ECONOMÍA

DEL AHORA 12 A LA 'CASA PROPIA'

Créditos hipotecarios: Desaciertos oficiales para malos momentos (mientras los bancos se resguardan)

Mientras los bancos se resguardan por temor a un incremento de la morosidad en los pagos ante la segunda ola de coronavirus y las consecuentes restricciones (todavía no se conoce siquiera el terreno firme en que quedaron sus usuarios tras el 2020), comenzando con la reducción de cupos para tarjetear, el gobierno lanza créditos a 30 años para la "Casa Propia".


El Gobierno nacional pondrá en marcha 87.000 nuevos créditos a tasa de 0% para la refacción y la construcción de viviendas en toda la República Argentina, que se otorgarán en el marco del programa Casa Propia. El presidente Alberto Fernández lo anunciará este mediodía, en un acto que compartirá con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

El plan fue lanzando en diciembre último y oficializado en febrero. Entre sus objetivos la construcción de unas 200.000 soluciones habitacionales hasta 2023, mediante el financiamiento de proyectos de personas "en situación de vulnerabilidad social, económica y habitacional", pero también "de sectores de medianos recursos".

Aquellos de los cuales los bancos se resguardan ante los posibles aumentos de morosidad en los pagos frente a la segunda ola de coronavirus, que puso en alerta al sistema financiero, que en diversos aspectos todavía no conoce el terreno firme en que quedaron sus usuarios tras la experiencia en 2020.

Por ello, algunas entidades ya comenzaron a reducir los cupos para poder tarjetear y a no actualizar por inflación por precaución. En uno de los más grandes del sistema explican que "en el caso del Ahora 12 y Ahora 18, los límites de compra para pago en cuotas ahora son menores, del 20% del total que se puede sacar con crédito".

"Los que tenían un modo automático de elevar el cupo de pagos con tarjeta de crédito han cortado con esa actualización, mientras otros están bajando los límites de financiación con tarjeta", alertó el analista Christian Buteler.

Esta determinación se dio porque se terminó en marzo la posibilidad de patear la cuota para el final, "entonces vamos a empezar a ver realmente la mora, que antes estaba un poco tapada por las refinanciaciones. Ahora vas a ver la mora real, que tendrás que darle unos meses para que se registre, pero hay preocupación en los bancos por ese lado. Si bien hay campañas de refinanciación, son con tasas del 70%, lo que las convierte en un salvavidas de plomo".

El panorama no es positivo: habrá que esperar hasta julio mínimo, cuando avancen las vacunas para saber a qué sectores les podrán dar asistencia con un poco más de tranquilidad y a cuáles deberán retraerle.

En función de eso será la asistencia crediticia que se otorgará o no.

"En los sectores que están más complicados, como el gastronómico, hotelero, textil, publicidad, gráfica, es una alerta para ir con pie de plomo y mucha cautela. El seguimiento de la mora pasará a ser importante en los próximos meses, porque puede dispararse si el parate provoca que mucha gente se pueda a quedar sin trabajo. Les van a tener que cortar el crédito, retaceárselo y achicarle plazos de pago", confía un banquero.

En uno de los grandes bancos, piden a los deudores que informen una fecha de pago sí o sí para este mes, caso contrario dicen que quedan en situación de mora. La sucursal del banco deriva al cliente a cobranzas. El oficial de negocios no puede responder y es él quien deriva según instrucciones.

En otra entidad extranjera, a los clientes que no han pagado las cuotas de los préstamos conforme la normativa del Central por haber diferido los pagos por la falta de ingresos, en la renovación de acuerdos les bajó los montos de descubierto en un 50%, y le quitó el beneficio de tasa pymes.

Y es en este marco que el gobierno lanza los nuevos créditos para la construcción (de hasta 60 metros cuadrados) y refacción de viviendas. Se trata de líneas de financiación con montos de hasta $4 millones y tasa 0%.

El programa, que ya está en vigencia, tiene como eje central que la financiación se ajusta en base a la evolución del salario, de acuerdo a la tasa Hog.Ar, basada en un coeficiente elaborado por el INDEC.

Para la refacción, el gobierno lanzará 65.000 nuevos créditos con un plazo de pago de 36 meses. Además, se otorgarán 3 meses de gracia para comenzar a desembolsar las cuotas.

Dentro de esa línea, 40.000 serán por un monto de $100.000 con cuotas de $2.882. Asimismo, habrá 25.000 créditos por $240.000, cuya cuota rondará los $6.917.

Los restantes 22.000 créditos estarán disponibles para quienes cuenten con un lote y deseen construir una vivienda nueva. En ese caso, el monto será de hasta $4.000.000, con plazos de entre 10 y 36 años.

Punto por punto, lo de refacción son:

- 65 mil créditos personales para mejorar las condiciones habitacionales de las viviendas.
- Plazo de hasta 3 años.
- Tasa 0% con fórmula Hog.Ar.
- Ajuste por salarios hace que no supere el 25%.
- Desembolsos del 50% para materiales y 50% para mano de obra.
- Compras con tarjeta de débito.
- Tramitación vía web.

Para los créditos hipotecarios para construcción:

- 22 mil viviendas de hasta 60m² de superficie en lote propio.
- Plazo de hasta 30 años.
- Tasa 0% con fórmula Hog.Ar.
- Monto máximo de $4 millones.
- Financiación 100% sin necesidad de ahorro previo.
- Actualización por unidad de vivienda.
- Modelos de vivienda para acotar los plazos de ejecución.
- Construcción de terreno familiar directo.
- Tramitación web

Los requisitos son: ser argentino/a o extranjero con residencia permanente; DNI vigente; sin antecedentes financieros desfavorables en los últimos 9 meses; 12 meses de antiguedad laboral; entre 18 y 68 años de edad; ingresos para la construcción entre $53 mil y $175, y entre $25 mil y $175 mil para la línea refacción.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario