JUNTOS BIEN acidez > estómago > reflujo

FIESTAS 2021

Acidez: 11 hábitos para una buena digestión, según Harvard

Las fiestas de fin de año pueden propiciar malos hábitos alimenticios y empeorar los síntomas de la acidez. Pero se pueden evitar con estos 11 consejos.

La acidez del estómago es una sensación incómoda de ardor que se irradia por la mitad del pecho. Es la enfermedad digestiva más común y muchas veces está ligada a la alimentación, por lo que en las fiestas de Navidad y fin de año pueden recrudecerse los síntomas.

Técnicamente, la acidez es el resultado de una afección conocida como enfermedad por reflujo gastroesofágico. A menudo es llamada reflujo, en la que el ácido del estómago se filtra hacia arriba desde el estómago al esófago, explica Harvard Health Publishing.

Si bien la acidez de estómago no debe ignorarse, hay muchos pasos para aliviar los síntomas que pueden probarse antes de ir al médico o incluso si el tratamiento médico no ha funcionado.

1- Consumir comidas más pequeñas, pero con más frecuencia. Un estómago lleno ejerce presión sobre el esfínter esofágico inferior (EEI), un músculo con forma de válvula que evita que el ácido del estómago retroceda hacia el esófago.

2- Comer despacio y lo más relajado posible. Engullir la comida llena al estómago más rápido, ejerciendo más presión sobre el EEI.

3- Permanecer erguido después de las comidas y no acostarse, ya que aumenta la presión sobre el EEI e incrementa la probabilidad de reflujo ácido.

image.png

4- Evitar comer tarde en la noche. Comer dentro de las tres horas anteriores a acostarse a dormir puede empeorar los síntomas del reflujo, por lo que es recomendable dejar suficiente tiempo para que el estómago se aclare.

5- No hacer ejercicio inmediatamente después de las comidas. Darle tiempo al estómago para que se vacíe, esperar un par de horas después de comer antes de hacer ejercicio.

6- Inclinar el torso con un almohadón en forma de cuña, ya que levantar un poco el torso reduce la presión sobre el EEI y puede aliviar la acidez nocturna. Cabe aclarar que limitarse a levantar la cabeza y los hombros con almohadas no es suficiente, ya que en realidad pueden empeorar el reflujo.

7- Mantenerse alejado de las bebidas carbonatadas (gaseosas, soda) debido a que causan eructos, lo que promueve el reflujo del ácido del estómago.

8- Encontrar los alimentos que desencadenan los síntomas y evitarlos. Algunos alimentos y bebidas aumentan la secreción de ácido, retrasan el vaciado del estómago o aflojan el EEI, condiciones que preparan el escenario para la acidez estomacal. Los más comunes incluyen alimentos grasos, picantes, tomates, ajo, leche, café, té, gaseosas de cola, menta y chocolate.

image.png

9- Masticar chicle sin azúcar después de la comida, ya que promueve la salivación, neutraliza el ácido, calma el esófago y devuelve el ácido al estómago. De todas formas, evitar los sabores de menta, que pueden desencadenar el malestar.

10- Revisar los medicamentos y consultarle al médico o farmacéutico si alguno de los fármacos que se deben tomar podría empeorar el reflujo ácido o inflamar el esófago. Por ejemplo, los antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina aflojan el EEI y las tetraciclinas como la doxiciclina pueden causar inflamación del esófago.

11- Bajar de peso si se necesita, ya que el sobrepeso ejerce más presión sobre el estómago (y el EEI).

Si no es posible controlar el problema digestivo al cambiar los hábitos alimenticios con estas medidas preventivas, hablar con el médico.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario