U24 Brasil >

FOLHA DE SAO PAULO

"Plan fiscal de Bolsonaro para evitar su destitución podría generar la salida de Guedes"

La salida del ministro de Justicia, Sergio Moro, del gobierno de Jair Bolsonaro con una grave denuncia terminó de consolidar la grave crisis político-institucional que vive Brasil. Ahora, el mercado teme la salida del ministro de Economía Paulo Guedes.

Desde hace 20 días, cuando la crisis sanitaria comenzó a hacerse carne por los infectados y muertos de coronavirus, en Brasil comenzaron a mencionarse palabras muy fuertes: destitución, juicio político, crisis económica, renuncias en el gabinete.

Y frases como: "Bolsonaro ya no está al frente de las decisiones importantes"; Bolsonaro “no está en plenas facultades mentales”, entre otras.

Entonces, todo comenzó a desmoronarse de golpe cuando la Corte Suprema puso la frutillita al postre al soltarse la mano al mandatario brasileño con un fallo que bloqueó cualquier intento de levantar cuarentenas dispuestas por los gobernadores.

Un sector de las Fuerzas Armadas intentó calmar las aguas pero ya era inevitable: el daño institucional estaba hecho, la cantidad de muertos por coronavirus abrumó a los dirigentes y nadie está dispuesto a pagar el costo político de las malas decisiones del Poder Ejecutivo.

Luego, el bombazo de Sergio Moro, una de las patas de gobernabilidad que sostenía a los inquilinos del Palacio del Planalto, quien no sólo renunció sino que además denunció a Bolsonaro públicamente por despedir al director general de la Policía Federal, Maurício Leite Valeixo, para proteger a sus hijos.

Ahora, Folha, el principal diario del país vecino, alertó la posible salida del ministro de Economía, Paulo Guedes. Es que, al parecer, Bolsonaro debería abrir la billetera fiscal mediante obra pública para neutralizar 171 votos del centro y así evitar el tratamiento de juicio político en el Congreso.

"Esta semana, el gobierno anunció un plan de reactivación económica, el Pro-Brasil. El programa prevé el uso de recursos públicos para obras de infraestructura.

En opinión de los aliados de Guedes, esta es una oportunidad para que el mundo político utilice la crisis del coronavirus para desbloquear el gasto público. Esta estrategia puede, sobre todo, retener el apoyo del centro.

Si el plan sigue adelante, la evaluación de estos aliados es que la agenda de Guedes podría ser atacada hasta el punto de hacer que sea imposible para él permanecer en el gobierno.

Aunque en el discurso el gobierno defiende la importancia de las reglas fiscales, como el techo del gasto (que impide el crecimiento del gasto por encima de la inflación del año anterior), la evaluación es que, en la práctica, Planalto podría abrir los cofres para obtener 171 votos del centro para evitar un proceso de destitución", graficó dicho medio.

Tal como reprodujo Urgente24, Sérgio Ramalho escribió para The Intercept / Brasil:

Flávio Bolsonaro financió y se benefició de la construcción ilegal de edificios construidos por la milicia con dinero público. Esto se muestra mediante documentos confidenciales y datos recopilados por el Ministerio Público de Río de Janeiro a los que Intercept tuvo acceso. La investigación se refiere a la familia Bolsonaro: los abogados del senador ya han pedido 9 veces que se suspenda el procedimiento.

La inversión para los edificios erigidos por 3 empresas constructoras se realizó con "dinero sucio" (de la 'rachadinha' cuya traducción es "Proceso en el que el parlamentario roba la mitad del salario de los asesores"), recaudado en la antigua oficina de Flávio Bolsonaro en la Asamblea Legislativa de Río, según declaran los fiscales e investigadores bajo condición de anonimato. El progreso de las investigaciones que cierran el asedio contra el hijo de Jair Bolsonaro es una de las razones por las cuales el Presidente ha presionado al ex ministro Sergio Moro para que cambie el comando de la Policía Federal en Río, que también investiga el caso, y en Brasilia.

La investigación de la Fiscalía en Río de Janeiro, que investiga hechos de organización criminal, lavado de dinero y malversación (malversación de dinero público) por parte del hijo de Bolsonaro, sigue siendo confidencial. Intercept tuvo acceso a la investigación completa. Los investigadores dicen que llegaron a la conclusión cruzando información bancaria de 86 personas sospechosas de estar involucradas en el esquema ilegal, que sirvió para irrigar el negocio inmobiliario de la milicia. Los datos mostrarían que hoy el senador recibiría el beneficio de la inversión en los edificios, según los investigadores, a través de transferencias realizadas por el ex capitán de BOPE (Batallón de Operaciones Policiales Especiales), Adriano da Nóbrega, ejecutado en febrero, y por su ex asesor Fabrício Queiroz.

Brasil registró en las últimas 24 horas 5.514 nuevos casos de coronavirus y 346 nuevas muertes.

En total, tiene 59.324 casos: 26.107 activos, 4.057 muertos y 29.160 recuperados.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario