FOCO Día Mundial de la Dislexia > efeméride > aprendizaje

8 DE NOVIEMBRE

Día Mundial de la Dislexia: No detenerse, aprende diferente

El 08/11 es el Día Mundial de la Dislexia. No alude a un suceso en particular, sino que se establece para visibilizar un padecimiento del 10% de la población.

Dislexia es una disfunción de origen neurobiológico y hereditario para aprender a leer en forma fluida, exacta y automatizada, que provoca consecuencias emocionales si no es tratada y acompañada tanto en el ámbito familiar y escolar, como de la salud.

Dicha disfluencia del aprendizaje de la lectura y la escritura, de carácter persistente y específico, se da en niños que no presentan ningún síntoma físico, psíquico ni sociocultural: el origen deriva de una alteración del neurodesarrollo.

Esta fecha tiene, entonces, como finalidad, la de concientizar acerca la existencia del trastorno, advertir sobre las señales y manifestaciones que pueden prefigurar que una persona está subsumida en él, a fin de habilitar y facilitar instrumentos pedagógicos y didácticos en pos de su inclusión, integración, morigeración y/o superación de la disfunción, siendo este último, el desafío superlativo.

Aproximaciones

La dislexia es una Dificultad Específica del Aprendizaje (DEA) de base hereditaria y neurobiológica. Si bien el efecto más conocido está relacionado con dificultades a la hora de leer y escribir, también puede derivar en problemas de memoria a corto plazo, de acceso al léxico, de comprensión, entre otros.

Si bien en Argentina existe la Ley N°27.306 garantiza el derecho a la educación de niños, adolescentes y adultos que padecen Dificultades Específicas de Aprendizaje, el sistema educativo no termina de integrarlos ya que la enseñanza se realiza a partir del código escrito, lo que dificulta su educación.

Esta realidad resulta insostenible en el siglo 21, habida cuenta de que la academia respalda una multiformidad evaluativa/ponderativa de los saberes adquiridos, en el marco de la aceptación de la existencia de una realidad polisémica, que habilita la evaluación no restrictiva de las formas, por tanto, no punitiva, sino formativa, inclusiva e integradora de los aprendientes.

Todo lo que debes saber sobre la dislexia

La importancia del diagnóstico temprano

Lo que advierten los profesionales es que es muy importante poder llegar a un diagnóstico, para que esa persona se sienta acompañada en todos los ámbitos en los cuales interactúa. La dislexia existe en todo el mundo, por eso es fundamental que los sistemas educativos y de salud de todos los países logren adaptarse a estas circunstancias.

En las personas disléxicas pueden presentarse también dificultades en la escritura; de compresión, de memoria a corto plazo, confusión entre derecha e izquierda, dificultades en la noción espacio-temporal, entre otras; en ocasiones pueden presentar alteraciones de habla y la comprensión del lenguaje verbal, que pueden ser asociadas a la dislalia. (Problema de pronunciación que implica una articulación o dicción inadecuada de ciertos fonemas. Puede ser de cuatro tipos: Simple: incapacidad de pronunciar un fonema. Múltiple: incapacidad de pronunciar dos o más fonemas).

¿Qué dicen los especialistas?

Especialistas en audiología destacan que la dislexia no es una enfermedad psicológica o mental, pero puede adquirir un componente emocional cuando el paciente no se detecta o se diagnostica en etapa escolar avanzada, debido a maltrato familiar, de los maestros o situaciones de bullying, cuando el aprendiente no alcanza las expectativas de logro, trazadas por la currícula.

Atento ello, los estudiantes que padecen dislexia pueden ser aislados, deprimidos, con baja autoestima o inquietos, desatentos y agresivos, lo que dificulta aún más el diagnóstico.

Los padres o familiares de estas niñas y niños pueden desesperarse e incluso tener fuertes sentimientos de culpa, ya que piensan que no son capaces de educarlos. Para su tranquilidad, diremos que no es sencillo llegar al diagnóstico para el que se emplean múltiples escalas neuropsicológicas que miden las capacidades cognitivas y habilidades en los menores potenciales, pero hasta el momento no hay una única prueba ideal, por lo que son herramientas de apoyo y el diagnóstico final se convierte en clínico.

Es necesario observar desde los 2 o 3 años de edad el neurodesarrollo de niñas y niños, ya que el diagnóstico de certeza se puede establecer hasta después del primero o segundo grado de primaria, porque antes existe una dificultad natural para aprender a leer o escribir sin ser dislexia.

Los otoneurólogos manifiestan que una vez identificado el trastorno, el terapista de lenguaje o fonoaudiólogo es el encargado de lograr que el paciente obtenga un nivel funcional de la lectura y de las manifestaciones acompañantes, como la escritura y la comprensión. El tratamiento se apoya en diferentes técnicas y en la experiencia del terapeuta, quien lo enfoca a las áreas afectadas del menor con ejercicios dirigidos a corregir o establecer las bases adecuadas para la lectoescritura, manejo de la percepción visual, procesamiento fonológico, aspectos vinculados al pensamiento, la memoria auditiva y visual.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario