Global

DEL ANIMAL AL HOMBRE

La ONU advierte que por la destrucción de los hábitat, habrá cada vez más enfermedades zoonóticas

"La ciencia dice claramente que si seguimos explotando la vida silvestre y destruyendo nuestros ecosistemas, entonces podremos esperar un flujo contínuo de estas enfermedades saltando de los animales a los humanos en los años que vienen", aseguran desde el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Un nuevo informe de las Naciones Unidas ha alertado que más enfermedades serán transmitidas de los animales a los hombres (tal como el caso de la actual pandemia del COVID-19, que se cree que probablemente se originó en murciélagos), al tiempo que se destruyen los hábitat naturales de estas especies.

Las causas de esta destrucción van de la explotación de la fauna silvestre a las prácticas agricultoras insostenibles, pasando por el cambio climático.

Estos patógenos, conocidos como enfermedades zoonóticos, incluyen, además del coronavirus, al Ébola, el MERS, el HIV/Sida, y el Virus del Nilo Occidental.

Según el informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUM), estos patógenos han estado apareciendo con cada vez más frecuencia debido al "estrés" que causan los humanos a los hábitat de los animales.

El informe, titulado "Previniendo la próxima pandemia: las enfermedades zoonóticas y cómo romper la cadena de transmisión", identifica 7 tendencias que impulsan la creciente aparición de la zoonosis, como la mayor demanda de proteína animal, el aumento de la agricultura intensiva e insostenible, la explotación de la vida silvestre y la crisis climática.

"La ciencia dice claramente que si seguimos explotando la vida silvestre y destruyendo nuestros ecosistemas, entonces podremos esperar un flujo contínuo de estas enfermedades saltando de los animales a los humanos en los años que vienen", dijo Inger Andersen, director del organismo a cargo del informe.

Andersen recomendó una mayor inversión en investigación de enfermedades zoonóticas para prevenir la cuarentena global que hemos experimentado.

"La gente contempla la pandemia de influenza de 1918-1919 y piensa que esos brotes suceden una vez en un siglo", dijo Maarten Kapelle, líder de asesoriamiento científico de UNEP. "Pero eso ya no es así. Si no restauramos el equilibrio entre el mundo natural y el humano, estos brotes serán cada vez más prevalentes."

Según el informe, cada año mueren 2 millones de personas por enfermedades zoonóticas desatendidas, principalmente en países de bajos y medianos ingresos.

El informe destaca la respuesta que ha tenido África, continente que se ha visto sacudido por una serie de epidemias zoonóticas tales como el Ébola, frente a estas.

"Para prevenir futuros brotes, los países deben conservar los hábitat naturales, promover la agricultura sustentable, fortalecer los estándares de seguridad alimenticia, monitorear y regular los mercados alimenticios, invertir en tecnología para identificar potenciales riesgos y detener el intercambio ilegal de vida silvestre", dijo el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario