FOCO judo > samurai > Japón

ANIVERSARIO

Kanō Jigorō, el judo y la herencia samurai

La historia no comenzó con Kanō Jigorō ni el judo pero vale la pena recorrerla para entender de dónde viene.

En Japón, 'bushi' significa 'guerrero', y 'buke' significa 'familia militar'. Luego irrumpió el concepto traducido 'saburai', en relación a 'aquellos que sirven en estrecha asistencia a la nobleza'. Según el traductor William Scott Wilson, una referencia temprana a la palabra 'samurai' aparece en el Kokin Wakash, antología imperial de poemas, del siglo 10. En ese tiempo, del judo ni hablar.

A fines del siglo 12, 'samurái' se convirtió en sinónimo de 'bushi', y asociada con los escalones medios y altos de la clase de señores de la guerra.

Los 'samuráis' solían estar asociados con un clan y su señor, y eran entrenados como oficiales en tácticas militares y gran estrategia.

No llegaban al 10% de la población de Japón pero sus enseñanzas quedaron para siempre.

La escala social

Como parte del Código Taih, de 702, y el Código Yr, era obligatorio presentarse periódicamente al censo. Aprovechando esa posibilidad, el emperador Monmu legisló que 1 de cada 3 a 4 varones adultos fueron reclutados para el ejército nacional, imitando el sistema chino de una fuerza militar imperial.

Estos soldados debían proporcionarse sus propias armas y, a cambio, estaban exentos de aranceles e impuestos. El Código Taih clasificó a la mayoría de los burócratas imperiales en 12 rangos, cada uno dividido en 2 sub-rangos.

Los 'samurais' estaban en el 6to. rango e inferiores pero era funcionarios públicos civiles. Los militares todavía no eran reconocidos en la escala jerárquica. Esto llevaría más tiempo pro un día ocurrió y duró hasta la 2da. mitad del siglo 19.

La última exhibición fue en 1867, cuando los 'samuráis' de las provincias de Chsh y Satsuma derrotaron a las fuerzas del Shogunato, en la Guerra Boshin.

La muerte

Japón en general y los 'samurai' en particular estaban fascinados o encandilados con la muerte. El destino apreciado era la muerte en combate.

William Scott Wilson, traductor de grandes textos japoneses, observó una historia ejemplar en el 'Hagakure' que relata la ejecución de dos combatientes, "no porque hubieran peleado, sino porque no habían peleado a muerte".

Uesugi Kenshin, un legendario señor de la guerra Sengoku, defendía el "la muerte como camino del guerrero".

El historiador japonés Daisetz Teitaro Suzuki describió las creencias de Uesugi:

Aquellos que son reacios a entregar sus vidas y abrazar la muerte no son verdaderos guerreros ... Vayan al campo de batalla confiando firmemente en la victoria, y regresarán a casa sin heridas en absoluto, combate totalmente decidido a morir y estarás vivo; si deseas sobrevivir en la batalla, seguramente encontrarás la muerte. Cuando salgas de tu casa decidido a no volver a verla, volverás a casa sano y salvo; cuando tengas la idea de regresar, no volverás. Aquellos que son reacios a entregar sus vidas y abrazar la muerte no son verdaderos guerreros ... Vayan al campo de batalla confiando firmemente en la victoria, y regresarán a casa sin heridas en absoluto, combate totalmente decidido a morir y estarás vivo; si deseas sobrevivir en la batalla, seguramente encontrarás la muerte. Cuando salgas de tu casa decidido a no volver a verla, volverás a casa sano y salvo; cuando tengas la idea de regresar, no volverás.

Durante la Batalla de Aizu, una unidad de la 'Byakkotai' (Compañía del Tigre Blanco) integrada por 'samuráis' jóvenes, casi todos adolescentes, cometieron un colectivo 'seppuku' (suicidio ritual) en el monte Iimori, con vistas al castillo. A causa del humo de la ciudad que estaba entre ellos y el castillo, asumieron erróneamente que el castillo había caído en manos de las fuerzas enemigas. Su historia fue conocida por el único de ellos que falló en el suicidio, un tal Iinuma Sadakichi.

Los señores feudales como Shiba Yoshimasa (1350-1410) afirmaron que un guerrero esperaba una muerte gloriosa al servicio de un líder militar o del emperador:

Es lamentable dejar pasar el momento en que uno debe morir. .. Primero, un hombre cuya profesión es el uso de las armas debe pensar y luego actuar no solo sobre su propia fama, sino también la de sus descendientes. No debe escandalizar su nombre para siempre al considerar su única vida en demasía. El principal propósito de uno al desperdiciar su vida es hacerlo por el bien del Emperador o en alguna gran empresa de un general militar. Es exactamente esa la gran fama de los descendientes de uno. Es lamentable dejar pasar el momento en que uno debe morir. .. Primero, un hombre cuya profesión es el uso de las armas debe pensar y luego actuar no solo sobre su propia fama, sino también la de sus descendientes. No debe escandalizar su nombre para siempre al considerar su única vida en demasía. El principal propósito de uno al desperdiciar su vida es hacerlo por el bien del Emperador o en alguna gran empresa de un general militar. Es exactamente esa la gran fama de los descendientes de uno.

¿Como era la VIDA de un SAMURAI?

La rutina

Los 'samurái' lucían espadas tales como 'chokut' -una hoja recta-, 'tachi', 'katana', espadas más pequeñas conocidas son 'wakizashi' y 'tant'.

El uso de una espada larga ('katana' o 'tachi') y una espada más pequeña se convirtió en el símbolo del 'samurái', y esta combinación se conoció como 'daish'.

También usaban 'yumi' (arco largo de bambú, madera, ratán y cuero, con un alcance efectivo de 50 a 100 metros), cuyo uso disminuyó con la introducción del 'tanegashima' (un arcabuz, inicio de las armas de fuego en Japón). A finales del siglo 16, había más armas de fuego en Japón que en muchas naciones europeas.

La infantería lucía un 'tate', gran escudo de madera móvil, y el 'yumi'. Los caballería utilizaban el 'yari' (lanza) y 'la naginata' (madera o metal con una hoja curva de un solo filo en el extremo).

Un samurái debía tener habilidad al menos en el uso de la espada (kenjutsu), el arco y la flecha (kyujutsu), la lanza (sojutsu), la alabarda (naginatajutsu) y armas de fuego (houjutsu). Asimismo montaban a caballo, sabían nadar y bucear, y disparar en movimiento.

Cada niño de una familia 'samurái' sería un guerrero y pasaba gran parte de su infancia practicando diferentes artes marciales.

Durante la era feudal de Japón, se multiplicaron las artes marciales ('bujutsu').

Los métodos de combate que se desarrollaron y perfeccionaron son muy diversos, entre los que se encuentran:

  • Dait-ry Aiki-jjutsu, arte marcial japonés que se hizo ampliamente conocido a principios del siglo 20 bajo la dirección de Takeda Skaku. Su alumno más conocido fue Morihei Ueshiba, el fundador del Aikido.
  • Jujutsu, también conocido como jiu-jitsu, una familia de artes marciales japonesas y un sistema de combate cuerpo a cuerpo (desarmado o con un arma menor) que se puede usar de manera defensiva u ofensiva para matar o someter a uno o más oponentes desarmados o armados y acorazados.
  • Kenp, nombre de varias artes marciales japonesas: 'Ken' significa 'Puño' y 'Po' significa 'Ley'.
  • Karate, arte marcial desarrollado en el Reino de Ryukyu, luego anexado por Japón. Se desarrolló a partir de las artes marciales tribales Ryukyuan, bajo la influencia de las artes marciales chinas.

En el siglo 18, Hojo Shigetoki escribió:

Cuando uno está sirviendo oficialmente o en la corte del maestro, no debe pensar en 100 o 1.000 personas, sino que solo debe considerar solo la importancia del maestro. Cuando uno está sirviendo oficialmente o en la corte del maestro, no debe pensar en 100 o 1.000 personas, sino que solo debe considerar solo la importancia del maestro.

La verdadera historia del Judo.

El judo

En la década de 1870, los 'samuráis' eran 5% de la población, o 400.000 familias, 1,9 millón de miembros. Una prioridad del gobierno de los Meiji era abolir gradualmente toda la clase de 'samuráis' e integrarlos en las clases profesionales, militares y comerciales japonesas.

Sus salarios garantizados tradicionales eran muy caros para el Tesoro imperial. En 1873 el gobierno comenzó a gravar los estipendios y comenzó a transformarlos en bonos del gobierno que devengaban intereses.

El objetivo era proporcionar suficiente liquidez financiera para que los antiguos 'samuráis' pudieran invertir en tierras e industrias.

Una fuerza militar capaz de enfrentarse a China y a las potencias imperiales requería un gran ejército de reclutas. Alemania se convirtió en modelo. La noción de una obediencia muy estricta a la cadena de mando era incompatible con la autoridad individual del 'samurái'.

La abolición ocurrió en 1876.

Los 'samuráis' más jóvenes a menudo se convertían en estudiantes de intercambio porque eran ambiciosos, alfabetizados y bien educados. Algunos abrieron escuelas privadas para la educación superior, otros 'samuráis' se convirtieron en reporteros y escritores y establecieron empresas de periódicos.

En la década de 1880, el 23% de los empresarios japoneses prominentes pertenecían a la clase 'samurái'; en la década de 1920, el 35%.

Jigoro Kano tenía 20 años cuando fundó el primer 'kodokan' (escuela de judo) en 1882, en Shitaya.

Él estableció la filosofía oriental del judo que sostiene que

  • debe hacerse un entrenamiento mental y físico para conseguir que la mente, y
  • el cuerpo estén en un estado de armonía y equilibrio.

Las innovaciones pedagógicas atribuidas a Kan incluyen el uso de cinturones blancos y negros y la introducción de la clasificación dan para mostrar la clasificación relativa entre los miembros de un estilo de arte marcial.

Lemas atribuidos a Kan:

  • "Máxima eficiencia con el mínimo esfuerzo" y
  • "Bienestar y beneficio mutuos".

Kan fue director de Educación Primaria de Japón ('Monbush') desde 1898 hasta 1901, y presidente de la Escuela Normal Superior de Tokio desde 1900 hasta 1920, mientras introducía el judo y el kendo, que fueron parte de los programas de las escuelas públicas japonesas de la década de 1910.

Kan fue el primer miembro asiático del Comité Olímpico Internacional (COI); representó a Japón en la mayoría de los Juegos Olímpicos celebrados entre 1912 y 1936; y fue portavoz principal de la candidatura de Japón a los Juegos Olímpicos de 1940.

Jigoro Kano Sensei y la TRANSFORMACION DEL JIUJITSU A JUDO

Kan Jigor

Kan Jigor nació en una familia que elaboraba las marcas de sake "Hakushika", "Hakutsuru" y "Kiku-Masamune".

Su madre murió cuando tenía 9 años. El padre de Kan, era un hijo adoptivo y no fue aceptado en el negocio familiar. En cambio, él trabajó como sacerdote laico y como empleado principal de una compañía naviera.

Él le proporcionó a Kan, su 3er. hijo, una excelente educación. El joven Kano fue inscrito en escuelas privadas, y tenía su propio tutor de idioma inglés. Luego le agregó el de alemán.

En su adolescencia, Kan medía 1,57 m y pesaba 41 kg. Fue acosado con frecuencia en la escuela por su tamaño y su naturaleza intelectual.

Por ese motivo él deseaba ser más fuerte. Nakai Baisei, amigo de la familia que integró la guardia del shogun, mencionó que 'jjutsu' era un entrenamiento físico adecuado y le mostró algunas técnicas mediante las cuales un hombre más pequeño podría vencer a un oponente más grande y más fuerte.

Kan decidió aprender el arte, a pesar de la insistencia de Nakai de que tal entrenamiento estaba desactualizado y era peligroso.

En la Universidad Imperial de Tokio, en 1877, él buscó a los llamados 'seifukushi' o 'hueseros': los médicos debían ser mejores maestros.

Yagi Teinosuke, quien había sido alumno de Emon Isomata en la escuela de 'jjutsu' Tenjin Shin'y-ry, le aconsejó buscar a Fukuda Hachinosuke, que enseñaba una combinación de 2 escuelas:

  • Yshin-ry, y
  • Shin no Shind-ry.

Kan tuvo problemas para derrotar a Fukushima Kanekichi, quien era uno de sus estudiantes de último año en la escuela. Por lo tanto, Kan comenzó a probar técnicas desconocidas para su rival.

Primero probó técnicas de Sumo enseñadas por un ex practicante llamado Uchiyama Kisoemon.

Luego probó una técnica que aprendió de un libro sobre lucha occidental, y así fue como el 'kataguruma', o 'rueda de hombro', sigue siendo parte del repertorio del judo, aunque las organizaciones de judo de algunos países prohíben este lanzamiento en competición.

A fines de 1879, Fukuda murió y continuó su amigo Iso Masatomo. A pesar de tener 62 años y medir 1,52 m de altura, Iso era un especialista en 'atemi', el golpe de áreas vitales.

En 1881, la viuda de Fukuda le dio los pergaminos de la escuela a Kan, que entonces tenía 21 años.

Mientras estaba bajo la tutela de Iso, Kan presenció una demostración del maestro Totsuka Hikosuke, practicante de Yshin-ry.

Él comprendió que con sólo entrenar duro nunca podría vencer a alguien como Totsuka. Kan decidió combinar los mejores elementos de varios 'ry', o escuelas, de 'jjutsu', incluido el Yagyu Shingan-ry Taijutsu.

Luego, Kan comenzó a buscar maestros que pudieran proporcionarle elementos superiores de 'jjutsu'.

Cuando Iso murió, en 1881, Kan comenzó a entrenar en 'Kit-ry' con Iikubo Tsunetoshi.

Iikubo emitió el único rango 'jjutsu' verificado y credencial de enseñanza de Kan, con fecha de octubre de 1883.

Mini documental - Judo tradicional

El método

A principios de la década de 1880, no había una separación clara entre el 'jjutsu' que enseñaba Kan y el 'jjutsu' de sus maestros en el pasado.

Iikubo Tsunetoshi asistía a las clases de Kan 2 o 3 veces por semana para apoyar su enseñanza. El estudiante y el maestro comenzaron a intercambiar lugares, y Kan comenzó a derrotar a Iikubo durante el randori.

Por lo general, había sido él quien me derribaba. Ahora, en lugar de ser arrojado, lo estaba lanzando con creciente regularidad. Esto aparentemente lo sorprendió, y estuvo bastante molesto por eso durante bastante tiempo. Lo que había hecho fue el resultado de mi estudio de cómo romper la postura del oponente. Era cierto que había estado estudiando el problema durante bastante tiempo, junto con el de leer el movimiento del oponente. Pero fue aquí donde primero traté de aplicar el principio de romper la postura del oponente antes de moverme para el lanzamiento. Le conté al Sr. Iikubo, explicándole que el lanzamiento debe aplicarse después de que uno haya roto la postura del oponente. Luego me dijo: "Esto es correcto. Me temo que no tengo nada más que enseñarte". Poco después, me inicié en el misterio de Kito-ryu jujitsu y recibí todos sus libros y manuscritos de la escuela. Por lo general, había sido él quien me derribaba. Ahora, en lugar de ser arrojado, lo estaba lanzando con creciente regularidad. Esto aparentemente lo sorprendió, y estuvo bastante molesto por eso durante bastante tiempo. Lo que había hecho fue el resultado de mi estudio de cómo romper la postura del oponente. Era cierto que había estado estudiando el problema durante bastante tiempo, junto con el de leer el movimiento del oponente. Pero fue aquí donde primero traté de aplicar el principio de romper la postura del oponente antes de moverme para el lanzamiento. Le conté al Sr. Iikubo, explicándole que el lanzamiento debe aplicarse después de que uno haya roto la postura del oponente. Luego me dijo: "Esto es correcto. Me temo que no tengo nada más que enseñarte". Poco después, me inicié en el misterio de Kito-ryu jujitsu y recibí todos sus libros y manuscritos de la escuela.

Para nombrar su sistema, Kan revivió un término que Terada Kan'emon, el quinto director del Kit-ry, había adoptado cuando fundó su propio estilo, el 'Jikishin-ry', lo llamó 'jd', que significa 'flexibilidad' y 'do' es 'el camino', pero que en sentido figurado significa 'método'.

El 28 de octubre de 2021, Google celebró el 161 aniversario del nacimiento de Jigor con un doodle en su página de inicio.

vladimir putin en judo.jpg
Vladímir Putin, el judoca vivo más famoso.

Vladímir Putin, el judoca vivo más famoso.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario