Leído

DOLORS SALA CARRIÓ

La madre de Guardiola fallece a los 82 años por coronavirus

Lun, 06/04/2020 - 1:01pm
Enviado en:
Por Urgente24

El entrenador de fútbol prefirió el silencio y pidió al Manchester City que lo comunicara a través de los canales oficiales.

Contenido

Dolors Sala Carrió, la mamá de Pep Guardiola, murió a los 82 años a causa del coronavirus.

El entrenador catalán prefirió que lo comunicara el Manchester City a través de su cuenta oficial en Twitter para evitar la exposición.

“La familia del Manchester City lamenta tener que comunicar el fallecimiento de doña Dolors Sala Carrió, madre de Pep Guardiola, a la edad de 82 años, a causa del coronavirus”, publicó entidad inglesa en su cuenta de Twitter.

“Todos los que formamos parte del Club queremos manifestar nuestro más sentido pésame a la familia Guardiola en un momento tan doloroso”, agregó en otro tuit.

La prensa catalana recuerda que Guardiola fue una de las primeras personalidades del deporte que mostró su lado más altruista: el pasado 24 de marzo donó un millón de euros a la Fundació Àngel Soler Daniel, que gestiona el Col·legi de Metges de Barcelona (COMB). El exjugador y exentrenador del Barça contribuyó a la compra de material médico y equipamiento sanitario. Su donación también sirvió para financiar la producción alternativa de respiradores, a través de impresión 3D, y otros elementos de protección para el personal sanitario.

La pasada semana, el seleccionador español de fútbol Sub-19, Santi Denia, también había hablado del terrible momento que está pasando tras perder a su padre por el coronavirus.

"Este virus se ha llevado a mi padre y se está llevando a muchas personas. Todos los ciudadanos estamos sufriendo con este tema", había afirmado Santi Denia a la radio Cadena Ser.

Como ya es de público conocimiento, España, que anunció este lunes por cuarto día consecutivo un recorte en el número de muertes por el coronavirus, es el segundo país más afectado del mundo en número de muertos por el COVID-19 por detrás de Italia, con 13.055 fallecidos.

Recordemos que el número de infectados ascendió a 135.032 personas, mientras que más de 40.000 personas se curaron