Leído

ANÁLISIS BLOOMBERG

Europa, país por país: No hay correlación entre cuarentenas estrictas y menos muertos por COVID-19

Jue, 21/05/2020 - 1:07pm
Enviado en:
Por Urgente24

En Europa, se pueden delimitar 3 grandes grupos de países, según la cantidad de muertos que tuvieron por coronavirus. No necesariamente los que aplicaron cuarentenas más rígidas corresponden al grupo de menos muertos. El análisis de Bloomberg muestra que no se comprueba relación entre el aislamiento obligatorio "draconiano" y menos fallecimientos por COVID-19.

Contenido

En este momento en el que los países europeos están en proceso de reabrir sus economías, Bloomberg trae un interesante análisis sobre los resultado que dieron las cuarentenas en la contención de la pandemia. ¿Las cuarentenas más estrictas coinciden con los países que tuvieron menos muertes? No.

Algunos países, tales como España e Italia, implementaron cuarentenas prolongadas y estrictas que comenzaron cuando se dispararon las infecciones. Otros eligieron un enfoque mucho más laxo: el caso paradigmático de esto es Suecia, criticado por algounos y alabado por otros.

El caso sueco ha sido citado por el presidente argentino, Alberto Fernández, como un paradigma negativo. Tras ello, el epidemiólogo sueco, Johan Giesecke, quien diseñó el modelo de respuesta de ese país ante el COVID-19, explicó que considera que los cuarentenas son "inútiles" porque "cuando contemos los muertos por COVID-19 en cada país de aquí a 1 año, las cifras serán parecidas, sin importar las medidas tomadas."

Está dentro de una lista de especialistas que opinan que el virus seguirá su curso se haga lo que se haga. Otro epidemiólogo, Knutt Wittkowski, fue más allá y dijo que las cuarentenas no solo son inútiles, sino que podrían ser contraproducentes, ya que se basan en la idea de aplanar la curva de los contagios (misma cantidad de contagios más distribuidos en el tiempo) y esto hace más difícil proteger a la población verdaderamente vulnerable ante el COVID-19: los adultos mayores con comorbilidades, especialmente en geriátricos.

Otros epidemiólogos sostienen la cuarentena como la única manera de evitar que los sistemas de salud de los países colapsen y haya muertes por COVID-19 que podrían haberse evitado.

Pero volviendo al análisis de Bloomberg sobre los países europeos, la "rigidez" de las cuarentenas no es el único factor analizado. También hay que contemplar en qué momento de la crisis se iniciaron las medidas severas: Portugal y Grecia eligieron cerrarse cuando los casos eran todavía relativamente bajos. Francia y Reino Unido, en cambio, se tomaron más tiempo para iniciar las medidas restrictivas.

El gráfico a continuación mide la severidad de las restricciones de cada país, en base al trabajo hecho por la Escuela Blavatnik de Gobierno, de la Universidad de Oxford, que analiza las medidas tomadas y cuán rigurosas han sido. Es importante destacar que hay un factor que el gráfico a continuación no contempla, que es cuán estrictamente fueron cumplidas las órdenes del gobierno. Ese factor pudo ser decisivo para el desenlace y para evaluar los resultados de cada cuarentena. Aún así, sin contar con esa información, los datos que sí fueron contemplados por el estudio (las medidas tomadas por los gobiernos), pueden ofrecernos una idea amplia del nivel de restricciones en el contacto social en cada país.

BloombergEl gráfico, diseñado por Bloomberg en base a datos de la Escuela Blavatnik de Gobierno, muestra en azul oscuro a los países que aplicaron medidas más estrictas. Casi todos se endurecieron cuando la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia (el momento está representado por la línea negra, situada entre marzo y abril, que atraviesa el gráfico de arriba hacia abajo).

Ahora veamos este otro gráfico, que analiza la mortalidad en cada país, en comparación con su tendencia habitual:

bloomberg

Este segundo gráfico, también producido por Bloomberg en base a datos de EuroMOMO, muestra poca correlación entre la severidad de las restricciones de un país y si pudo contener las muertes en exceso, producidas por la pandemia.

En grandes términos, emergen 3 grupos en Europa: 

  • El primer grupo, incluyendo al Reino Unido, Países Bajos y España, experimentaron alta mortalidad en exceso.
  • El segundo grupo, que incluye a Suecia y Suiza, sufrieron más muertes que lo usual, pero significativamente menos que el primer grupo.
  • El tercer grupo incluye a los países en los que las muertes se mantuvieron dentro de los parámetros normales, tales como Alemania y Grecia.

Lo que se observa es que la estrictez de las medidas aplicadas por un país tienen poco que ver con en cuál de los 3 grupos figura.

Alemania, por ejemplo, tomó medidas mucho más suaves que Italia y fue mucho más exitosa en contener el virus.

Según Bloomberg, otra conclusión es que más importante que la severidad de las medidas es cuándo y cómo fueron aplicadas.

La preparación temprana, así como la abundancia de recursos sanitarios, fueron suficiente para que muchos países pudieran evitar cuarentenas extremadamente severas.

Alemania, con mejor testeo y posibilidad de rastrear contagios que sus vecinos, así como más capacidad en las unidades de terapia intensiva, pudo costear el mantener su economía un poco más abierta.

Grecia, al actuar temprano y con resolución, parece haber podido evitar lo peor, al menos hasta ahora.

Por último, Bloomberg concluye que -por supuesto- los países con las cuarentenas más estrictas son los que se espera que sufran más económicamente, aunque tampoco está claro cuánto beneficio económico tendrán aquellos países con enfoques más laxos en comparación, dada la economía integrada y orientada hacia el comercio que prima en Europa.