Leído

EL ATAQUE EN DUMA

WikiLeaks difunde documento que duda sobre armas químicas en Siria

Vie, 27/12/2019 - 2:13pm
Enviado en:
Por Urgente24

WikiLeaks publicó más documentos internos de la OPAQ con respecto a la investigación del presunto ataque químico en Douma en abril de 2018. Uno de los documentos es un intercambio de correos electrónicos con fecha 27/02/2019 y 28/02/2019 entre miembros de la misión de investigación (FFM) desplegados en Duma y los altos funcionarios de la OPAQ. Incluye un correo electrónico de Sebastien Braha, Jefe de Gabinete de la OPAQ, en el cual ordena que un informe de ingeniería de Ian Henderson sea eliminado del registro seguro de la organización: "Obtenga este documento de DRA [Archivo de registro de documentos] ... Y elimine todos los rastros, si los hay, de su entrega / almacenamiento / lo que sea en DRA".

Imagen de cadáveres en Duma, un caso que ahora permite una revisión gracias a WikiLeaks.
Contenido

Duma es una ciudad musulmana de Siria, que pertenece a la Gobernación de la Campiña de Damasco, con una población de unos 115.000 habitantes.

En 2011, durante las protestas en Siria, Duma fue un punto de tensión importante, con manifestaciones antigubernamentales, y grupos armados del Ejército Libre Sirio, que se enfrentaron con el ejército sirio.

El 30/01/2012 el Ejército Sirio capturó la ciudad tras una operación muy importante pero hacia octubre de 2012, el Ejército Libre Sirio mantenía bajo su control casi todo el suburbio de Duma.

El Ejército Libre Sirio o Movimiento de Oficiales Libres (comandados por los coroneles Riyad al-Asad y Ahmed Hijazi, leales al Consejo Nacional Sirio y respaldados por USA) se enfrentaron al gobierno del presidente Bashar Al Assad. 

El Ejército Libre era una suma de desertores sunitas de las Fuerzas Armadas Sirias y mercenarios entrenados por personal estadounidense, que comenzó a colapsar en 2014, y otros grupos se hicieron fuertes en los suburbios de Duma aunque las tropas gubernamentales recuperaron gran parte del enclave.

El 07/04/2018 ocurrió un supuesto ataque con cloro y gas sarín en Duma en el marco de la Guerra Civil siria. 

En el ataque se informaron 50 personas muertas y 500 heridos. 

Según la organización opositora Defensa Civil Siria, el ataque lo realizó el gobierno del presidente Bashar al-Ásad para eliminar a remanentes rebeldes y lograr la definitiva conquista de ese territorio. 

El gobierno de al-Ásad negó toda responsabilidad.

Fue uno de los ataques químicos sin autor claro, tal como lo ocurrido en Guta (2015) y Jan Sheijun (2017).

En esta ocasión, USA disparó 59 misiles de crucero Tomahawk a la base aérea de Shayrat en respuesta al supuesto ataque químico de Jan Sheijun.
​ 
El por entonces secretario de Defensa, James Mattis, declaró en febrero de 2018 que creía que el gobierno sirio no había cumplido con el acuerdo negociado por Rusia para destruir su arsenal de armas químicas.

Esa práctica fue repetida en ocasión de los sucesos en Duma.

WikiLeaks ha filtrado 4 documentos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) relacionados con la investigación del supuesto ataque químico a Duma (Guta Oriental) en abril de 2018. 

Uno de ellos incluye un correo electrónico de Sébastien Braha, jefe de gabinete del Director General de la OPAQ, exigiendo la eliminación del informe elaborado por ingenieros de la OPAQ, que contradecía la versión 'oficial' de lo sucedido en Duma. 

Braha pidió eliminar "todos los rastros" del documento que, además, provoca preguntas sobre la existencia de una presión política de USA, Reino Unido y Francia para que el ataque fuese adjudicado al Gobierno sirio.

Tras la recuperación de Duma por las fuerzas gubernamentales sirias, los Cascos Blancos denunciaron 50 muertes a causa de un ataque químico con "gas tóxico", y USA responsabilizó a Al Assad, motivo por el que, en la madrugada del 14/04/2019, USA, Reino Unido y Francia realizaron un ataque múltiple con misiles de crucero contra el territorio de Siria, no aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

En su informe final sobre el ataque del 07/04/2018, publicado en marzo de 2019, la OPAQ descartó el uso de gas sarín, pero sí estableció que hubo un ataque con una sustancia tóxica y que el químico utilizado "contenía cloro reactivo" y "probablemente era cloro molecular". 

El organismo afirmó que el cloro reactivo "posiblemente" estaba en 2 cilindros industriales y sugirió que los mismos fueron lanzados desde el aire, ya que en el techo de los edificios en los que los hallaron había aperturas consistentes con la forma de los recipientes.

El informe citó a "expertos" externos sin especificar sus nombres, ni entidades con las que estaban vinculados, y no fueron incluídos datos de otro informe, que fue resultado de la investigación de los ingenieros de la OPAQ.

Sin embargo, según este informe, ahora 'filtrado' por WikiLeaks, "existe una mayor probabilidad" de que ambos cilindros de gas utilizados en el ataque "fueron colocados manualmente en aquellas 2 ubicaciones en lugar de ser arrojados desde las aeronaves", según los ingenieros de la OPAQ. 

"Las dimensiones, características y el aspecto de los cilindros y del entorno de los incidentes fueron inconsistentes con lo que habría que esperar en el caso de que cualquiera de los cilindros hubiera sido arrojado desde una aeronave", concluyeron los especialistas.

El académico británico Piers Robinson, miembro del Grupo de Trabajo sobre Siria, Propaganda y Medios —un grupo de investigadores y académicos que afirma ser independiente y al que se filtró dicho informe— comentó que la OPAQ nunca desmintió la veracidad del documento de sus ingenieros, pero en vez de utilizarlo no fue incluido en la versión final, que sí utilizó informes de "organizaciones oscuras, sin nombres, anónimas".

Robinson se preguntó "qué tipo de presión política podrían haber ejercido sobre la OPAQ" desde Francia, Reino Unido y USA para desechar un informe interno.

Para obtenerse el documento de los ingenieros de OPA, comandados por Ian Henderson, ver aquí.

El principal hallazgo de Henderson, quien inspeccionó los sitios en Duma y los 2 cilindros que se encontraron en el sitio del presunto ataque, fue que era más probable que fueran colocados manualmente allí que arrojados desde un avión o helicóptero desde alturas considerables. 

Un acta de una reunión que sucedió el 06/06/2018, entre 4 miembros del personal de la OPAQ ("3 toxicólogos / farmacólogos clínicos + 1 químico bioanalítico y toxicológico", todos especialistas en armas químicas, de acuerdo con el acta) informó que el objetivo fue doble:

> "Solicitar asesoramiento de expertos sobre el valor de exhumar (los cuerpos de) las presuntas víctimas del presunto ataque químico en Douma el 7 de abril de 2018". Según las actas, los expertos informaron al equipo de la OPAQ que sería poco útil realizar exhumaciones. 

> "Obtener opiniones de expertos de los toxicólogos forenses con respecto a los síntomas observados y reportados de las presuntas víctimas".

Más específicamente,

"(...) si los síntomas observados en las víctimas fueron consistentes con la exposición al cloro u otro gas de cloro reactivo".

Según las minutas filtradas, "Con respecto a la consistencia de los síntomas observados e informados de las presuntas víctimas con posible exposición al gas de cloro o similar, los expertos fueron concluyentes en sus declaraciones de que no había correlación entre los síntomas y la exposición al cloro" .

Los miembros del equipo de la OPAQ escribieron que el "mensaje clave" de la reunión fue: "Que los síntomas observados eran inconsistentes con la exposición al cloro y no se pudo identificar ningún otro químico que causara los síntomas".

Otro documento es una copia de los intercambios de correos electrónicos de la OPAQ del 20 al 28 de agosto de 2018 que discuten la reunión con los toxicólogos.

El 4to. documento es un intercambio de correos electrónicos de finales de julio de 2018, donde se afirma que los 8 inspectores de la OPAQ desplegados en Douma durante la misión de investigación (excepto 1 paramédico) deben ser excluidos de las discusiones sobre el proyecto.