MENTE FUERTE

Cómo ser una persona más resiliente: 5 consejos para desarrollarlo

Este espacio le dará algunas estrategias para potenciar este aspecto de su vida, así sorteará los obstáculos de una forma más sana y constructiva. No se desmorone por lo malo, aprovéchelo y aprenda.
martes, 12 de enero de 2021 · 20:04

La resiliencia es la habilidad que permite recuperarse rápidamente de las dificultades. Si uno es resiliente, cuando la vida lo derriba, sigue adelante con facilidad. A veces, incluso se hace más fuerte.  

¿Considera que no es lo suficientemente resistente ante las adversidades de la vida? Pruebe con estas estrategias basadas en la investigación psicológica, recopiladas por la especialista en bienestar Tchiki Davis

1.  Detenga sus ciclos de pensamientos negativos.

Muchas veces nos encontramos pensando en situaciones que nos enfurecen o que nos hacen sentir mal. Si no puede salir de ese círculo con pensamientos positivos, interrumpa todo lo que está haciendo y salga a caminar. Esta interrupción del comportamiento obliga tanto al cerebro como al cuerpo a concentrarse en otra cosa por completo, rompiendo así el ciclo de pensamiento negativo.

2. Supere el miedo al fracaso
Si le preocupa que la gente piense mal de usted si falla o se siente avergonzado cuando se equivoca o lo rechazan, debe cambiar de forma de pensar. Claramente no es algo fácill. 

Tome el fracaso como si fuera un desafío y motívese. Recuerde que ha tenido éxito en cosas en el pasado, incluso en cosas pequeñas. Cuando se recuerda a sí mismo que ha tenido éxito antes, puede ayudar a cambiar hacia una mentalidad de desafío.

3. Tenga en mente que estas dificultades pasarán
Otra técnica que puede ayudarlo a manejar mejor el estrés consiste en pensar en los resultados de eventos estresantes en un futuro relativamente lejano. Por ejemplo, podría decirse a si mismo que "el tiempo cura todas las heridas" o "esto también pasará". La capacidad de pensar en un futuro en el que ya no se sentirá tan mal por aquello con lo que esté luchando lo ayudará a superar las experiencias difíciles. 

4. Encuentre lo positivo
La capacidad de encontrar el lado positivo en situaciones estresantes o difíciles ayuda a generar emociones positivas. Reevalúe la situación en la que está y pregúntese: "¿Cómo podría ser peor la situación? ¿Cuáles son las oportunidades que podrían resultar de esta situación? ¿Cuáles son los aspectos positivos?". 

5. Utilice las emociones negativas como propulsión
Las emociones negativas, como la tristeza y el dolor, ayudan a comunicar a los demás que necesitamos apoyo y amabilidad. Otras, como la ira, pueden ayudar como motivación al cambio y a la actuación. Pregúntese: ""¿Esta emoción negativa está tratando de enseñarme algo?" ¿Alejar la emoción negativa dejaría intacto lo que está causando esta emoción negativa? ¿Se debe hacer algo para evitar que esta emoción negativa vuelva a surgir en el futuro?". 

Si siente que necesita ayuda adicional para desarrollar fortaleza, no dude en consultar con un terapeuta. 

Valorar noticia

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia