Leído

INVESTIGACIÓN EN CONJUNTO

Atención turistas: El régimen chino ahora también controla viajeros al instalar una app en sus celulares

Mar, 02/07/2019 - 8:07pm
Enviado en:
Por Urgente24

El gobierno chino volvió a hacerlo y se impuso sobre las libertades de los ciudadanos, pero esta vez no solo atenta contra su población sino contra los turistas. Esta es la conclusión a la que llegaron The Guardian junto a sus socios y gigantes periodísticos internacionales, The New York Times y Vice en un informe que asegura que la policía fronteriza instala secretamente una aplicación en los celulares visitantes para extraer sus datos.

Control fronterizo en China
china app.jpg
Contenido

Este martes 02/07, 3 de los medios más prestigiosos del mundo como lo son The Guardian, The New York Times y Vice, publicaron una investigación con respecto a las prácticas de control que lleva adelante el gobierno chino para extraer datos de los celulares de los turistas que llegan todos los días a China. 

Los guardias en las fronteras toman los celulares e instalan secretamente una aplicación que extrae todo tipo de información desde los celulares extranjeros, entre esas cosas acceden a correos electrónicos, mensajes de texto y de Whatsapp y contactos. Esto demuestra que el control del régimen de Xi Jingping ya no solo contempla a los propios ciudadanos chinos, que ya son demasiados, sino que también lo hacen sobre visitantes. 

Recordemos que esta no es la primera vez que China utiliza la tecnología y las aplicaciones para tener a la sociedad bajo control, ya que en abril se dio a conocer la instalación de cámaras de reconocimiento facial, supuestamente por cuestiones de seguridad.

Sin embargo detrás se escondía la caza de disidencias, como los uigures  un grupo étnico que vive en las regiones del noroeste de la República Popular China, principalmente en la Región Autónoma Uigur de Sinkiang(a 600 kilómetros de la capital), el único problema es que son musulmanes y eso no es compatible con las ideas ni con las preferencias del gobierno de Xi Jinping y del Partido Comunista. Ahí es en donde funciona la nueva tecnología controladora

Otro de los famosos ejemplos fue la aplicación "Estudiando la gran nación", un aparato propagandístico que impacta en todos los niveles de la vida ciudadana para que mediante juegos, noticias y lectura de libros pueda promover su imagen y la del partido y así controlar la ideología de su población y evitar opositores.

En el caso de estas nuevas tecnologías fronterizas son hasta impuestos a turistas, quienes se quejaron reiteradas veces por no ser avisados de los nuevos controles. Aunque para los que concurren la frontera Irkeshtam, en la región de Xinjiang es algo común y de rutina el estar controlados por las autoridades del partido. 

Según explican las investigaciones, en el caso de recibir celulares iPhone es algo más difícil acceder a los datos como buen producto norteamericano, por eso se conectan a una máquina que supuestamente escanea el contenido del teléfono. Aunque los Android, se desbloquean al instalar una app que de igual forma analiza el contenido y recopila datos.

El uso de la aplicación salió a la luz después de que los viajeros llevaran su teléfono a los periodistas en Alemania que contactaron a un grupo de analistas  de la Universidad del Ruhr de Bochum y la empresa alemana Cure53  y periodistas para descubrir el diseño y el objetivo de la app: robar información.

"Es altamente alarmante en un país donde descargar una aplicación o un artículo noticioso equivocado te podría llevar a un campo de detención", explicó Edin Omanović, del grupo Privacy International, la ONG británica que vigila las invasiones de privacidad de los gobiernos. 

"Este es otro ejemplo de por qué el régimen de vigilancia en Xinjiang es uno de los más ilegales, omnipresentes y draconianos del mundo. Los sistemas de monitorización modernos se aprovechan de esto para construir una imagen detallada pero defectuosa de la vida de las personas. Las aplicaciones, plataformas y dispositivos modernos generan enormes cantidades de datos que la gente probablemente ni siquiera conoce o cree que ha borrado, pero que todavía se pueden encontrar en el dispositivo", concluyó.