Leído

Con las naftas acercándose a los $100, se consolida el regreso de los 'Minions'

Jue, 21/01/2021 - 9:13am
Enviado en:
Por Urgente24

Dicen que para alcanzar precios estables en la zona, incluyendo a los países limítrofes, faltaría un aumento del 15%. "Esa sería una referencia válida", dicen los estacioneros, en medio de aumentos que no dan respiro a la población. Y en la búsqueda de alternativas, vuelven a copar las calles los famosos tubos amarillos.

c720b2acad0f5757d56f90d11829139c.jpg
Contenido

El sábado, todas las estaciones YPF del país aumentaron un 3,5% promedio en los combustibles. Y horas después, los surtidores volvieron a reflejar un nuevo precio: todos los ítems subieron alrededor del 1%. 

El primer incremento se debió al aumento del componente impositivo dispuesto por el Gobierno nacional, pero no se informó de manera oficial sobre el siguiente "retoque".

Pese a ello, los estacioneros creen que todavía falta un 15% de aumento. Así lo manifestó el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Carlos Pinto, quien explicó que los 3 aumentos que se dieron en los primeros días de 2021 generaron preocupación en el sector, pero el valor de los combustibles está lejos de los precios históricos para la región, que rondan $1 dólar por litro.

En declaraciones a 'LU5', el representante de los estacioneros señaló que si bien "en dos meses hubo cinco aumentos seguidos, que comenzaron en diciembre", todavía "nos falta un trecho por recorrer".

"Después del congelamiento de los últimos años, estamos un poco lejos, nos falta un trecho por recorrer, para llegar al valor. Espero que hasta que la actividad económica se reactive se extiendan los aumentos, porque el valor de los combustibles influye en toda las ramas", agregó.

En ese sentido, el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles admitió que para alcanzar precios estables en la zona, que incluye a los países limítrofes, faltaría un aumento del 15%. "Esa sería una referencia válida", concluyó.

En este marco, no es de extrañar que se consolide el regreso del Gas Natural Comprimido (GNC), con el cual se llega a ahorrar en la carga un 50%. Frente a esa brecha, resulta tentadora para muchos usuarios la colocación de los famosos tubos amarillos. 

De hecho, en el último año y pese a que la pandemia modificó durante varios meses la rutina de los argentinos, las conversiones fueron en aumento con el correr de los meses y marcan una tendencia en los últimos años. 

Auto con GNC

Durante 2020 hubo un total de 47.925 conversiones en la provincia de Buenos Aires y 97.303 en todo el país. La cifra se ubica claramente por debajo de las 83.371 de 2019 en el territorio más poblado, pero todo se debió a lo estricto de la cuarentena, ya que el año había arrancado con más de 6 mil conversiones en enero, pero cayó a 800 en abril. 

Más allá de esto, si se compara el tercer trimestre con el cuarto, se nota una fuerte suba del 22% en el territorio provincial, donde actualmente existen unos 775.000 vehículos con GNC, de acuerdo a datos de Enargas. 

Actualmente, el parque de unidades que funcionan a GNC se ubica en el orden de los 1,7 millones de rodados en el país (el 45% en provincia de Buenos Aires) y entre los instaladores hay confianza en que 2021 será un lapso en que se volverá al nivel de las 750 conversiones diarias como ocurrió hace dos décadas. 

Tras la fuerte suba del dólar en la segunda parte del Gobierno de Mauricio Macri, desde 2017 el GNC pasó a ser una opción cada vez más evaluada, y aunque aumentó su precio en las estaciones de servicio, no fue en sintonía con el de la nafta. 

Ya bajo la presidencia de Alberto Fernández, la nafta estuvo congelada varios meses, pero desde agosto pasado los sucesivos ajustes hicieron que aumente alrededor del 30%, con ya más de un alza este 2021. 

La Premium de YPF pasó de unos $29 en abril de 2017 a unos $85 en los distritos bonaerenses. Mientras que en ese mismo período el GNC trepó de $14,50 a los actuales $30, en promedio, en el mismo período.