Leído

EN UNA ENTREVISTA

Florencia Kirchner dijo que no se dedicará a la política y reiteró que "dar teta" no es tan cool como parece

Mar, 11/08/2020 - 6:38pm
Enviado en:
Por Urgente24

En plena reactivación de CFK a la vida mediática, en la que en las últimas semanas ha realizado picantes posteos y opiniones en sus redes sociales, y también tras un provocador e intenso discurso de Máximo Kirchner en su última intervención de la sesión de Diputados, quien también salió a hablar fue la hija de Néstor y Cristina, Florencia Kirchner, quien en una entrevista radial aseguró que no se dedicará a la política, y entre otros temas habló de su postura sobre la maternidad y de cómo transita la cuarentena. Mirá lo que dijo:

Florencia Kirchner pasa sus días escribiendo y tiene pensado publicar sus escritos en algún momento.
flor_k.jpg
Florencia Kirchner pasa sus días escribiendo y tiene pensado publicar sus textos en algún momento.
Contenido

Los Kirchner vuelven a tomar protagonismo, cada uno desde su lugar, y en las últimas semanas le han sumado a su poder un tinte mediático, que habían evitado desde que asumió el Frente de Todos al frente del Gobierno. Mensajes de Cristina Fernández en Twitter con opiniones y acusaciones, demandas judiciales, discursos intensos por parte de Máximo Kirchner, y ahora, quien milita activamente, cada vez con temas más polémicos, es la hija de Néstor y Cristina, Florencia Kirchner, que a través de sus redes sociales realiza profundos descargos sobre temas diversos. 

Además, el último fin de semana concedió una entrevista radial al grupo Oktubre, en la que aclaró que no se dedicará a la política, pero estará "siempre involucrada".

"Tengo opinión política, tengo mi ideología y, como ciudadana, siempre voy a estar involucrada. Pero no me voy a dedicar a la política", advirtió la cineasta. 

Flor K también habló sobre cómo transita la cuarentena, y en esa línea añadió: "volví al país después de estar afuera 14 meses. Y llegué en la primera cuarentena, la más respetada, cuando esto era una ciudad fantasma. Fue raro encontrarme encerrada en el mismo departamento donde estuve encerrada por otros motivos. Todavía me estoy amoldando a haber vuelto, recuperando tiempo con mi hija, y escribo". 

Kirchner también describió que en este tiempo de encierro, luego de su regreso de Cuba donde recibió tratamiento médico, encontró en la literatura "una libertad que en el cine no encontraba: es más limitado porque depende de mucha gente, tiempo y dinero. Escribo relatos y diarios. Lo hago tranquila… cuando sienta que está listo, pensaré en publicarlos", dijo Florencia, y en ese sentido aprovechó para recomendar un libro: 

"El Diario de Katherine Mansfield. Es una gran entrada para el que quiere descubrir cómo son los diarios de un escritor, historias de vidas relevantes y ajetreadas. Se consigue editado por Losada y de bolsillo", contó.

Por último, volvió a reiterar su postura sobre la maternidad, ya que Florencia considera que esa etapa no es tan cool como la pintan. 

"Siempre supe que no quería amamantar, desde adolescente. Me decían que cuando fuera madre iba a cambiar de opinión, pero no pasó", dijo. 

Días atrás, en su cuenta de Instagram, Florencia Kirchner publicó una foto junto a su hija en la que en un extenso descargo explicó que ella consideraba que amamantar era "traumático" y remató diciendo: "¿Qué patriarca las convenció que dar la teta es el gran acto de amor?".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

25 años. Brazos fuertes por levantar a Helena. Mente podrida de escuchar críticas por no estarla amamantando. Sin embargo, nosotras estábamos bien. Yo tenía mi cuerpo otra vez-el embarazo me fue una guerra-y el cuerpo de ella que se movía a través del mío. Deseaba que comenzara a caminar para ser al fin dos chicas. En junio de 2016 acepté una entrevista de @agucarman en la que dije que no había dado la teta porque no quería, me generaba pánico. También, hice mención a todo lo que se oculta de la lactancia: depresión, estrés, mastitis, querer dar la teta pero no tener leche suficiente o, directamente, no tenerla llegando a la total caída en la frustración por no poder cumplir con el mandato y en algunos casos, el deseo. Expresé-aunque no recuerdo si con estas palabras-que la alimentación del/a recién nacidx no puede estar estrictamente ligada al cuerpo de una mujer porque eso lo vuelve tiránico. La alimentación del/a recién nacidx debe ser una política pública, en la que personas gestantes PUEDAN ELEGIR. Me llovieron críticas tildándome de mala madre, snob y niña rica. Porque claro, yo pude pagar la leche. Pero estas críticas hacían caso omiso a lo ya mencionado: esto debería ser una política pública, todxs deberían acceder a la leche ¿Por qué mi cuerpo solo es mío para elegir cuando hablamos de aborto? ¿Qué pasa con el cuerpo y la mente de la mujer que elige ser madre? Entre tantas luchas feministas, una quedó olvidada: la maternidad y ese después del sí quiero. A su vez, llovieron otros comentarios: mujeres que sufrían por médicxs, amigxs, familia que las presionaban dado que su lactancia no se desarrollaba bien. O bien, mujeres que ya no la aguantaban más. No escribo contra la lactancia, ni niego beneficios. Escribo contra la sentencia. Basta de “Dale amor no plástico” “Dar la teta es lo mejor de vos” y etc, porque eso NO promueve, SENTENCIA. Nos dicen a las demás que no damos amor. Otra vez nos corren por el lado del amor. ¿Qué patriarca las convenció que dar la teta es el gran acto de amor? Promover y explicar es necesario. Apoyar que la alimentación del/a recién nacidx sea una política pública y no una tiranía más sobre nuestros cuerpos, también.

Una publicación compartida de Florencia Kirchner (@florenciakf) el

"Mi experiencia fue con mamadera, que compartía con el papá de Helena –contó–. Cuando lo dije en una entrevista, en 2016, me llovieron cantidad de críticas. Lo que me sorprendió es que yo había hecho hincapié en la necesidad de una política pública: hay mujeres que no tienen leche, o no tienen suficiente, y necesitan complemento. Por eso se habla de soberanía alimentaria. Las empresas lecheras son parte de un sistema ultracapitalista y las mujeres terminan pagando con su cuerpo. Además, ¿adónde está dicho que la lactancia es amor?", sentenció en la entrevista.