FOCO Día Nacional del Circo > efeméride > José Podestá

PEPE PODESTÁ

Día Nacional del Circo: ¿Por qué el 6 de octubre?

En Argentina, cada 06/10 es el Día Nacional del Circo en homenaje a José Podestá, nacido en 1858 en Montevideo, Uruguay, y referente en la Argentina.

El Día Mundial del Circo se celebra el 3er. sábado del mes de abril y en 2021 fue el 17 de abril en todo el mundo. Es una efeméride promovida por la Federation Mondiale du Cirque.

Sin embargo, en la Argentina, el Día Nacional del Circo se celebra el 6 de octubre, en homenaje a Pepe Podestá, que nació ese día de 1858 en Montevideo, Uruguay.

Podestá creó el famoso personaje, 'Pepino el 88', payaso modelo del cómico rioplatense que fusionaba la figura del payaso con la del payador, cantando canciones rimadas con enfoque en la temática nacional de actualidad e incorporando la crítica social desde el humor.

Asimismo, fue el creador de lo que hoy llamamos 'Circo Criollo': paradigma de las futuras puestas circenses de matiz rioplatense pero con esencia nacional, que asomara en nuestras tierras, a fines del siglo XIX.

Es el creador del clown criollo diferenciándose de lo que era el clown tradicional hasta ese momento.

En 1877, los hermanos Antonio, Jerónimo, Pepe y Pablo Podestá fueron contratados en Montevideo por Pablo Rafetto para realizar acrobacias y allí nació el personaje 'Pepino el 88'.

Ante la ausencia de un payaso para el espectáculo del día, Podestá tuvo que suplirlo e improvisar una vestimenta con unas sábanas. Como adorno del vestuario, recortó de un viejo levitón 4 lunares negros, que al ser aplicados dibujaron 2 números 8.

El público desde entonces, lo reconoció por el apodo de 'Pepino el 88'. En su presentación, Podestá cantaba su “biografía”:

Acepto, estudio, trasnocho / salto, brinco, con maestría / y el público casi chocho, / me llama desde aquel día / Pepino el 88. Acepto, estudio, trasnocho / salto, brinco, con maestría / y el público casi chocho, / me llama desde aquel día / Pepino el 88.

Luego, con su compañía el Circo Arena, los Podestá recorrieron Uruguay y en 1880 se embarcaron hacia Ciudad de Buenos Aires.

A diferencia del clown tradicional, 'Pepino 88' fue un payaso para adultos. Sus chistes eran intencionados, satíricos, críticos.

Él fue el creador de una corriente que continuó en los escenarios porteños, la del cómico que, riéndose de las situaciones cotidianas, logra expresar, quizás con mayor crudeza, fuertes cuestionamientos a la actuación de políticos y funcionarios.

Es el camino que recorrerán, entre otros:

  • Celestino Petray,
  • Florencio Parravicini,
  • Enrique Muiño,
  • Pepe Arias,
  • Mario Fortuna,
  • Dringue Farías,
  • Tato Bores.

Raúl Castagnino expresó en torno de la figura de 'Pepino el 88':

La figura popular de Pepino 88 se esfuma con el siglo XIX para dar paso a Juan Moreira que, si bien fue creación del mismo intérprete, desplaza en el favor popular al payaso, y encamina a los Podestá hacia las actividades escénicas. Cuando éstos pasan del picadero al escenario, Pepino 88 muere definitivamente. La figura popular de Pepino 88 se esfuma con el siglo XIX para dar paso a Juan Moreira que, si bien fue creación del mismo intérprete, desplaza en el favor popular al payaso, y encamina a los Podestá hacia las actividades escénicas. Cuando éstos pasan del picadero al escenario, Pepino 88 muere definitivamente.

pepe podesta.jpg
Día Nacional del Circo: José Podestá en acción como 'Pepino el 88'.

Día Nacional del Circo: José Podestá en acción como 'Pepino el 88'.

Puente hacia el teatro Criollo

  • ¿Por qué aparece un teatro gauchesco?
  • ¿Por qué es elegido 'Pepe' Podestá?

La respuesta a la 2da. pregunta es obvia: Podestá era jinete, cantor, guitarrero, buen actor y el público lo seguía con devoción.

Pero lo interesante es responder al 1er. interrogante: el circo era una empresa, y trataba de incorporar los espectáculos que atrajeran la mayor cantidad de público. Los empresarios suponían que el drama de índole gauchesco iba a contar con el favor popular.

Había una buena predisposición de la gente hacia lo que estuviera relacionado con el gaucho, que se remontaba al año 1872, cuando aparece el Martín Fierro y a las obras de Hilario Ascasubi.

A partir de ese momento, un gaucho idealizado es revalorizado por el público urbano y el espectador rural se sentía identificado con el personaje. Esta actitud del público ya venía siendo aprovechada por Podestá, quien a través de su personaje, 'Pepino el 88', recitaba trozos gauchescos y cantaba 'estilos', con éxito de público.

El éxito fue colosal pero se representó solamente durante 13 funciones consecutivas, porque las compañías fusionadas tenían compromisos en Río de Janeiro.

De regreso a Buenos Aires, los Podestá se separaron de los Hermanos Carlo, y compraron, en sociedad con Alejandro Scotti, cuñado de José, el Pabellón Argentino de La Plata, donde debutaron el 11/01/1885.

Un mes después, iniciaron una gira por los pueblos vecinos, y en marzo de 1886, estando en Arrecifes, agotado su repertorio, reinterpretaron 'Juan Moreira' con un éxito resonante.

Juan Moreira, hijo del feroz mazorquero José Custodio Moreira, a quien el propio Juan Manuel de Rosas hizo ejecutar porque 'se pasaba de rosca', había sido asesinado en Lobos, Buenos Aires, el 30 de abril de 1874.

Eduardo Gutiérrez fue el primero que hizo conocer la figura de Juan Moreira a través de sus relatos en el diario 'La Patria Argentina'.

Gutiérrez escribió la novela 'Juan Moreira' en 1879. Luego él escribiría 'Hormiga Negra', 'Santos Vega' y 'Juan Cuello'.

Al volver Podestá al hotel, el dueño, León Beaupuy, le sugirió ponerle textos a la mímica:

El día que ustedes hablen este drama, habrán realizado una de las más ponderables obras teatrales. El día que ustedes hablen este drama, habrán realizado una de las más ponderables obras teatrales.

El texto de Gutiérrez era el que había que adaptar. Pepe Podestá queda impresionado por los consejos del francés, y a la mañana siguiente trabajó sobre el texto, y la obra hablada, fue estrenada en Chivilcoy el 10/04/1886 con éxito.

La obra tuvo un impacto social notable. Y Podestá infundía tanta realidad a su Juan Moreira, que en ocasiones se dictaron decretos policiales prohibiéndolo porque después de la función, "no había gaucho pobre que soportara las injusticias del machete... ".

Luego de recorrer distintos pueblos de la provincia de Buenos Aires, de Santa Fe y de actuar en Rosario, la obra fue traída a Ciudad de Buenos Aires, estrenada en la esquina de las calles Carlos Calvo y Piedras.

Antecedentes

Los albores y primeros antecedentes de espectáculos circenses en la zona del Río de la Plata se remontan a 1757, con Joaquín Duarte, Joaquín Oláez y Gacitúa y la familia de Fernando García que actuaban en la Plaza de Toros de Retiro y en el Circo de la Alameda.

También estaba el Circo Bradley, que, hacia 1820, ofrecía actos de jinete y payasos.

En 1840 nació Sebastián Suárez a bordo de una embarcación en jurisdicción brasileña, aunque sería anotado en Ciudad de Buenos Aires. Con él nació el primer circo local, al que luego Alejandro Rivero, yerno de Sebastián Suárez, bautizó Circo Unión y luego el Circo de los 7 Hermanos Rivero.

A partir de 1886 se desdobló el asunto de los circos:

  • «de primera parte» eran los que solo ofrecían números de pista y
  • «de primera y segunda parte», los que ofrecían como cierre del show, una representación teatral.

La diputada nacional por el Frente de Todos, María Rosa Martínez, propuso declarar el 06/10 como Día Nacional del Circo.

El Circo Argentino es un patrimonio cultural inclusivo, y es lo que entendieron los legisladores.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario