Leído

UN PRESIDENTE INSÓLITO

Choques muy extraños (1): Ridículo Bolsonaro vs. Di Caprio

Dom, 01/12/2019 - 10:53am
Enviado en:
Por Urgente24

La estupidez de Jair Bolsonaro es notable: embestir contra el actor Leonardo Di Caprio como posible financista de los incendios en la Amazonia es banalizar una cuestión muy trascendente y grave. El Presidente que llegó al poder por la prisión de Luiz Inácio Lula da Silva provoca vergüenza cotidiana a los brasileros.

Las imágenes tomadas desde el espacio muestran el humo que sale de la Amazonía. (Foto: NASA)
Contenido

El presidente Jair Bolsonaro ha culpado sin ofrecer pruebas, en vísperas de la cumbre climática conocida como COP25, a una organización no gubernamental por los incendios en la Amazonia y ha involucrado hasta el actor Leonardo DiCaprio, afirmando que financió parte del desastre.

Todo sucedió en la semana en que juristas brasileños presentaron una denuncia en contra de Bolsonaro ante el Tribunal Penal Internacional, en La Haya, por incentivar el genocidio indígena y por su omisión sobre los crímenes ambientales en Amazonia.

Bolsonaro tiene redes sociales y de WhatsApp muy articuladas, las que orientó contra el actor y activista medioambiental y contra las ONG en general. 

Pero la ridiculez era tan grande que le provocó un aluvión de memes al Presidente de Brasil.

DiCaprio se lo tomó muy en serio: “Aunque merezcan apoyo, no la financiamos”, y aseguró que está orgulloso de participar en grupos que protegen el ecosistema y elogia al pueblo brasileño, porque “está trabajando para salvar su patrimonio natural”.

El 21/08 afirmó, en Brasilia, que se podría estar produciendo “una acción delictiva de esos de las ONG para llamar la atención contra mí persona, contra el Gobierno de Brasil. Esa es la guerra a la que nos enfrentamos.” 

Más de 3 meses después, 4 integrantes de la ONG Aquífero Alter do Chão, un balneario famoso al Norte de Brasil, fueron detenidos, acusados de haber participado en varios incendios en esa zona del estado de Pará, localizada al norte de Brasil. 
Los arrestos se produjeron en una operación de la Policía Civil local muy inverosímil, que sólo apuntó a ratificar los dichos de Bolsonaro.

La detención de João Victor Pereira Romano, Daniel Gutierrez Govino, Marcelo Aron Cwerner y Gustavo de Almeida Fernandes —todos de Brigada Alter do Chão, fue muy criticada por varias entidades medioambientales y de derechos humanos.

La denuncia es apenas una conjetura a partir de conversaciones mantenidas entre los acusados, según escuchas telefónicas autorizadas judicialmente. 

La mención de Di Caprio se refiere a una conversación de los brigadistas en la que citan al actor como donador de la organización WWF (World Wide Fund for Nature). 

En las conversaciones, los voluntarios decían que obtendrían una donación de 70.000 reales (US$ 16.500) de WWF.

La Policía dijo, sin aportar pruebas, que eran los propios bomberos quienes provocaban los incendios para obtener esta clase de subsidios. 

"En otra conversación, Marcelo y Gustavo charlan sobre el contrato con WWF, la cesión de imágenes y las donaciones de equipos. Gustavo dice que son 2 contratos y que el financista (que sería el actor Leonardo DiCaprio, conforme se escucha en otro diálogo) ya habría donado medio millón de reales a WWF, importe al que habría que ‘darle uso”, según el fragmento del documento.

El magistrado que recibió las pruebas poco creíbles de la Policía Civil, puso en libertad a los 4 acusados pero ellos siguen procesados y tendrán que cumplir medidas cautelares. 

"Además, los equipos incautados durante la operación aún están en poder de la Policía, sin que haya ninguna justificación para tal decisión por parte de las autoridades”, ha afirmado Amnistía Internacional. 

Para pedir la prisión de los 4 brigadistas, sólo fueron citadas conversaciones telefónicas grabadas entre los días 20/09 y 26/09. Las actuaciones policiales investigaban los incendios ocurridos en un área de protección ambiental (APA) de Alter do Chão entre el 14/09 y el 16/09. 

La directora de la ONG Human Rights Watch en Brasil, Maria Laura Canineu, indicó que un estudio de dicha entidad ya documentó la forma de actuar de las organizaciones criminales en la deforestación ilegal de la Amazonia, lo que coincide con las conclusiones de las de investigaciones de la Fiscalía Federal y de la Policía Federal. 

Ella criticó la falta de acciones del Gobierno de Bolsonaro “para cohibir la violencia contra los defensores de la selva, ya sean indígenas, pequeños productores rurales o incluso agentes públicos, y contra la impunidad que crea un entorno permisivo para la delincuencia en la Amazonia”.

El gobernador de Pará, Helder Barbalho, ordenó la sustitución del comisario a cargo de la investigación: aunque el comisario José Humberto Melo Júnior haya afirmado que entre las pruebas contra los miembros de la ONG había imágenes, testimonios y llamadas telefónicas interceptadas, la petición de prisión no mencionó ningún testimonio o imagen.

El abogado defensor Michell Durans explicó que la investigación tiene un “gran error”, porque interpreta fragmentos de conversaciones disociadas del contexto general: “Del contenido de esas largas conversaciones, escoge fragmentos sueltos y los interpreta de la forma que mejor se adecua a su intención acusatoria. (...) Creo que hay un equívoco por parte de la autoridad policial. Lo que no sé es si es premeditado o no. Hubo una precipitación al interpretar las transcripciones telefónicas a merced de su interés”.

“El Gobierno del estado de Pará informa de que no se pronunciará hasta que se concluya la investigación policial”, anunció la Policía Civil en un comunicado.

Bolsonaro acusa a Leonardo DiCaprio de financiar los incendios en la Amazonía

“Leonardo DiCaprio, usted está ayudando con la quema del Amazonas, eso no puede ser”, dijo Bolsonaro.

“Leonardo DiCaprio es un gran tipo, ¿no? Donando dinero para incendiar el Amazonas”, agregó.

DiCaprio respondió desde Instagram.

"El futuro de estos ecosistemas irremplazables está en riesgo y estoy orgulloso de apoyar a los grupos que los protegen", escribió. "Aunque merecen apoyo, no financiamos a las organizaciones atacadas".

Global Wildlife Conservation (GWC) y UICN Species Survival Commission son dos de los grupos ecologistas más grandes que trabajan en la Amazonía. Ambas organizaciones emitieron declaraciones condenando las acusaciones de Bolsonaro, aunque ninguno lo mencionó por su nombre.

GWC dijo que sigue preocupado por la destrucción de la Amazonía brasileña y reafirmó su postura junto a quienes la protegen.

“La selva amazónica está en crisis. Históricamente, Brasil ha logrado un progreso impresionante hacia la protección de su ecosistema único”, decía la declaración de GWC.” Sin embargo, estamos alarmados por los recientes eventos que buscan socavar este progreso. En los últimos días, se han realizado acusaciones falsas para socavar a los defensores del medio ambiente y distraer al público en general de las políticas que conducen directamente a desastres ambientales como los de la Amazonía a principios de este año”.

La UICN reafirmó de manera similar su apoyo a quienes protegen el bosque, al tiempo que expresó su preocupación por los comentarios recientes.

“Como organización paraguas comprometida con la conservación de la biodiversidad, nos preocupa que haya ataques crecientes y selectivos contra las personas y grupos que trabajan para proteger la naturaleza en la Amazonía”, se lee en su declaración. “A los defensores ambientales, ya sea en las comunidades locales, las ONG o las agencias gubernamentales, se les debe otorgar la mayor protección de la ley en Brasil”.

Esta no es la primera vez que Bolsonaro ha señalado a las ONG como causantes de los incendios forestales En agosto, cuando la crítica internacional de los incendios estaba en su apogeo, acusó a los grupos ambientalistas de provocar incendios en el Amazonas.

Esas acusaciones se produjeron a pesar de los argumentos de grupos como Amnistía Internacional, que atribuyeron los incendios a Bolsonaro y sus políticas que han llevado al aumento de la limpieza de tierras en la selva por parte de madereros y ganaderos.