Leído

DEUDA

El látigo y la zanahoria de Guzmán/Stiglitz para una negociación muy difícil

Jue, 30/01/2020 - 8:14am
Enviado en:
Por Urgente24

Aún no hay precisiones sobre cuál será la oferta que el Gobierno les hará a los bonistas privados. Se discute en el Congreso un proyecto de ley que le da amplias facultades al Poder Ejecutivo para encarar la discusión. Pero no se menciona ningún detalle específico sobre las condiciones. En el Palacio de Hacienda aseguran que el texto carece de ello dado que las conversaciones con los bondholders se mantienen en presente continuo.

Los montos de la deuda y los acreedores para 2020. Fuente: ING.
Contenido

La renegociación de la deuda externa que pretende Alberto Fernández tiene 2 capítulos: 

1-Con los tenedores de bonos privados; 

2-Con el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Con ambos tipos de acreedores ha tenido contacto en los últimos días el ministro de Economía, Martín Guzmán, en Nueva York.  Pero hay mayor urgencia en el 1er caso. El Gobierno se puso como deadline para un acuerdo el próximo 31/03. 

Aún no hay precisiones sobre cuál será la oferta que el Gobierno les hará a los bonistas privados. Se discute en el Congreso un proyecto de ley que le da amplias facultades al Poder Ejecutivo para encarar la discusión. Pero no se menciona ningún detalle específico sobre las condiciones. En el Palacio de Hacienda aseguran que el texto carece de ello dado que las conversaciones con bondholders se mantienen en presente continuo. 

De todas formas hay versiones. Tal como anticipó Urgente24, se habla de un "período de gracia" que mantendría suspendidos los vencimientos por hasta un período de 4 años. En ello coiciden las consultoras Economía y Regiones, y Massot / Monteverde & Asociados. 

Pero el menú, se especula, incluiría además  la poda en el capital invertido por los acreedores o un recorte de la tasa de interés. 

Esta última opción fue agitada por Joseph Stiglitz, quien no sólo es un famoso premio Nobel de Economía, sino también el mentor del ministro Guzmán. Stiglitz le dijo a la cadena BBC que ha hablado con Guzmán desde que asumió en el Palacio de Hacienda. Se puede especular con que el exBanco Mundial podría pisar con fuerza en eventuales decisiones del ministro. 

¿Qué propone Stiglitz? En los últimos días, aseguró que los acreedores deberían prepararse para "una quita significativa" en el valor de sus títulos. Pero en las últimas horas fue más específicos y se enfocó en una receta determinada: la quita sería sobre los intereses pactados, es decir sobre la tasa de ganancia de los inversores. 

"Una de las cosas que quedó clara en las crisis anteriores en general, no solo en Argentina, es que a menudo los acreedores imponen tasas de interés excesivamente altas. [...] Y hay toda una teoría que explica que si cobras altas tasas de interés, terminarás con una alta probabilidad de incumplimiento. Pero si cobras tasas de interés bajas, tienes una baja probabilidad de incumplimiento", sostuvo ante la BBC. 

Y en este sentido, sostuvo: "Y si haces lo suficiente sobre la tasa de interés, que es lo que creo que deberían hacer, entonces no tienes que hacer el capital"

Stiglitz además presiona a los bonistas haciéndolos co-responsables de la nueva crisis de deuda argentina. "No deberían haber prestado tanto dinero. Entonces, mi crítica es a los mercados de capitales, no hicieron préstamos prudentes. Y en retrospectiva, ¿fue culpa de Argentina? Yo culpo a los mercados de capitales; no culpo a Argentina". Por ello,  los insta a acordar con el Gobierno recordándoles que un default no es un escenario que les convenga

"Es de interés para todos evitar un default. Y por eso Argentina está trabajando, como han dicho, muy duro para evitar un incumplimiento. Y también debería ser de interés para los acreedores. Quiero decir, si un default le cuesta a Argentina, y eso frena el crecimiento, significará que los acreedores tendrán menos de retorno. ¿Por qué los acreedores harían algo tan contraproducente?", dijo. 

¿Hay probabilidades de default? Tal como informó este medio, la consultora E&R lo cree probable. "En E&R consideramos probable que el gobierno nacional declare el default a los bonistas internacionales. En este escenario, el gobierno nacional obviamente le echará la culpa a los mercados, bonistas, fondos buitres, etc", arriesga.

Afuera la mirada es distinta. La división de análisis del banco holandés ING sostiene: "Nuestra conclusión [...] es que la administración Fernández podría, en principio, salir del paso y evitar un default hasta fin de año". Sin embargo, ING anticipa una "negociación prolongada" dada la "complejidad" del asunto. 

"La complejidad de este ejercicio también refleja el hecho de que involucra deuda de diferentes jurisdicciones (local/extranjera), denominada en diferentes monedas, emitida con diferentes cláusulas -de acción colectiva, default cruzado y de aceleración- y en poder de grupos con diferentes incentivos (privados extranjeros, gobiernos locales y el Club de París" sostiene el informe firmado por Gustavo Rangel y Trieu Pham.

De todas formas, desde el ministerio de Economía explicaron que la renegociación abarcará a un "universo determinado" y especificaron: "solo la deuda regida por ley extranjera, principalmente de Nueva York e Inglaterra”.