JUNTOS BIEN derrame cerebral > Grasa > alimentación

¡OJO!

Derrame cerebral: Comer este tipo de grasa reduce el riesgo

El tipo de grasa (y no la cantidad) puede reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral mortal, afirma un nuevo estudio.

El derrame cerebral o accidente cerebrovascular (ACV) es prevenible en el 80% de los casos, afirma los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Pero, ¿Cómo prevenir un derrame cerebral con la alimentación? Un nuevo estudio preliminar sugiere que comer cierto tipo de grasa en la dieta puede reducir la posibilidad de sufrir un ACV.

Entonces, ¿Influye más el tipo de grasa que la cantidad? Veamos el estudio.

Alimentación y derrame cerebral: ¿Qué relación tienen?

Científicos de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard estudiaron específicamente la asociación entre diferentes tipos y fuentes de grasa y el riesgo de accidente cerebrovascular.

El estudio contó con más de 100.000 profesionales de la salud y encontró que quienes consumían aceites vegetales y otros alimentos de origen vegetal como su fuente de grasa tenían, menor riesgo de ACV con los años.

En general, estos fueron los resultados:

  • 20% de las personas con la ingesta más alta de grasas vegetales tuvieron un riesgo un 12% más bajo de sufrir un ACV a lo largo de 27 años.
  • 20% de voluntarios con la ingesta más alta de grasas de carne tenían un 16% más de probabilidades de sufrir un ACV, en comparación con el 20 por ciento con la ingesta más baja.

El autor del estudio, el Dr. Fenglej Wang, investigador postdoctoral de la Universidad de Harvard, MA, dijo a Medical News Toda :

Descubrimos que una mayor ingesta de grasas vegetales y grasas poliinsaturadas se asoció con un menor riesgo de accidente cerebrovascular, mientras que una mayor ingesta de grasa animal no láctea se asoció con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Descubrimos que una mayor ingesta de grasas vegetales y grasas poliinsaturadas se asoció con un menor riesgo de accidente cerebrovascular, mientras que una mayor ingesta de grasa animal no láctea se asoció con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular.

Y continuó:

Nuestros hallazgos indican la importancia de considerar las fuentes de grasa al examinar la asociación entre la ingesta de grasas y el riesgo de accidente cerebrovascular. Nuestros hallazgos indican la importancia de considerar las fuentes de grasa al examinar la asociación entre la ingesta de grasas y el riesgo de accidente cerebrovascular.

Según Wang, este es el primer estudio que examina de manera exhaustiva las asociaciones de grasas totales, varios tipos de grasas (grasas saturadas, grasas monoinsaturadas, grasas poliinsaturadas o grasas trans) y grasas de diferentes fuentes alimentarias (vegetales, lácteos, o alimentos de origen animal no lácteos) con riesgo de accidente cerebrovascular.

Los resultados de la investigación se presentarán en la conferencia de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA). Los estudios realizados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en la revista revisada por profesionales.

En cuanto a la grasa, la AHA recomienda usar aceites vegetales líquidos como los aceites de oliva, canola y cártamo, además comer alimentos como los frutos secos, las mantequillas de frutos secos, las semillas y el aguacate.

¿Qué es un derrame cerebral?

Un accidente cerebrovascular, ataque cerebral o derrame cerebral, es una lesión cerebral que sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se interrumpe o se detiene.

Y es que, si el suministro de sangre se detiene, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno que necesita. En consecuencia, las células cerebrales comienzan a morir.

¿Cuáles son los síntomas de un derrame cerebral?

"¡Durante un derrame cerebral, cada minuto cuenta! El tratamiento rápido puede disminuir el daño cerebral que puede causar el derrame cerebral", dice los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC)

Por eso, esté atento a los siguientes síntomas de accidente cerebrovascular:

  • Entumecimiento de cara, brazo o pierna
  • Confusión repentina y problemas para hablar
  • Problemas para ver con uno o ambos ojos
  • Dolor de cabeza
  • Problemas para caminar
  • Hipertensión arterial
  • Dificultad para dormir
  • Signos de deterioro cognitivo

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario