Leído

"VIGILANCIA PERMANENTE"

Snowden: de fanático de la tecnología a denunciante y protector de la democracia

Lun, 23/09/2019 - 7:19pm
Enviado en:
Por Urgente24

Como ya informó Urgente 24, el informático, Edward Snowden, publicó su libro autobiográfico: Vigilancia Permanente. En el mismo no solo habla de su vida como prófugo, su adolescencia y niñez, es decir su vida antes de ser uno de los hombres más famosos y más buscados por el gobierno de Estados Unidos, sino que también hace una reflexión sobre qué son los sistemas, cualquier tipo, como funcionan las instituciones políticas de Estados Unidos, y de las personas que son trabajadores públicos, como en algún momento lo fue él.

Contenido

Edward Snowden fue nada más y nada menos que el hombre que llevo adelante una de las filtraciones de documentos secretos más grandes de la historia de Estados Unidos, y del mundo. El mismo, como trabajador público del gobierno y como experto en informática, cada día se quedaba después de horario en el trabajo para copiar documentos confidenciales de los servidores de la entidad a una memoria SD, que luego escondía en un cubo Rubik. Aunque muchos se preguntan: ¿cómo hizo un aficionado por los videojuegos y trabajador público, para convertirse en un denunciante?

Desde la revista de tecnología, WIRED, extrajeron un segmento del libro de Snowden que empieza diciendo que a los 22 años, cuando ingresó al departamento de inteligencia estadounidense, no tenía ningún tipo de convicciones sólidas, ni nada que defender fervientemente, apenas si tenía los valores que había heredado de su familia, Sin embargo todo cambio en su mundo cuando ingresó al sistema gubernamental.

Antes de continuar recordemos que Snowden abandonó Estados Unidos en 2013 tras haber hecho público, a través del diario The Guardian y The Washington Post, documentos de la Casa Blanca que revelaban como mediante programas de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés), el gobierno norteamericano espiaba a sus ciudadanos. Desde ese momento que es prófugo de Washington y por eso actualmente vive en Rusia mientras escapa de todo lo que se puede significar para él volver a Estados Unidos. Es más, luego de la publicación de su libro y la difusión en los medios de comunicación, desde la Casa Blanca demandaron al informático.

En el extracto publicado por WIRED, Snowden hace una reflexión con respecto a todos los trabajadores públicos que muchos no conocen, o no tienen en cuenta, o simplemente tienen una imagen estereotipada de ellos sin saber realmente que tipo de personas hay dentro de las instituciones políticas. En principio explica que la fuerza laboral gubernamental está compuesta por casi 3 millones de personas, cuya única labor es ayudar al funcionario elegido, a llevar adelante su administración. Y no importa si son demócratas o republicanos, "las administraciones van y vienen, porque n última instancia trabajan para el propio gobierno, proporcionando continuidad y estabilidad centrales del gobierno", explica Snowden. 

Aunque a él algo lo movió para ir en contra de ese labor de lograr mantener el statu quo, es decir que nada se salga del orden, ya que si el gobierno funciona bien escondiendo secretos, ¿por qué darlos a conocer? Eso es lo que piensan muchos de los trabajadores de entidades públicas. pero no fue su caso, y por lo que cuenta en el libro uno de los puntos de inflexión en su vida fue el día del atentado a las Torres Gemelas y su alistamiento en el Ejército. "El bien y el mal estaban claramente definidos e incuestionables", dice en su libro.

"La tecnología de las comunicaciones tenía la posibilidad de tener éxito donde la tecnología de la violencia había fallado. La democracia nunca podría imponerse a punta de pistola, pero tal vez podría sembrarse por la propagación de silicio y fibra", explica Snowden en su libro al relatar como fue su vida al regresar de servir militarmente.

Es por eso que cuando apareció el Internet como lo conocemos hoy en día, a principios del 200, claro sin las redes sociales y el concepto de multiplataforma y redes sociales que tenemos hoy, el norteamericano se comenzó a preguntar de que forma el Internet podría contribuir a la democracia, teniendo en cuenta que uno de las principales objetivos de este era el valor democrático de libre acceso a la información. Sin embargo, hoy la describe como: "La anarquía más agradable y exitosa que he visto".

Aunque claro el concepto de democracia no duró para siempre, porque muchos vieron un instrumento de difusión en Internet, entre esas personas estaban las empresas, que comenzaron a cobrar por el acceso, y los propios gobiernos. Sin embargo la idea continuaba siendo excitante. "Estamos creando un mundo al que todos pueden ingresar sin privilegios o prejuicios según la raza, el poder económico, la fuerza militar o la estación de nacimiento. Estamos creando un mundo donde cualquiera, en cualquier lugar, pueda expresar sus creencias, sin importar cómo singular, sin temor a ser forzado al silencio o la conformidad ", explica Snowden como si fuera la Constitución de Internet.

Pero esto se corrompió en un momento, y Edward lo veía desde adentro. Esta grieta que se comenzó a formar podía verse como algo normal, o como una falla en el sistema, ya que un sistema, cualquiera que sea, solamente funciona bien si todas las piezas cumplen su función, no se salen de lo normal. Es así que si alguien abusa de ello, no habrá forma de recuperarla, y eso fue exactamente lo que paso con Internet y con el sistema de gobierno de Estados Unidos que estaba lo suficientemente corrompido como para que un hombre, y muchos otros ingresen al sistema y copien los datos.

"Terminé mi tiempo en inteligencia convencido de que el sistema operativo de mi país, su gobierno, había decidido que funcionaba mejor cuando estaba roto", explica Snowden en su libro en relación a como lo que comenzó siendo algo perfecto y ordenado, algo que él admiraba, termino siendo una de las mayores decepciones de su vida, la cuál denunció y a lo grande.