Leído

VENEZUELA

Lujos del socialismo: Hijastros de Maduro compraron una calle en Caracas para poder "vivir tranquilos"

Lun, 11/11/2019 - 8:56pm
Enviado en:
Por Urgente24

Mientras Venezuela sigue sumergida en una profunda crisis a la que no se le ve pronta solución, salen a la luz increíbles excesos de los familiares del presidente Nicolás Maduro. Una investigación periodística del sitio venezolano Armando.info detalló que los hijos de la primera dama de ese país, Cilia Flores, (son hijastros de Maduro) compraron una calle completa que consta de 14 casas para ser ocupadas por toda la familia Gavidia Flores. La calle que compraron no es cualquier calle, sino que está ubicada en una lujosa zona de Caracas y a pocos metros del Fuerte Tiuna, que es la base militar más reconocida de la ciudad y toda Venezuela.

Contenido

En el socialismo de Venezuela los únicos que se encuentran en igualdad de condiciones (de extrema pobreza) son los ciudadanos de a pie, porque mientras que los venezolanos hacen maromas para poder comer al menos 1 o 2 veces al día, y en promedio, 8 de cada 10 personas en ese país han bajado un promedio de 11 kilos por la severa crisis que atraviesan, otro pequeño sector lleva adelante exagerados lujos que solo son posibles de alcanzar si eres parte del círculo rojo de Nicolás Maduro, los militares y la cúpula del Gobierno bolivariano. 

Y es que una investigación periodística de Armando.info se revelaron increíbles detalles de los extravagantes lujos de los hijos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, quien tiene tres hijos de su primer matrimonio:  Walter Gavidia Flores, Yoswal Gavidia Flores, Yosser Gavidia Flores.

Es así como se detalló que los hijastros de Nicolás Maduro adquirieron en Venezuela, específicamente en Caracas, una calle entera para construir su sueño habitacional.

Según el reportaje de investigación, las negociaciones de la compra de la calle, donde habían casas habitadas y otras abandonadas debido a la migración venezolana, empezaron en el 2015, todo mediante gestores que, aprovechando la crisis venezolana y el prácticamente paralizado del negocio inmobiliario, negociaron con los habitantes de ese callejón caraqueño para de a poco, poder comprar las 14 casas que ocupaban la calle de la capital venezolana. 

"Los hijos de Cilia Flores, la Primera Dama de Venezuela -o su Primera Combatiente, según el argot oficial del chavismo-, eran quienes llevaban a cabo esa batida para tomarse toda una calle para ellos solos", detalla la investigación. 

La calle que compraron los hijastros de Maduro se trata de la avenida Laguna de Tacarigua (en Caracas) y fueron adquiridas por un entramado de diversas empresas detrás del cual se asoman, sin camuflar, nombres de allegados a los hijos de Cilia Flores: Walter Jacob, Yosser y Yoswal Gavidia Flores. Además, aseguran que algunos de los mediadores para la compra de la calle han sido señalados abiertamente como testaferros de los hermanos Flores Gavidia e incluso tienen un proceso penal en el sur de Florida (USA).

"Vecinos que hablaron con Armando.Info a condición de la reserva de sus nombres, confirmaron que en una de las quintas que cambiaron de dueño, la #599 según la numeración catastral de la calle, vive Walter Gavidia Rodríguez, exesposo de Cilia Flores (primera dama venezolana), también exrepresentante del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) al Parlamento Latinoamericano y expresidente de la estatal Fundación Negra Hipólita", detalla el reportaje. 

Y siguen: "Otra quinta, la #335, diseñada en 1961 por el arquitecto venezolano Jesús Tenreiro y declarada Bien de Interés Cultural por el Municipio Baruta (Venezuela), se destinó al alojamiento del personal de escolta de los hermanos Gavidia Flores".

"Son algunos de los detalles más caprichosos de este proyecto de cohousing, un emprendimiento de por sí extravagante y todavía más en la Venezuela del descalabro socioeconómico, que en silencio los hijastros del presidente Nicolás Maduro adelantaron durante cuatro años hasta completarlo con éxito", sentencian los periodistas. 

Actualmente no están ocupadas todas las 14 quintas. Hay varias en obras de remodelación. 

"La avenida Laguna de Tacarigua (Caracas) dejó de ser tranquila y discreta para convertirse en una especie de refugio vigilado e impenetrable. Bulle un trajín de obreros que comienza cerca de las siete de la mañana y finaliza a las seis de la tarde; suele haber escoltas afuera junto a la garita, entre motocicletas de alta cilindrada y camionetas blindadas, y un cono anaranjado siempre está atravesado en la entrada cuando la reja está abierta. No puede pasar cualquiera, ni en carro ni a pie. Hay que identificarse antes y citar buenas razones para estar allí". 

Para acceder al reportaje completo haz click acá.