Leído

EL BCRA QUEBRÓ, FRENAN CARPETAS Y SE VAN DEL PAÍS

Pánico en la Rosada: Por temor a una nueva ola de despidos, envía señales a multinacionales e importadores

Sab, 19/09/2020 - 8:32pm
Enviado en:
Por Urgente24

Si algo le faltaba al delicado panorama empresarial global era una circular del BCRA con múltiples especificaciones que todavía están tratando de descifrar los banqueros, quienes dispusieron feriado cambiario por segundo día consecutivo mientras intentan reacondicionar el sistema de homebanking a las nuevas directivas. Mientras tanto, empresas que no ven una pronta reactivación en la Argentina ni la oportunidad de girar dividendos a sus casas matrices eligen marcharse del país, cuya presión tributaria es asfixiante. En un intento por evitar el colapso total del mercado laboral, que desencadenaría una nueva ola de despidos, la Casa Rosada apura señales. Sin embargo, para muchos empresarios ya es tarde.

El Gobierno pagará el aguinaldo de los estatales en cuotas por las "restricciones" provocadas por la pandemia del coronavirus
casa_rosada.jpg
La economía se acaba de frenar por completo ante las nuevas medidas del BCRA y los empresarios decidieron frenar las carpetas en marcha sobre nuevas inversiones hasta tanto no se aclare la situación del nuevo cepo.
Contenido

La situación es dramática. La Argentina ya tendría que estar pensando en una pronta recuperación que muestre señales claras de que está saliendo de la pandemia.

Sin embargo, nada de eso está ocurriendo luego de 6 meses de una cuarentena que muy pocos cumplen.

A su vez, si algo faltaba era una circular del Banco Central que ponga los pelos de punta de la clase media y el empresariado.

Es tan compleja la última normativa que los bancos tuvieron que decretar feriado cambiario por segundo día consecutivo para poner a punto sus homebanking.

Mientras tanto, al ver que las cosas no cambian, empresarios que estaban dudando decidieron finalmente marcharse del país. Así lo hicieron las aerolíneas y ahora se sumó Falabella, afectada por las importaciones, la fuerte presión tributaria y el poco crecimiento que se espera para 2021.

"Nos duele cada empresa que se va", dijo ayer (17/09) la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca Bocco, luego de prometer una serie de medidas para eliminar impuestos distorsivos.

Hoy (18/09), intentó reforzar la idea y defender las últimas medidas al remarcar que "no podemos inyectar pesos en la economía y perder reservas", y sostuvo que "los importadores tienen garantizado el acceso al mercado de cambios".

"Cuando se pierden reservas, se pierde la capacidad que tiene el Estado para promover la producción y el empleo. No hay que perder de vista el objetivo de esto", subrayó la funcionaria en declaraciones formuladas esta mañana a la radio FM Metro.

Allí, aseguró que las medidas en materia cambiaria anunciadas el martes por la noche “no son un castigo para nada”, sino que -explicó- “se debían tomar para cuidar las reservas”.

En este punto, resaltó la necesidad de protegerlas porque, de lo contrario, el país no tendría tampoco "los dólares para pagar importaciones y la deuda, y la economía entra en estas trampas en las que entró muchas veces en su historia de falta de dólares, que provoca devaluación, contracción de la actividad económica, caída del salario real y un pico inflación", dijo en FM Metro.

A través del diario especializado Ámbito Financiero, la Casa Rosada también le envió señales a las multinacionales, recordando que no se restringirá el giro de dividendos en divisas al exterior para las empresas que inviertan en el país en toda la gestión.

Con tono de desesperación, el medio insiste en que "el Gobierno no aplicará restricciones al giro de dividendos en divisas al exterior para las empresas internacionales que inviertan en el país. Y, no lo hará, promete, en toda la gestión; aunque la situación de las reservas empeore. Esta medida, creen en el oficialismo, será una prueba de confianza crucial para que los potenciales inversores decidan abrir sus planes de apuesta por el país. Piensan en el gobierno de Alberto Fernández, que se trata de un punto clave, para despejar una de las principales dudas que generaron las medidas restrictivas decididas el fin de semana. Y es un distanciamiento fundamental al cepo aplicado en la última gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Los primeros que recibirán este dato serán en las próximas horas, las petroleras que apostaron por Vaca Muerta y que están hoy preocupadas por el alcance de las restricciones al acceso a las divisas dispuesto el martes por el Banco Central. Especialmente en el capítulo destinado a trabar el acceso a dólares para las empresas que tienen vencimientos de deudas en el último trimestre del año. La sospecha de muchas multinacionales que apostaron o piensan hacerlo en algún proyecto productivo (pocos, pero los hay), es que las restricciones avanzarían también, al menos de manera temporal, en este tipo de trabas; con lo que se imponían aclaraciones rápidas sobre las intenciones del oficialismo. La alternativa no está escrita en ninguna de las disposiciones de la entidad que maneja Miguel Pesce, ni en el capítulo para los particulares ni para las empresas; pero, la sospecha concreta era que sería una alternativa más que podría aparecer sólo horas después de los anuncios".

"Por esto el Gobierno quiere salir rápido a aclarar el punto, especialmente en los interesados directos en uno de los pocos emprendimientos reales y con perspectivas de crecimiento de mediano largo plazo que tiene el país; y que podrían, en serio, generar divisas. Tanto en inversiones como en potenciales exportaciones. Una alta fuente del Gobierno fue directa con este diario. Al ser consultada sobre la alternativa de trabas para el giro de dividendos en el exterior, afirmó que “si el día de mañana, por ejemplo Chevron -o cualquier otra empresa- quiere invertir, lo podrá hacer sin inconvenientes y se la va a poder llevar la ganancia a donde quiera. El circuito será: obtiene una ganancia, la cambia al precio actual, y se la lleva”. Siguiendo esta explicación, no habría ningún tipo de restricción a que este tipo de empresas pueda acceder a los dólares al precio oficial (sin PAIS ni el 35% de Ganancias) y girar esos beneficios al exterior. Obviamente, la fuente refiere a inversiones industriales o comerciales, pero no financieras fruto de la compra y venta de activos en el mercado de capitales local. Estas estarán (o continuarán) seriamente restringidas. La misma fuente aclaró una realidad, al menos por la visión del Gobierno: 'Si hubiéramos seguido con el sistema anterior, la sangría nos hubiera conducido a una hiperinflación'".

Los funcionarios nacionales, empezando por Matías Kulfas y Martín Guzmán, fueron notificados tras las nuevas restricciones que se frenaron inversiones por US$25.000 millones en oro, cobre, plata y litio por temor a que se corten las vías de financiamiento.

Para rematar, agrega: "El Gobierno quiere que el mensaje sobre la garantía de la posibilidad de giro de rentabilidades esté asegurado, quiere que legue a los sectores que, se cree, más cerca pueden estar de potenciar inversiones en el muy corto plazo. En el listado del oficialismo se encuentra, además del petrolero vinculado a Vaca Muerta, planes vinculados a la construcción, minería, litio, la actividad agropecuaria en general.

El Gobierno se hace cargo de un deber importante: sabe que no está generando clima de negocios y de perspectivas de confianza sobre los empresarios, y considera que los mensajes hacia el sector privado tiene que cambiar. Y que hay una meta que no debe perderse de vista. Resulta imprescindible que se tome como política de Estado la necesidad de incrementar las exportaciones, pasando del promedio actual de US$60.000 millones a los US$90.000 millones hacia el 2025. Sólo así, sabe el Gobierno, podrá generar la suficiente cantidad de divisas como para poder hacer frente a los vencimientos de deudas generados por el flamante cronograma de pago a los acreedores fruto de la reestructuración".