Leído

SEGÚN UN ESTUDIO RECIENTE

Alto índice de divorcios en mujeres con un alto cargo laboral

Dom, 19/01/2020 - 6:04pm
Enviado en:
Por Urgente24

Ser jefa aumenta las posibilidades de ruptura en la pareja. No así en el caso de los hombres, que no ven mayoritariamente su situación matrimonial comprometida cuando éstos alcanzan un puesto de tal rango.

Las mujeres que llegan a altos cargos en su trabajo ponen en peligro su situación matrimonial mucho más que en el caso de los hombres.
Contenido

Un estudio realizado recientemente por dos sociólogos suecos reveló un creciente índice de divorcios en aquellas parejas en las cuales la mujer consiguió un cargo alta responsabilidad. La investigación se centró en puestos ejecutivos en empresas, pero también en cargos políticos, como legislador, gobernador, entre otros. Lo que quedó demostrado, es que los matrimonios no corren la misma suerte cuando es el hombre quien ocupa el puesto.

El trabajo se presenta como un aporte a una mayor comprensión del porqué de la acentuada ausencia de oportunidades que sufren las mujeres  a la hora de conseguir un lugar en las cúspides profesionales. 

En este caso, los licenciados Olle Folke y Johanna Rickne pusieron  la lupa en parejas "tradicionales", es decir las que el hombre es mayor, y en las que hubo  un desequilibrio a la hora de tomar los permisos de paternidad. Se abocaron así a estudiar parejas antes y después del ascenso, de uno u otro  integrante de la misma.

El resultado fue claro. Tres años después de registrar parejas que estaban juntas y la mujer tenía o había conseguido un cargo de alta responsabilidad, los investigadores realizaron un relevamiento que les marcó que un 7% de esas parejas, se habían divorciado en ese lapso de tiempo.

Por su parte, en el caso de las parejas en la que el hombre trabajaba no hubo demasiada diferencia. El índice de divorcio es el mismo tenga o no el alto cargo.

¿ Por que se da ésto?

El estudio, llamado All the single ladies: job promotion and the durability of marriage,  afirma que hay un vinculo muy fuerte entre el “mercado matrimonial” y el mercado laboral en el ámbito de la desigualdad. Queda en manifiesto que al día de hoy aún es priorizada la carrera del hombre en la mayoría de los países del mundo y  que "las mujeres afrontan un gran estrés cuando dan un salto profesional".

Se deja en evidencia que las dificultades de la mujer para conseguir un cargo ejecutivo no solo se debe a las desigualdades que habitan en el ámbito laboral sino también al factor matrimonio. Para muchas mujeres, un buen trabajo que lleve muchas horas y la mantenga alejada de casa actúa en detrimento de la estabilidad familiar.

Todo se suscribe a una falta de igualdad y a una falta de apoyo a las carreras profesionales de sus mujeres y el estrés familiar que ellas deben afrontar cuando intentan avanzar, lo que muchas veces termina o en una renuncia apresurada o en un divorcio. Así lo refleja el estudio.