Leído

REMEDIOS CASEROS

Los alimentos que actúan como antibióticos naturales

Mie, 29/01/2020 - 10:37pm
Enviado en:
Por Urgente24

Según un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de San Diego (California, USA) , algunos comestibles tienen propiedades que impiden la creación de microorganismos y bacterias en la flora intestinal.

La miel y la canela, alimentos antimicrobianos.
La miel y la canela, alimentos antimicrobianos.
Contenido

El Instituto Nacional de la Salud de los Estados Unidos invirtió US$115 millones para investigar los billones de microorganismos y bacterias que están presentes en el organismo. En 2012, el Proyecto Microbioma Humano se hizo realidad y dio sus primeros resultados, en los que reveló la importancia de la flora intestinal. 

Se han encontrado enfermedades en las que aparecen involucradas estas bacterias intestinales, como la obesidad, problemas cardiovasculares y alteraciones neurológicas.

Recientemente, científicos de la Universidad de San Diego (California, USA) encontraron que existen alimentos que pueden utilizarse como medicina por sus propiedades contra los microorganismos que causan daño y ayudan a que las bacterias buenas para el cuerpo crezcan.

Los investigadores confirmaron que algunos alimentos tienen un efecto antimicrobiano debido a que fomentan la producción de bacteriófagos, virus que infectan y se multiplican dentro de las bacterias, según la publicación de 'Gut Microbes'.

Estos alimentos son: miel, regaliz, stevia, aspartamo, picante, orégano y la canela. 

El biólogo molecular y miembro del equipo investigador de la Universidad de California, Lance Boling, dijo a Alimente: "Sería posible actuar sobre los microorganismos intestinales ajustando los alimentos que consumimos y que afectarán a la diversidad microbiana que, a su vez, influirá en la salud y las enfermedades". 

El proceso que siguieron para investigar la hipótesis fue examinar el crecimiento de las bacterias a lo largo del tiempo. Allí observaron que cuando se activan los fagos, el crecimiento de las bacterias se detiene y comienzan a disminuir hasta agotarse. "También encontramos que algunos alimentos actuaban como inhibidores de fagos y podían usarse para controlar los virus patógenos", agregó Boling. 

El aporte de los californianos es que con un debido análisis y planificación, los alimentos podrían usarse como medicamentos para corregir los desequilibrios de la flora intestinal. "La capacidad de matar bacterias específicas, sin afectar a otras, hace que estos compuestos sean muy interesantes", indicaron.  

Además, recomiendan realizar más estudios de los alimentos antimicrobianos, ya que quedan muchos aspectos desconocidos sobre qué hace que las bacterias produzcan fagos.