Golazo 24 Argentinos Juniors > Temperley >

el día que el bicho voló alto

Argentinos Juniors y un regalo de Papá Noel: su primera estrella

Argentinos Juniors recibió un regalo anticipado por las fiestas. Logró su primera estrella en 1984 con un equipo de leyenda.

El 23 de diciembre de 1984, Argentinos Juniors venció a Temperley en el primer capítulo de una época dorada para sus hinchas. Fue un logro inolvidable en el largo historial del ‘Bicho‘ de La Paternal.

La gesta de Argentinos Juniors en 1984

Con un desempeño excepcional a lo largo de 38 fechas y bajo la dirección de Roberto Saporiti, Argentinos mantuvo el legado de Ángel Labruna. Apostando por el buen juego, la pelota al piso y una eficacia asombrosa frente al arco rival, logró convertir 69 goles en el torneo.

Con grandes figuras, Argentinos Juniors atravesó el campeonato con una actuación inigualable, haciendo 38 fechas sin derrotas.
Con grandes figuras, Argentinos Juniors atravesó el campeonato con una actuación inigualable, haciendo 38 fechas sin derrotas.

El ‘Bicho‘ cosechó 51 puntos con 20 victorias y 11 empates, peleando la punta hasta la última fecha. Fue de esta forma que, como local en la cancha de Ferro, se consagró al vencer a Temperley, cerrando un capítulo glorioso en su historia. Aunque el partido final fue interrumpido por la invasión de los fanáticos y una posterior batalla campal, la victoria fue merecida y Argentinos Juniors se proclamó campeón de Primera División de 1984.

El equipo que hizo historia

Con jugadores como Pedro Pasculli, el goleador del torneo con 21 tantos, Sergio Batista, José Castro, y Jorge Olguín, autor del gol de la consagración, el plantel demostró que la verdadera figura era el equipo en conjunto.

Después de un partido reñido contra Temperley, El "Bicho" se consagró campeón de Primera División por primera vez en su historia.
Después de un partido reñido contra Temperley, El “Bicho” se consagró campeón de Primera División por primera vez en su historia.

La hazaña, apenas cuatro años después del subcampeonato de 1980, parecía inalcanzable para un club humilde, pero los refuerzos experimentados de las divisiones inferiores dieron como resultado un equipo imparable. Este logro también aseguró la participación en la Copa Libertadores del año siguiente, donde el club alcanzaría nuevas alturas a nivel continental y mundial.

Pedro Pasculli y y Jorge Olguín destacaron por su capacidad goleadora a lo largo de la temporada. Todo el equipo demostró la importancia de jugar en conjunto.
Pedro Pasculli y y Jorge Olguín destacaron por su capacidad goleadora a lo largo de la temporada. Todo el equipo demostró la importancia de jugar en conjunto.

El equipo de 1984 se convirtió en una leyenda, marcando el inicio de una época dorada para el fútbol de La Paternal e iniciando un legado que sus apasionados seguidores aún recuerdan.