DINERO gasto > jubilaciones > salarios

POCO MARGEN

'Bajar más de 10% el gasto afecta a salarios y jubilaciones'

El cálculo lo realizó el Centro de Estudios de la Nueva Economía de la UB en relación al ajuste en el gasto que implica el acuerdo con el FMI.

Muy poco margen de maniobra le quedaría al gobierno de Alberto Fernández de acuerdo con el último informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, que analizó las consecuencias fiscales del principio de entendimiento con el Fondo Monetario Internacional, si es que no quiere afectar a los salarios públicos y a las jubilaciones con una reducción del gasto superior al 10%.

Falta de flexibilidad

Según el CENE, el principal compromiso que asume el gobierno argentino con el FMI “consiste en una paulatina reducción del déficit fiscal que, estimado en 3% del PBI en 2021, debería reducirse al 2,5% en 2022, al 1,9% en 2023 y al 0,9% en 2024”.

Con relación al gasto público, desde el CENE se indicó que un reciente estudio realizado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) concluyó que “sólo el 10% del gasto de la Administración Pública Nacional tiene flexibilidad”. Dicho porcentaje representa la única porción de gasto posible de recortar o reasignar sin afectar los salarios públicos y las jubilaciones.

“Esta proporción ha venido disminuyendo en los últimos años, tornando el gasto público cada vez más rígido y reduciendo el margen de acción para reducirlo o reordenarlo, expresó Víctor Beker, director del CENE, en un comunicado de prensa.

Los gastos sin rigidez son del 63,6%

“En efecto, durante el período comprendido entre 2010 y 2021, los gastos rígidos, mayoritariamente compuestos por jubilaciones y pensiones, remuneraciones al personal, intereses de la deuda y asignaciones familiares, entre otros, fueron aumentado su peso en el presupuesto, alcanzando un máximo del 80% en 2019, tras tocar un mínimo del 57,9% en 2014”, recordó el economista.

“Según la estimación de la OPC, en 2021, los gastos con rigidez alta afectaron aproximadamente al 63,6% del gasto total; los clasificados como de rigidez media participaron con el 24,8%, y el resto, es decir el 11,5%, correspondió a aquellos gastos más factibles de reasignar. Estrictamente, si nos limitamos a los gastos clasificados como sin rigidez y con fuentes de financiamiento sin afectación, sobre los que el Gobierno tiene mayor margen de acción, éstos representaron apenas el 9,8% del gasto total”, concluyó el director del CENE.

Alberto prometió que no habrá ajuste

En relación al recorte del gasto público y sus implicancias, este jueves (10/2), el presidente Alberto Fernández prometió: “cuando toca hacer frente de las deudas, siempre dijimos que no es a costa de ajuste sobre la salud pública, sobre la educación y menos sobre la ciencia y la tecnología. Estamos dando un paso en ese sentido. Nos dejaron sin presupuesto, lo que no nos dejaron es sin decisión política ”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario