Panorama

FEDERICO DALL'ONGARO EN U24

"Biden continúa la política de Obama con Irán pero sorprende con un giro discursivo hacia Rusia"

La reciente escalada de tensiones entre Rusia y USA captaron la atención del mundo estos últimos meses, al igual que la intención de Irán de posiblemente sentarse en la mesa de negociaciones para discutir el Acuerdo Nuclear.

Federico Dall'Ongaro, licenciado en Relaciones Internacionales y docente de la Universidad del Salvador, habló en exclusiva con Urgente24 y nos brindó un análisis sobre la relación de USA con China y Rusia bajo la administración de Joe Biden y el rol de los países latinoamericanos frente a la pandemia mundial.

La política exterior de Biden y su relación con Rusia

- El presidente demócrata sumó ahora como enemigo externo al presidente ruso Vladimir Putin. ¿Por qué se dio esto de manera tan sorpresiva para los medios?

En relaciones internacionales el concepto de amigo-enemigo es cuestionable porque podemos hablar de vínculos más o menos conflictivos en función de los intereses convergentes o divergentes que existan entre esos países. En general, los intereses de los Estados pueden ser estables, hacia una región o un país específico, o pueden ser cambiantes de acuerdo a las circunstancias internacionales. Entonces, lo que sorprendió fue el giro discursivo que se produjo con Joe Biden. El hecho de que haya catalogado a Putin como lo hizo, llamó la atención por la retórica que empleó. Después, en términos de política exterior, las decisiones que se toman son bastante pragmáticas, más allá de que se catalogue a otro país cómo aliado o enemigo. 

- Hay quienes sostienen que el líder demócrata recurre al "enemigo externo" porque le está yendo mal en la economía interna en este contexto de pandemia mundial. ¿Qué hay de verdad en esto? 

En realidad, le está yendo bastante bien teniendo en cuenta que hay un factor común que está afectando a todo el mundo: la pandemia y, en consecuencia, las cuarentenas. Es decir, tuvo una recuperación económica bastante importante. Y algo que me gustaría remarcar es que los países con economías tan diversificadas, como es el caso de Estados Unidos, es decir que no sólo tiene destinado su sector económico a la parte más dura que es la industria sino que tiene una pata en el desarrollo tecnológico, se vuelven “antifragil”. Este concepto, utilizado por el intelectual libanés Nassim Taleb, refiere a que cuanto más diversificadas están las áreas de un sector, en este caso el económico, el hecho de que alguna de ellas se vea afectada no quiere decir que impacte en el todo.

Por otro lado, creo que el gobierno de Biden vio la vulnerabilidad a la que estaban expuestas ciertas áreas durante esta pandemia y lo que hizo fue diseñar una política fiscal para contrarrestar eso

- Con respecto al Acuerdo Nuclear con Irán, ¿Qué estrategias debería adoptar el mandatario estadounidense frente a un país que tiene a sus dos máximos rivales (Rusia y China) como aliados?

En este punto hay una continuidad de la política exterior de Barack Obama. Lo que sí cambiaron son las circunstancias. Es decir, el mundo de hoy en día, y sus dificultades, no son lo mismo que durante la presidencia de Obama. Pero, sí creo que hay una voluntad de todas las partes que integran el Acuerdo 5+1 de llegar a una cooperación. Incluso el régimen iraní está dispuesto a comprometerse en este pacto de no desarrollo de energía nuclear para fines bélicos. La política del presidente predecesor Donald Trump hacia Irán fue funcional a la voluntad en ese momento del país persa de sentarse en la mesa de negociaciones. Cabe recordar que hubo sanciones muy graves hacia los iraníes que repercutieron fuertemente en su economía, entonces la manera en que ellos tienen de contrarrestar las acciones negativas que tomó Estados Unidos es volver a negociar. 

Los intereses de USA en América Latina

- Este endurecimiento de las relaciones con China y Rusia por parte del país norteamericano, ¿Qué significa para América Latina y para Argentina en particular?

América Latina es una más de las regiones donde se disputan intereses entre China, Rusia y Estados Unidos. Esto va unido al “alineamiento”: la manera más directa en la que esto se produce es a través de la creación de necesidades o dependencias en los países de la región. Es decir, encontrar ciertos vacíos en la agenda doméstica de los países de América Latina que pueden ser suplidos por estas tres potencias y generar vínculos de cooperación. Al mismo tiempo, se debe tener en cuenta que la agenda política de la región, respecto a las necesidades que tiene, es como una pirámide invertida: la base, que son las necesidades básicas y el bienestar de la población, están al tope de la agenda. Por lo tanto, Rusia, China y Estados Unidos tienen muchas formas de suplirlas o ayudar a los países. 

- A modo de ejemplo, ¿Dónde debería mirar Biden para contrarrestar la presencia de Rusia y China en la región?

Por ejemplo en circunstancias cómo las actuales, en donde estamos atravesando una pandemia y las necesidades pasan por aprovisionarse de vacunas y generar profesionales capacitados para producirlas, Biden debería contrarrestar esa presencia cooperando en materia de salud con los países de la región.  Especialmente en la producción de conocimiento para incentivar que la ciencia de los países latinoamericanos llegue a producir vacunas. Además, esto genera vínculos perdurables a través del tiempo, en los ámbitos profesional, político y diplomático, basados en estos intercambios que se hacen. 

- Por parte de Argentina y América Latina ¿Qué se puede hacer para tener una mejor relación con la Casa Blanca?

Las necesidades de Argentina para generar bienestar en la región se basan, en este momento, en la cuestión sanitaria y las vacunas. No se debe olvidar, también, que la relación con Estados Unidos es fundamental para la negociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Entonces, para nosotros es primordial la buena relación con el país norteamericano porque tenemos supeditada la agenda económica en gran parte al acuerdo con el FMI y al apoyo de Estados Unidos con respecto a esto. 

- Días atrás el presidente Alberto Fernández habló con el asesor del Consejo de Seguridad Nacional y dos funcionarios enviados por el mandatario estadounidense visitaron nuestro país. Los rumores eran la preocupación de USA sobre una base militar china en Tierra del Fuego ¿Qué posibilidades fácticas hay de que esto suceda?

Estados Unidos, al ser un país cuyos intereses están distribuidos en todas las regiones del mundo, cualquier recepción de información que le genere una preocupación desde el punto de vista estratégico-militar va a tomar acciones. Por otro lado, la factibilidad de que esto se produzca escapa a mi conocimiento porque, primero, hay información entre países a la cual no tenemos acceso y, segundo, no sabemos si nuestro país puede desarrollar esa capacidad tecnológica. Argentina es uno de los escenarios en donde están en disputas intereses de diversa índole: económicos, medioambientales, sanitarios, militares, estratégicos. 

El futuro de América Latina

- Por último y para finalizar, la pandemia por coronavirus puso en jaque a los oficialismos de la región, tanto de izquierda cómo de derecha, ¿hacia dónde cree que va Latinoamérica?

Es una de las pocas circunstancias donde el signo político queda relegado a un segundo plano a la hora de elegir una administración. La manera en la que se atravesó la pandemia y la política sanitaria de cada uno de los países de Latinoamérica junto con la economía es lo que van a ponderar los votantes en un futuro. Es decir, el equilibrio entre la política sanitaria y la economía es lo que va a influir a los electores y va a determinar el rumbo de las presidencias y de las composiciones políticas en la región. Las circunstancias internacionales cambiaron y eso llevó a que algunos países giren hacia la izquierda y otros hacia la derecha. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario