Leído

BANCO DE ESPAÑA

"Riesgo sistémico" si Google, Facebook, Amazon y Apple se hacen bancos

Mie, 18/09/2019 - 1:42pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Las autoridades financieras nacionales y multilaterales se encuentran preocupadas por el desembarco de Google, Facebook, Amazon y Apple -las llamadas bigtech- en el sector bancario. Sin embargo, nunca una autoridad se había empeñado contra la innovación tal como sucedió ahora con el Banco de España, que reclamó una actuación supervisora "adecuada" a las circunstancias.

Contenido

¿Se encuentran los grandes bancos detrás de la ofensiva por supuesto monopolio que los gobiernos realizan contra Facebook, Amazon, Google y Apple?

¿Acaso se sienten tan amenazados y procuran erosionar a las empresas digitales que no aceptaran establecer alianzas estratégicas tal como sí está ocurriendo en la industria automotriz?

Coincidencia o casualidad: la Federal Trade Commision (FTC, que protege al consumidor); el Departamento de Justicia (leyes antimonopolio); el Comité de Justicia del Congreso (el Legislativo) y 48 estados –solo faltaría California (donde hay mucha tecnología) y Alabama (donde no la hay)– investigan si Alphabet, la empresa holding que contiene a Google y YouTube, abusa de su posición de dominio, expulsa jugadores del mercado y no deja entrar a los nuevos.

La investigación sobre Google se ha extendido a Apple, Amazon y Facebook.

Desde el punto de vista jurídico estadounidense, el presunto abuso de posición dominante en los mercados en que operan estas empresas pondría en peligro la libertad de elección del consumidor. 

El concepto es el de Joseph Alois Schumpeter en su obra "Capitalismo, socialismo y democracia" (1942): “el capitalismo deriva en la formación de monopolios y oligopolios”. Pero se acostumbra desconocer que Schumpeter también expuso la tesis de la “destrucción creativa del capitalismo”.

En 1982, el Gobierno estadounidense desestimó todos los casos antimonopolio contra IBM que se habían presentado en 1968. 

En 1974 fue el turno de AT&T, que derivó en un decreto de consentimiento de 1982, que dividió a la corporación en 6 empresas, las llamadas Baby Bellsla mano oculta del mercado” (Adam Smith; en "Riqueza de las Naciones") aunque, al final de cuentas, AT&T y Verizon (una Baby Bell que se llamaba Bell Atlantic) triunfen con la tecnología de telecomunicaciones móviles, ámbito que pocos previeron en el momento del desmembramiento (1982). 

Microsoft se enfrentó a acusaciones similares de abuso de posición de dominio. Bill Gates logró que Microsoft, que llegó a tener una cuota de mercado del 90%, sin embargo no fuese fragmentada por el Estado. Voluntariamente anunció que su buscador de internet, Explorer, indisolublemente unido a Windows y gratuito, permitiría la competencia que le había negado a Netscape. El mercado fue a Chrome, de Google, que comenzó como imitación de Firefox, de Mozilla.

Así, el mercado acotó el poder de Microsoft, y surgieron tecnologías superadoras, ante el nuevo giro que tomó la industria digital.

Google, Facebook, Apple y Amazon obtienen una inmensa cantidad de datos de millones de personas. Con big data e inteligencia artificial pueden hacer ofertas personalizadas a los consumidores y es el concepto de "abuso de posición dominante" que le pasan otros negocios. ¿Los grandes bancos se encuentran entre estos adversarios?

El sector TIC estadounidense emplea 12 millones de personas sólo en USA. Apple, Amazon, Google y Facebook emplean juntos 11 millón de trabajadores en el mundo. Y hay otras empresas muy importantes que no son estadounidenses....

Banco de España

Margarita Delgado, la subgobernadora del Banco de España, ha establecido un paralelismo entre las bigtech y los bancos de importancia sistémica mundial y ha asegurado que "sin una supervisión adecuada, este tipo de modelos de negocio, en los que los intermediarios no asumen responsabilidad alguna respecto al buen fin de las transacciones, pueden acarrear riesgos sistémicos, como tuvimos la desgracia de comprobar con el estallido de la crisis financiera".

Durante su intervención en el "II Foro Banca: Retos de la Digitalización de la Banca", organizado por el matutino El Economista español, Delgado ha dejado clara su "creciente preocupación" por la irrupción de nuevos competidores digitales -especialmente esas cuatro grandes corporaciones- en el entorno financiero tradicional y ha hecho hincapié en los riesgos que pueden conllevar.

"Una de nuestras mayores inquietudes tiene que ver con la falta de competencia y el nivel de concentración que pudiera derivarse de una mayor presencia de las bigtech", ha asegurado. Aunque en principio podría pensarse que su presencia en el mercado podría introducir mayor dinamismo, "pueden imaginarse escenarios en los que la consolidación de la posición de dominio de las bigtech en los servicios financieros amenace la posibilidad de rivalidad efectiva", ha explicado.

Delgado también ha subrayado los peligros que suponen para la privacidad y la protección de los datos financieros de los clientes, uno de los puntos claves de la digitalización del sector. Esos datos permiten conocer los hábitos de consumo de los clientes y adaptar de manera muy personalizada los productos que le ofrecen, con la distorsión del mercado que eso supondría. 

"La utilización de este tipo de información combinando técnicas estadísticas alternativas a las tradicionalmente empleadas puede alterar la forma en la que se prestan ciertos servicios financieros, como la concesión de crédito. Potencialmente, la acumulación de esta información en pocas plataformas tecnológicas puede colocarlas en una situación de ventaja competitiva en la prestación de una amplia gama de servicios, entre ellos los financieros", dijo Delgado.

Por todo ello, el Banco de España considera necesario establecer unas reglas homogéneas e iguales para todos los competidores del mercado, algo que llevan reclamando las grandes entidades tradicionales desde hace tiempo.

"Cabría plantearse si, al igual que ha sucedido con la banca y los datos de transacciones de pago, debería también regularse la posibilidad de que, previo consentimiento, otras empresas puedan acceder a esta información para equilibrar así la situación de partida", ha insinuado la funcionaria.

Delgado también ha incidido en la importancia de llevar a cabo una actividad de supervisión y regulación coordinada a nivel internacional para garantizar un entorno competitivo equilibrado, "de manera que riesgos similares derivados de actividades similares estén sujetos a las mismas reglas, independientemente de cuál sea el proveedor".

Ella también se ha mostrado tajante al hablar de Libra, el proyecto liderado por Facebook que va mucho más allá del ámbito de las criptomonedas. De él, la subgobernadora ha asegurado que "podría llegar a convertirse en un elemento desestabilizador de la economía" debido a las muchas y muy desconocidas implicaciones que tiene.

En su análisis, Libra plantea una serie de riesgos que van desde el ámbito más particular hasta el panorama macroeconómico. "Sobresalen las cuestiones relativas a la protección de los consumidores" y la salvaguarda de la privacidad. "No podemos olvidar que la historia reciente de uno de sus promotores no se ha caracterizado, precisamente, por explotar de modo cuidadoso los datos personales", ha dicho en una referencia clara a Facebook y escándalos como el de Cambridge Analytica.

La subgobernadora del Banco de España también ha aludido a los interrogantes que plantea sobre el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo. "Resulta problemático detectar anticipadamente conductas delictivas, cuando las transacciones internacionales se pueden ejecutar con tanta rapidez", ha dicho al respecto-, sobre la estabilidad del sistema financiero o sobre la política monetaria entre otros. "Las potenciales consecuencias son de tal magnitud que debemos mantener todo tipo de cautelas mientras persista alguna duda".