Leído

EL CUADRO QUE DIVIDE A MÉXICO

Zapata desnudo y con tacos, montando un caballo con el pene erecto

Mie, 11/12/2019 - 10:13pm
Enviado en:
Por Urgente24

El símbolo de la Revolución mexicana fue retratado por un artista y revivió una vieja polémica: ¿el "Caudillo del Sur" era bisexual? Hubo enfrentamientos entre grupos de campesinos y activistas LGBT en la puerta del museo donde está expuesta la pintura, en el marco de una muestra que conmemora los 100 años del asesinato de Emiliano Zapata.

Contenido

Desnudo, con tacos (con una pistola en la punta del zapato). Con el clásico sombrero y bigote de estilo mexicano y la bandera de México enredada en su torso y su brazo. Montando un caballo blanco muy bien dotado y con el pene erecto.

Así retrató el artista Fabián Cháirez al líder militar y campesino, símbolo de la Revolución mexicana, Emiliano Zapata. Y revivió una vieja polémica entre los historiadores de México: ¿el "Caudillo del Sur" era bisexual?

Según el escritor, Samuel Brunk, autor de "Emiliano Zapata: Revolution & Betrayal in Mexico", Zapata era bisexual y allende conquistar a cuanta mujer se cruzaba en su camino, amó a 2 hombres que marcaron su vida. Uno de ellos habría sido Manuel Palafox, un militar abiertamente homosexual. Es importante destacar que se trata de puras especulaciones; nada de esto ha sido comprobado.

Palafox, según Brunk, estuvo a punto de ser fusilado por ser tan "peculiarmente afeminado" pero Zapata lo salvó y convirtió en su asistente, secretario y, según la versión, pareja. Otro autor, Alejandro Sánchez, citó el romance que se especuló entre Zapata e Ignacio de la Torre y Mier, el yerno del presidente Porfirio Díaz.

Las comunidades LGBTQI+ de México mantienen al caudillo entre sus íconos más representativos (en un país profundamente machista), explica el portal Vix.

A los descendientes de Zapata, sin embargo, no les hizo ninguna gracia el cuadro de Cháirez, a quien demandaron por "desvirtuar" su imagen.

El cuadro está expuesto actualmente en el Museo del Palacio de Bellas Artes, en ciudad de México, y además de haber suscitado polémica, provocó auténticos enfrentamientos.

Unos 200 campesinos bloquearon el acceso al museo, exigiendo el retiro de la obra, que está exhibida en el marco de una exposición para conmemorar los 100 años de su asesinato.

Integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC) aseguran que no se moverán de la entrada del museo hasta que la obra sea retirada.

Sin embargo, en la puerta también había activistas de la comunidad LGBTI que defienden la obra de Cháirez. Según TN, ambos grupos se encontraron y los campesinos empujaron y agredieron a los activistas.

La Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura condenaron en un comunicado "cualquier acto de violencia que vulnere los derechos humanos, las libertades de expresión y la creación, porque ellas constituyen la forma más profunda de nuestra democracia".