DINERO burocracia > trabas > meses

DEMORAS HASTA 6 MESES

La burocracia importadora golpea duro a los textiles 

La aterradora burocracia hace que un trámite de importación se prolongue 6 meses. Los peores resultados atrasan el crecimiento de jóvenes emprendedores.

El sector textil, uno de los más afectados por la pandemia, ahora está empeñado en disminuir las trabas que le impiden importar lo que necesita sin que pasen, hasta seismeses, para hacerse de lo que compró y pagó. La burocracia le pide que tramite (SIMI y la DJCP), gestiones cuyos tiempos pueden superar la mitad un año. En ese plazo llegarán al final. meses

Por lo pronto es como emprender un desafío, acotan quienes buscan innovar o apostar a ganar en un negocio o idea propia. "Es una aventura que en la mayoría de los casos está rodeada de obstáculos por sortear". consideran.

Si bien, el mundo de todos los emprendedores se basa en luchar constantemente por alcanzar el objetivo, algunas industrias hacen el camino más fácil, mientras que en otras, avanzar, parece casi imposible.

“Emprender en el mundo de la indumentaria en Argentina, es todo un desafío. Sobre todo en los últimos tres años donde pasamos por varias crisis económicas propias de Argentina, sumado a una pandemia global. Por lo cual, el principal requisito para lanzar un negocio en esta industria y en este país, es la paciencia”, explica Sole Silva, creadora de su marca que importa y exporta telas de las principales marcas del país.

Mientras que la producción dentro de la Argentina aumentó (42,5% interanual en el primer semestre del año) las trabas a las importaciones crecieron de manera proporcional lo que hace lentos los procesos y encarece el precio de los productos finales.

Traer productos del sector textil desde otros países, hacia Argentina, puede tardar desde 6 meses, hasta un año.

Los procesos de aprobación son muy lentos y a ellos se les suman cada vez más requisitos que terminan convirtiéndose en trabas.

fibra textil.jpg
La burocracia impide que los innovadores entrelacen sus creaciones

La burocracia impide que los innovadores entrelacen sus creaciones

Veamos ejemplos concretos

Licencia de importación (SIMI): procedimiento administrativo que permite monitorear las importaciones y garantizar el cumplimiento de las regulaciones de seguridad básicas de los productos importados.

Declaración Jurada de Composición de Productos (DJCP): un documento solicitado por el gobierno, sobre la composición porcentual de las fibras, o de los materiales constitutivos, con el objeto de respaldar la veracidad de la información declarada en el etiquetado o rotulado de tales productos, según corresponda.

Pedido de amparo: si bien este no es un requisito, termina siendo una instancia a la que llegan muchos importadores para que el gobierno les apruebe el SIMI, y que les significa: más tiempo e insistencia, y también, un abogado pago que gestione el documento.

“Cuando decidimos importar no queda otra que armarse de paciencia, y levantar todos los días el teléfono y llamar para preguntar en qué estado está la situación. Por ello, la constancia y la perseverancia se convierten en los factores principales a la hora de querer emprender en esta industria”, comenta Sole Silva.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario