Leído

AARON SORKIN EN NETFLIX

"El Juicio de los 7 de Chicago": el docudrama sobre el caos de los 60' que grita 2020

Lun, 19/10/2020 - 7:44pm
Enviado en:

¿Cuántos docudramas sobre los 60'/70' se hicieron ya en Hollywood? Incontables. Aunque la pluma de Aaron Sorkin en lo nuevo de Netflix: "El Juicio de los 7 de Chicago", vino a darle un destello de espectacularidad a la realidad política de aquel entonces. Al tiempo que logra provocar una reflexión sobre los escenarios actuales alrededor del mundo donde la democracia sigue en cuestionamiento, los estallidos sociales son una realidad y la justicia no es tan justa como debería.

"El juicio de los 7 de Chicago", lo nuevo de Aaron Sorkin en Netflix.
sork.jpg
"El juicio de los 7 de Chicago", lo nuevo de Aaron Sorkin en Netflix.
Contenido

A falta de cine, Netflix se está quedando con algunos estrenos que tienen muchas oportunidades para los premios Oscars 2021. Esto mismo sucedió con "El Juicio de los 7 de Chicago", lo nuevo de Aaron Sorkin que refleja el caos que significó las décadas de 1960 y 1970 en el mundo, especialmente en Estados Unidos donde los movimientos que le hacían frente al status quo conservador de post guerra, tomaban las calles a diario pidiendo por derechos. Mientras que los cargos políticos estaban concentrados en hacer la guerra y mostrar al país como la gran fuerza de Occidente. 

¿Acaso les hace acordar a la actualidad? Por lo menos parcialmente. Lejos está el 2020 de parecerse a 1968 pero lo que si es similar es que la violencia y la desigualdad domina las calles y la política. La película de Sorkin está pensada al estilo Hollywood, es decir: hacer de un docudrama, un gran espectáculo, con las palabras correctas, personajes definidos, estereotipados y exagerados y un ritmo que no deja descansar al espectador. Esto puede ser algo muy difícil de lograr pero estamos hablando de Sorkin, quien logró hacer la primer gran sitcom de política (The West Wing) y explicar el negocio de Facebook en tan solo las primeras frases de "The Social Network". 

"El Juicio de los 7 de Chicago" se centra en un hecho específico alrededor del mundo de historias que ofrece la era de 1960, la Guerra de Vietnam, Nixon, las feministas y los hippies. El mismo es el caso judicial que se abrió contra 8 personas luego de las potestas en la Convención Demócrata de 1968 en Chicago, antes de que el partido elija a Hubert Humphrey como candidato para enfrentarse al republicano, Richard Nixon. En ese momento Vietnam ya era una realidad hace tiempo, Martin Luther King había sido asesinado y la violencia policial se sentía todos los días en las calles. 

Entre los líderes de las protestas se encontraban: Tom Hayden, uno de los fundadores de Estudiantes por una Sociedad Democrática, los Yippies Abbie Hoffman y Jerry Rubin, y Bobby Seale, líder del Partido Pantera Negra. Aunque a este último finalmente se le abrió una causa aparte ya que su presencia poco tenía que ver con lo ocurrido sino más bien con un acto de discriminación. Cada uno de los personajes está perfectamente definido por Sorkin: todos tienen un objetivo en común pero a la vez sus propios ideales y formas de acción. Este es uno de los factores mejor reflejado por el autor.

A su vez, lo interesante de la aproximación de Sorkin es que si bien en primer lugar es una película sobre un juicio, es al mismo tiempo una acusación al sistema judicial de entonces y de ahora. Donde hacer de una revolución un gran show y un juicio político parece ser correcto, y la represión policial está justificada a toda costa. Donde la "ley el orden" como dice Donald Trump se superpone a la libertad de expresión. Y donde la sed de cambio, frustración y enojo de una parte de la sociedad lleva a salir en masa a las calles sin medir las consecuencias.

"I have never been on trial for my thoughts before", dice Abbie Hoffmann interpretado por Sacha Baron Choeh quien junto a Jeremy Strong (atentos fanáticos de Succession con esta performance del favorito Roy), hacen un trabajo excepcional d{andole una pizca de comedia a todo el drama. Y esta frase es una de las cosas que más se quedó en mi mente: tal como seguramente lo anticipó Sorkin. Libertad de pensamiento, esa es la base de todo. Somos seres humanos, si pensamos, lo sentimos, si sentimos necesitamos expresarlo, ¿pero que sucede cuando mis ideas solo tienen que quedar para mi? Caos. 

Es así que surge la pregunta que circula desde fines de 2019 en el mundo si es que se prestó atención a las noticias: ¿qué lugar tienen las autoridades policiales en la sociedad? Son las que asfixian a un ciudadano afroamericano y reprimen en América Latina tras protestas? ¿O velan por la seguridad de los ciudadanos? Aaron Sorkin elige dejarlo a libre interpretación porque si bien muestra a la justicia como cómplice del gobierno y de la violencia, la posición que toma es política y respecto a la Guerra de Vietnam, no exactamente hacia los disturbios.