ENTREVISTA

"Hay poco apoyo al gobernador y eso no es bueno"

Jesús Cariglino, alcalde del partido Malvinas Argentinas, en el Gran Buenos Aires (1ra. Sección Electoral), es junto a los diputados nacionales Graciela Camaño de Barrionuevo y Francisco de Narváez, impulsores del flamante Frente de Unidad Peronista, que plantea, desde el peronismo, una alternativa al cristinismo.

por EDGAR MAINHARD

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Jesús Cariglino es el intendente bonaerense que, en los comicios 2011, demostró un arrojo considerable: manifestó su discrepancia con Cristina Fernández de Kirchner, apoyó la candidatura de Eduardo Duhalde, organizó un acto proselitista junto a Mauricio Macri, y le ganó en 1ra. y 2da. vuelta al Frente para la Victoria, alcanzando así a renovar su mandato municipal.

Lejos de solicitar una tregua, luego del descalabro de Duhalde, mantuvo sus cuestionamientos a la Casa Rosada, y ahora intenta construir un frente peronista no cristinista, en un territorio bonaerense que padece grandes y crecientes dificultades, escenario en el que, sin embargo, se apresta a inaugurar un hospital maternal, en el polo sanitario que construyó en Malvinas Argentinas.

Cariglino habla bastante más de lo que se cree con Mauricio Macri, tiene como socios en su nuevo emprendimiento a Graciela Camaño de Barrionuevo y Francisco de Narváez, y mantiene su apoyo crítico al gobernador Daniel Scioli.

Era interesante conversar con él. Aquí el muy interesante on the record de la entrevista, el picante off the record queda... para consumo personal...

-El frentismo es una tradición peronista que ustedes reivindican pero hay muchas especulaciones acerca del verdadero objetivo, en un ambiente de gran tensión bonaerense.
 
-Es un proyecto que nace en el ámbito del peronismo bonaerense, con una meta próxima que es la elección de 2013 y, obviamente, apunta al trascendental comicio de 2015. Pero no podemos ignorar la coyuntura en que ocurre: un escenario con grandes dudas sobre el presente y futuro de la provincia de Buenos Aires, donde hay un claro enfrentamiento entre el gobernador (Daniel Scioli) y lo que representa el vicegobernador(Juan Gabriel Mariotto). Nosotros observamos que hay poco apoyo al gobernador no solo desde la Legislatura sino también acerca de cómo gestionar el territorio. No es bueno eso. Entonces, pese a nuestras diferencias con él, que las tenemos y en apreciable cantidad, lo estamos acompañando en nombre de la institución que él representa. Tenemos nuestros desencuentros con él, pero asumimos la responsabilidad de ayudar a la gobernabilidad bonaerense, en riesgo ante el avance del mariottismo, el neocamporismo y otros ismos que ha dejado al gobernador con poco hilo en el carretel.

-Ud. acaba de dar un cuadro de situación pero falta conocer en que consiste la propuesta de ustedes...

-El proyecto consiste en presentar un centro de encuentro para que puedan converger quienes se arriesgan más allá de los problemas de caja y otras presiones, a menudo financieras, que intentan impedir la elección con libertad de los jefes de los municipios. Y creemos que es oportuno concretar esta oferta ahora, cuando la crisis va rumbo a profundizarse. Es un frente abierto de compañeros sin jefaturas que buscamos articular algunas ideas que puedan volver a enamorar a los peronistas desencantados.

-Hay quienes afirman que el acto de Cristina en el estadio de Vélez Sarfield fue un punto de ruptura en el PJ bonaerense, ¿qué opina Ud.?
[ pagebreak ]
-Creo que muchos colegas se sintieron decepcionados porque la gente no la puso La Cámpora sino que el estadio se llenó gracias al movimiento de los intendentes que luego descubrieron que el peronismo había quedado desdibujado, en función de una apuesta generacional de la jefa del Frente para la Victoria, discriminadora de quienes aportaron los asistentes.

-Bueno, sorprendió que Cristina Fernández de Kirchner expusiera en forma tan directa esa apuesta generacional suya.

-El general (Juan) Perón creó el movimiento como herramienta superadora del conflicto de clases. Hoy día tenemos que ofrecer una respuesta superadora del conflicto generacional que quieren presentar. Creo que hay gente joven con muchos anhelos y también gente con experiencia que puede aportar mucho. Los necesitamos a todos.

-¿Qué está ocurriendo en provincia de Buenos Aires?

-Una crisis que se está acelerando. Comenzó en la política y se extendió a la economía.  La crisis no es el futuro, ya es el presente. Diría que tiene 1 año de arrastre, que es cuando comenzaron los problemas con la obra pública, que acumula atrasos considerables en el pago de los certificados y demoras en la ejecución de la infraestructura. Lo que ocurre que en el último mes es que su dinámica es más agresiva porque de lo que se habla es si se puede o no pagar salarios, y aparece en el discurso cotidiano de algunos funcionarios y dirigentes la palabra "cuasimonedas".

-¿Y entonces qué harán ustedes?

- Hay inflación, baja la inversión directa fija y crece el desempleo: la situación se complica, y por eso vamos a caminar la provincia. El encuentro inicial será en Malvinas Argentinas pero luego iremos a Bahía Blanca, a Mar del Plata, hay 8 visitas ya programadas. No iremos todos juntos siempre pero lo importante es ir definiendo el proyecto.

-¿Cuál es el rol que le cabe al Partido Justicialista bonaerense en todo esto?

-Nosotros reclamamos la normalización inmediata del PJ de la provincia de Buenos Aires. Queremos elecciones internas directas en el partido para que los dirigentes sean elegidos por los afiliados. Creemos ser la herramienta que normalizará el PJ, un hecho fundamental para recuperar la unidad del movimiento, que ha soportado tantos intentos -al igual que la UCR- de dividirlo, fragmentarlo, enfrentarlo entre sí.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario