Leído

COREA DEL SUR

Un nadador hungaro fue detenido por supuesto acoso sexual en pleno mundial

Dom, 28/07/2019 - 8:04pm
Enviado en:
Por Urgente24

El nadador hungaro Tamas Kenderesi, de 22 años, presente en los Mundial de natación en Gwangju, Corea del Sur, fue denunciado este domingo (28/07) por supuesto acoso sexual por parte de una joven de 18 años, con quien habría coincidido en un club nocturno de esa ciudad cerca de las 3 de la mañana de este mismo domingo. De acuerdo con las mismas fuentes, el deportista extranjero, que fue medalla de bronce en una de las pruebas de 200 metros mariposa de los Juegos Olímpicos de Rio 2016, negó los hechos y fue asistido por un abogado de su misma nacionalidad.

Contenido

Durante la disputa del campeonato mundial de natación en la ciudad de  Gwangju, Corea del Sur, el medallista hungaro, Tamas Kenderesi, de 22 años, fue denunciado este domingo (28/07) por supuesto acoso sexual por parte de una joven de 18 años, con quien habría coincidido en un club nocturno de esa ciudad cerca de las 3 de la mañana de este mismo domingo. 

Detenido e interrogado por un incidente ocurrido en una discoteca de Gwangju -a unos 300 km al sur de Seúl- en la noche del sábado al domingo, Kenderesi (22 años), bronce olímpico en 200 m mariposa en 2016, fue puesto en libertad más tarde, aunque la policía continúa la investigación, indicó a la agencia de noticias AFP un responsable de la policía local.

La dirección del equipo húngaro y la Federación Internacional de Natación (FINA) confirmaron que Tamas Kenderesi había regresado a la villa de los deportistas, pero que no tenía permitido dejar el país en los próximos diez días.   

“La Federación Húngara de natación, en cooperación con el personal de la embajada de Hungría en Corea del Sur, hacen todo lo posible para aclarar las acusaciones contra Tamas Kenderesi”, declaró en un comunicado.

“El deportista tiene derecho a la presunción de inocencia durante la investigación, pero si fuera visto culpable, la Federación emprendería actuaciones judiciales”, precisó, asegurando “condenar todo acto que atente contra la dignidad humana”

“Por el momento está libre pero no puede salir de Corea del Sur”, declaró a la AFP el director de la FINA, Cornel Marculescu.

De acuerdo con las mismas fuentes, el deportista extranjero, que fue medalla de bronce en una de las pruebas de 200 metros mariposa de los Juegos Olímpicos de Río 2016, negó los hechos y fue asistido por un abogado de su misma nacionalidad. 

En un principio se especuló con el nombre del acusado, ya que por las descripciones de las autoridades había dos sospechosos más además de Kenderesi: los rusos Evgueni Rylov y Anton Chupkov. Sin embargo, fue un oficial de la delegación húngara el que confirmó a la agencia Reuters que su atleta había sido interrogado y, posteriormente, devuelto a la Villa junto a los demás deportistas.

El incidente se produjo un día después de que se desplomara una estructura de una discoteca en la misma ciudad, en un accidente que causó dos muertos, de nacionalidad surcoreana, y dieciséis heridos, incluyendo ocho deportistas que competían en los mundiales.

Tres de los lesionados eran estadounidenses, dos eran neozelandeses y además había un holandés, un italiano y un brasileño, aunque ninguno de ellos sufrió heridas graves.

Los estadounidenses estaban celebrando la victoria de la selección femenina de waterpolo frente a la de España en la final de Gwangju, el viernes. Entre los lesionados había hombres y mujeres. 

Kenderesi, de 22 años, terminó último en la final de la mariposa masculina de 200 metros en Gwangju, celebrada el pasado miércoles. Los organizadores del evento declinaron hacer comentarios, ya que es un asunto privado no relacionado con la competición deportiva.