FOCO 6G > China > USA

JUEGO GEOPOLÍTICO

La pelea por el 5G no terminó pero ya se avecina el 6G

El futuro parece estar cada vez más cerca, especulan que el 6G se comercializará para el 2030, y las potencias ya se disputan esta tecnología.

Más y mejor. Así promete ser el 6G, la tecnología superadora del 5G, que ni siquiera se comercializa en Argentina. Uno de los objetivos del 6G es reducir aún más la latencia en las conexiones y aumentar notablemente la velocidad de transmisión.

Aún no se ha definido el estándar del 6G y se desconocen las bandas de espectro que se utilizarán para la transmisión de datos, pero se estima que su comercialización será en 2030 y que los primeros casos de uso reales en esta red podrían llegar entre 2026 y 2028.

Corea del Sur ha sido uno de los primeros países en hablar de las ventajas que traerá consigo el 6G. La intención del país asiático es que las primeras instalaciones ya sean capaces de alcanzar velocidades cinco veces superiores al máximo teórico del 5G, reduciendo la latencia a la décima parte, es decir, a 0,1 milisegundos. Eso generará transmisiones prácticamente en tiempo real.

Actualmente, el 5G tiene tres escenarios principales de aplicación: mayor ancho de banda, baja latencia y conexiones más amplias. La idea es que el 6G consiga mejorar en todos ellos.

La solución es el 6G, con redes diez veces más rápidas gracias a una velocidad de 1.000 megabits por segundo y a una latencia (período entre el envío de información y la respuesta obtenida) inferior a un milisegundo. Las estimaciones indican que para el 2035, el mercado mundial de 6G alcance un valor de US$1.773 millones.

El 5G ya era una tecnología impensada, ¿realmente existe algo superador? ¿Cuál es el límite?

¿Otra victoria de China?

Como menciona Raquel Carretero, para El Orden Mundial, China comenzó a estudiar la tecnología 6G en 2018 y espera comercializarla en 2030, según su libro blanco al respecto, recién publicado. Esta nueva generación de comunicaciones inalámbricas también está incluida en su último plan quinquenal como una tecnología de “máxima prioridad”. Además, Pekín parece liderar la investigación, a tenor de los resultados del Informe sobre el desarrollo de la tecnología de comunicación 6G, publicado por su Oficina de Propiedad Intelectual.

USA viene un paso atrás

Al igual que en la Inteligencia Artificial, USA está atrasado en relación a China. Aunque, también inició sus investigaciones en 2018, a través de su agencia especializada en las comunicaciones por radio, televisión, teléfono, cable y satélite. Dos años después impulsó la Next G Alliance para “promover el liderazgo estadounidense en el desarrollo temprano del 6G”. La coalición está formada por empresas tecnológicas estadounidenses como Apple o AT&T, Nokia y Ericsson, que son europeas, y también empresas coreanas, como Samsung o LG. Asimismo, USA participa en un acuerdo con Japón para invertir US$4.500 millones en 6G, o en un grupo específico sobre tecnología y comunicaciones del Consejo de Comercio y Tecnología (TTC) con la Unión Europea para “desarrollar una visión común y una hoja de ruta” en este frente.

Europa viene lento pero tampoco se queda atrás. Por su parte, el presidente de España, Pedro Sánchez, ha anunciado una partida específica de €95 millones para investigación en 5G y 6G, que será aprobada en el próximo Consejo de Ministros, con el objetivo de crear ecosistemas que atraigan inversión y empresas innovadoras. Como menciona Carretero, quién lidere el desarrollo del 6G será muy relevante en la estandarización global de esta tecnología, es decir, en cómo se garantizará la interoperabilidad e interconexión de las infraestructuras en todo el planeta.

La tecnología de las futuras comunicaciones no parece tan lejana, y la innovación viene en un ritmo acelerado nunca antes visto.

Temas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario