Leído

PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE MAMA

Importante: Mamografías anuales o cada 2 años desde los 40 años

Lun, 19/10/2020 - 8:03pm
Enviado en:

El cáncer de mama comienza en los tejidos mamarios. Existen dos tipos principales de cáncer de mama: El carcinoma ductal que comienza en los tubos (conductos) que llevan leche desde la mama hasta el pezón. La mayoría de los cánceres de mama son de este tipo. El carcinoma lobular comienza en partes de las mamas, llamadas lóbulos, que producen leche. En pocas ocasiones, otros tipos de cáncer pueden comenzar en otras zonas de la mama.

El Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se celebra en todo el mundo cada mes de octubre, contribuye a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos
cancer_de_mama.jpg
El Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se celebra en todo el mundo cada mes de octubre, contribuye a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos.
Contenido

El cáncer es un problema de salud mundial. En la medida en que otras causas de mortalidad son controladas y la población envejece, las enfermedades neoplásicas aparecen entre las más importantes causales de muerte y discapacidad en el mundo. 

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cáncer, entre las mujeres en los países desarrollados y en la mayoría de los países en vías de desarrollo.  

Se diagnostica en 1 cada 8 mujeres (12%de la población mundial). Usualmente el diagnóstico se realiza por palpación de un nódulo mamario , cambios en la forma de la mama, retracción o secreción del pezón , aparición de ganglios agrandados en la axila o por arriba de la clavícula , o síntomas relacionados con enfermedad diseminada. En las poblaciones donde se realizan mamografías anuales , la forma más frecuente de presentación es la mamografía patológica.

La mortalidad por cáncer de mama varía ampliamente de región en región. La República Argentina tiene la segunda tasa de mortalidad en América del Sur (19.9,8 por 100.000); lo que se traduce en alrededor de 6.100 muertes por año (Globocan, 2012).

Es por eso que los controles de prevención del cáncer de mama como las mamografías anuales o cada 2 años desde los 40 años hasta aproximadamente los 70 años son de gran importancia para el diagnóstico temprano de la enfermedad y posibilidad rápida de tratamiento y curación. Además  la autopalpación mamaria frecuente ayuda a aumentar las chances de diagnóstico precoz entre los estudios de imágenes. En mujeres mayores de 70 años no hay tanto beneficio, aunque es práctica habitual continuar los controles según el riesgo individual.

Para prevenir el cáncer de mama se deben evitar factores de riesgo y aumentar los factores de protección

Factores de riesgo del cáncer de mama:

 #  Edad avanzada
 #  Antecedentes personales de cáncer de mama o enfermedad benigna de la mama (no cancerosa)
 #  Riesgo heredado de cáncer de mama
 #  Mamas densas
 #  Exposición del tejido de la mama al estrógeno elaborado por el cuerpo
 #  Terapia hormonal para los síntomas de menopausia
 #  Anticoncepción con pastillas en forma prolongada.
 #  Radioterapia dirigida a la mama o el pecho
 #  Obesidad
 #  Consumo de bebidas alcohol
 #  Los siguientes son factores de protección del cáncer de mama:
 #  Tomar terapia hormonal que solo tiene estrógeno después de una histerectomía.
 #  Mantener un peso saludable y una dieta sana rica en vegetales.
 #  Mastectomía para disminuir el riesgo en pacientes cuyo riesgo es alto por antecedentes personales de enfermedades de la mama precancerosas y/o antecedentes familiares de cáncer.
 #  Hacer suficiente ejercicio. 
 #  La lactancia prolongada. 
 
Factores de riesgo del cáncer de mama:

Edad avanzada

La edad avanzada es el factor de riesgo principal para la mayoría de cánceres. La probabilidad de presentar cáncer aumenta a medida que usted envejece.

Antecedentes personales de cáncer de mama o enfermedad benigna de la mama (no cancerosa)

Las mujeres con cualquiera de las siguientes características tienen un mayor riesgo de cáncer de mama:

 #  Antecedentes personales de cáncer de mama invasivo, carcinoma ductal in situ (CDIS) o carcinoma lobulillar situ (CLIS).
 #  Antecedentes personales de enfermedad de la mama benigna (no cancerosa), con necesidad de punciones para descartar cáncer.

Riesgo heredado de cáncer de mama

Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama en un pariente de primer grado (madre, hermana o hija) tienen un aumento de riesgo de cáncer de mama. Existen síndromes hereditarios que predisponen al cáncer de mama y otros que se transmiten de generación en generación.

Las mujeres con síndromes heredados en los genes BRCA1 y BRCA2, o en ciertos otros genes tienen un riesgo más alto de cáncer de mama y ovario, por ejemplo.

Es importante consultar a un mastólogo o a un especialista en cáncer hereditario ante la presencia de antecedentes familiares para la realización de un estudio genético en sangre.

Mamas densas

Tener tejido de la mama que es denso en una mamografía es un factor de riesgo del cáncer de mama. El grado de riesgo depende de la densidad del tejido mamario.

Las mujeres con mamas muy densas tienen un riesgo más alto de cáncer que las mujeres con mamas menos densas.

Una mayor densidad mamaria es, con frecuencia, un rasgo heredado, pero también se presenta en mujeres que no han tenido hijos, que tuvieron su primer embarazo tarde en la vida, que toman hormonas para síntomas de la menopausia o como anticonceptivos durante largo tiempo. 

Terapia hormonal para los síntomas de menopausia

Las hormonas femeninas como el estrógeno, la progesterona  o ambos se pueden administrar para reemplazar el estrógeno que ya no producen los ovarios en las mujeres posmenopáusicas, o en aquellas a las que se les extirparon los ovarios. Esto se llama terapia de reemplazo hormonal (TRH) o terapia con hormonas (TH).

La TRH/TR combinada contiene estrógeno con progesterona. Este tipo de THR/TH aumenta el riesgo de cáncer de mama. Hay estudios que muestran que cuando las mujeres dejan de tomar estrógeno combinado con progesterona, disminuye su riesgo de cáncer de mama.

Radioterapia dirigida a la mama o el pecho

La radioterapia dirigida al pecho para el tratamiento del cáncer aumenta el riesgo de cáncer de mama a los 10 años del tratamiento. El riesgo de cáncer de mama depende de la dosis de radiación y de la edad en que se administre. El riesgo es más alto si el tratamiento con radiación se administró durante la pubertad, cuando las mamas empiezan a crecer.

La exposición a la radiación, como las radiografías del tórax, puede aumentar aún más el riesgo de cáncer de mama en las mujeres que heredaron cambios en los genes BRCA1 y BRCA2; en particular, en las mujeres que recibieron rayos X antes de los 20 años.

Obesidad

La obesidad aumenta el riesgo de cáncer de mama, particularmente en las mujeres posmenopáusicas que no se sometieron a terapia de reemplazo hormonal.

Consumo de bebidas alcohólicas

El consumo de bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de cáncer de mama. El grado de riesgo se incrementa a medida que aumenta el consumo del mismo.