumoral de anti-PD-1 en modelos animales de cáncer de pulmón. "Analizamos los mecanismos moleculares que rigen este hallazgo y descubrieron que el ayuno disminuye los niveles de una molécula (IGF 1), lo que sensibiliza a las células tumorales al tratamiento con inmunoterapia basada en anti PD-1", expresaron.

"Estos descubrimientos podrían constituir la base para evaluar, en el contexto de ensayos clínicos, la capacidad del ayuno temporal o de la inhibición de IGF-1 de mejorar el rendimiento de la inmunoterapia frente al cáncer", indicó el director del Programa de Tumores Sólidos del Cima, Rubén Pío.