EQUILIBRIOS > Aliado feminista > mujeres > trabajo

NUEVA ERA

Ser un aliado feminista también ayuda a los hombres

En una encuesta, los hombres que se consideraban un aliado feminista en el trabajo ayudaban a integrar a sus compañeras y también se enriquecían como personas.

Las mujeres y los grupos que abogan por la igualdad de género instan cada vez más a los hombres a convertirse en un aliado feminista en la lucha. Las investigaciones han demostrado que, en ausencia del apoyo masculino, las mujeres tienen que asumir la carga de luchar por sí mismas contra el sexismo rutinario en el lugar de trabajo, como el humor misógino y los micromachismos. Esto puede provocar una sensación de aislamiento, estrés y agotamiento.

Cómo comportarse como un aliado feminista

Un nuevo estudio publicado en la revista Psychology of Men and Masculinities hizo una encuesta para determinar qué cualidades tenía que tener un hombre para convertirse en un aliado feminista contra el machismo.

Se reclutaron 101 pares de colegas masculinos y femeninos empleados en departamentos dominados por hombres en 64 universidades de investigación en los Estados Unidos y Canadá. Se les pidió a los jefes de departamento que distribuyeran la encuesta a las profesoras, y luego las mujeres nominaron a un colega con el que trabajan regularmente para que realizara una encuesta complementaria.

Se les preguntó a las mujeres hasta qué punto el colega que nominaron se comportó como un aliado feminista, por ejemplo, al tomar posiciones públicas sobre los problemas que enfrentan las mujeres y ponerse de pie cuando ve discriminación. También se les preguntó a las mujeres si sentían que el colega las apreciaba, lo que se ve como una señal de inclusión, y qué tan entusiasmadas se sentían al trabajar con él.

aliado1.jpeg
Ser un aliado feminista en el trabajo: clave para las mujeres. 

Ser un aliado feminista en el trabajo: clave para las mujeres.

Por otra parte, se les preguntó a los hombres hasta qué punto pensaban que se comportaban como un aliado feminista, por ejemplo, leyendo sobre las experiencias únicas de las mujeres o confrontando a colegas sexistas. También, hasta qué punto sentían que su apoyo a las mujeres les ayudaba a "hacer mejores cosas" con sus vidas y adquirir nuevas habilidades que las ayudaran a convertirse en "mejores miembros de la familia". Todas las respuestas se informaron en una escala.

Ser aliado de las mujeres, algo poco frecuente

Poco menos de la mitad de las mujeres calificaron a su colega como un aliado fuerte. Se descubrió que las mujeres que percibían a sus colegas masculinos como aliados feministas informaron niveles más altos de inclusión que las que no lo hicieron, por lo que también dijeron que experimentaron un mayor entusiasmo al trabajar con ellas.

En otras palabras, tener hombres como aliados en lugares de trabajo dominados por hombres parece ayudar a las mujeres a sentir que pertenecen, y esto las ayuda a funcionar con entusiasmo con sus colegas masculinos en el trabajo.

Este patrón tiene importantes implicaciones a largo plazo. Si las mujeres se sienten con energía e incluidas, es más probable que se queden con su empleador, en lugar de renunciar, y se esfuercen por cambiar un lugar de trabajo sexista.

Los hombres que tenían más probabilidades de actuar como aliados de las mujeres informaron niveles proporcionalmente más altos de crecimiento personal y eran más propensos a decir que habían adquirido habilidades que los convertían en mejores esposos, padres, hermanos e hijos. Esta tendencia sugiere la posibilidad de que ser un aliado masculino genere un efecto dominó positivo que se extienda más allá del lugar de trabajo

El aliado feminista en el trabajo, un punto de partida

Los datos de esta encuesta son limitados dado el pequeño tamaño de la muestra. Y tampoco se sabe con exactitud qué han hecho realmente los hombres que se identificaron como aliados, en todo caso, para ayudar a las mujeres.

En última instancia, incluso la mera señal de los hombres de que quieren ser buenos aliados es un primer paso importante hacia un cambio en la forma en que muchos hombres han tratado históricamente a las mujeres en sus vidas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario