Vida Sana

CUERPO TONIFICADO

Cómo adelgazar la grasa del abdomen: 6 formas efectivas

Es normal que durante la cuarentena hayamos subido unos kilos debido al brusco cambio de hábitos que tuvimos que enfrentar. La grasa más difícil de perder es la del abdomen, pero no es imposible: con un poco de esfuerzo en las comidas y hacer deporte, sin extenuarse, será lo ideal para decirle adiós.

Para contrarrestar los efectos que ha hecho la cuarentena en el cuerpo, nada mejor que comenzar un plan integral para cambiar la figura. Las visitas más habituales a la heladera, alimentación menos sana y menos práctica de ejercicio han cambiado un poco las formas, pero nada tan grave como para no volver a tener el cuerpo de antes.

La llamada grasa visceral, conocida como grasa del vientre, es una de las más complejas para eliminar ya que sus células son más densas. Esto significa que son más difíciles de "quemar" y requieren cambios en la dieta.

El concepto que hay que incorporar es que la elección de alimentos es la clave para tonificar el cuerpo. Además, siempre se debe complementar con una práctica regular de deporte. 

Cómo bajar de peso.
Cómo bajar de peso.

Aquí, algunos consejos infalibles:

1) Nunca dejes de moverte

Quemar calorías haciendo ejercicio en casa aumenta el ritmo cardiaco y hace que pierdas peso. Un estudio de 2011 de Duke, publicado en el 'American Journal of Physiology', determinó que lo ideal es correr 19 kilómetros por semana.

2) Comer proteínas

El cuerpo comienza a producir más insulina a medida que envejece, ya que los músculos y células de grasa no responden adecuadamente. La insulina promueve el almacenamiento de grasa, especialmente alrededor del vientre. Una dieta alta en proteínas puede resultar como protección contra la resistencia a la insulina.

3) Incorporar grasas poliinsaturadas

Un estudio sueco de 2014 publicado en 'Prevention' indicó que las personas que comían más aceite de girasol (poliinsaturado) ganaban más masa muscular y menos grasa corporal que las que consumían aceite de palma (saturado).  Las grasas poliinsaturadas se pueden encontrar en nueces, semillas y pescado. 

4) Dormir bien

Dormir apenas cinco horas o menos por noche aumenta los niveles de grasa visceral, según un estudio de la Universidad Wake Forest de 2010. Dormir ocho horas debe ser un hábito para que podamos notar los cambios. Un estudio de la Universidad Brigham Young descubrió que las personas que tienen hábitos de sueño regulares durante toda la semana tienen niveles más bajos de grasa corporal. 

5) Comer mucha fibra

Según estudios, aumentar la ingesta de fibra soluble en 10 gramos al día reduce la grasa visceral en un 3,7% después de cinco años.

6) Beber té

Según un estudio, los deportistas que bebían té verde, rico en antioxidantes llamados catequinas, eran más propensos a perder grasa abdominal durante el ejercicio que aquellos que no lo hacían. En esta investigación la dosis diaria fue de 625 mg, el equivalente a dos o tres tazas de té verde.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Te puede interesar

    Dejá tu comentario