Global

RELIGIÓN VS. SECULARIDAD

Polémico proyecto de ley en Dinamarca para prohibir la circuncisión

No es el primer esfuerzo en Europa por proscribir la práctica. Judíos, musulmanes y cristianos se unen para ponerle un freno, citando las libertades religiosas. Quienes se oponen a la circuncisión plantean, entre otros puntos, que viola los derechos de los niños.

El Parlamento de Dinamarca está por tratar un proyecto de ley para prohibir la circuncisión que no sea por motivos médicos.

El debate se dará en la próxima sesión, tras haber sido propuesto por Simon Emil Ammitzboll-Bille, exministro del Interior y líder de izquierda del país.

Tras el debate, el Parlamento votará para decidir si transforma el proyecto en ley, o no.

"No creo que cortar a niños pequeños deba ser legal por una ceremonia religiosa", escribió Ammitzboll-Bille en Facebook. "Esa es mi postura de principios. Que el cuerpo de una persona le pertenece y que los hombres jóvenes deberían poder decidir si quieren ser circuncidados. Es por eso que estoy a favor de introducir un límite de edad de 18 años para la circuncisión que no sea por razones médicas."

Grupos judíos, musulmanes y cristianos, entre otros, ven a la circuncisión como una libertad religiosa básica.

El de Dinamarca no es primer intento en un país europeo por prohibir la circuncisión.

Se trata de un asunto candente que ha aparecido en varios países y contra el que se suelen unir musulmanes y judíos, que tienen la percepción común de que la cultura secular pone en peligro el derecho a practicar su religión.

Los esfuerzos han sido liderados por una mezcla de personas que apelan a las libertades individuales y grupos de derecha que dicen defender la cultura local.

En 2018, un proyecto de ley que prohibía la circuncisión a menos que no fuese por razones médicas fue introducido en Islandia, pero tuvo que ser desechado por el rechazo que generó a nivel internacional.

Quienes defienden la prohibición de la circuncisión suelen compararla con la mutilación genital femenina, argumentando que ambas deberían ser tratadas de la misma manera.

Pero, explica el Business Insider, la mutilación genital femenina es dolorosa durante años mientras que la circuncisión no.

La mutilación genital femenina es practicada con el objetivo de limitar o destruir el deseo sexual femenino mientras que la circuncisión no tiene nada que ver con eso.

El otro argumento en contra sostiene que la circuncisión viola los derechos del niño, tal como plantea el político danés.

Para Henri Goldstein, presidente de la Comunidad Judía de Dinamarca, la medida representa "la peor amenaza desde la Segunda Guerra Mundial." 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario