Claves

PÁGINA/12

3 trampas entre mucha data sobre el conflicto policial bonaerense

Así como La Nación y Clarín eran los medios de comunicación que hacían de 'voz del estadio' en los días de Mauricio Macri, Página/12 retomó su rol de los días K ahora con Alberto Fernández, amigo personal del sindicalista Víctor Santa María, el líder de Grupo Octubre, propietario del matutino, al que ingresó con un guiño de Cristina Fernández de Kirchner. El contexto siempre es interesante de recordar. Ahora vamos a las noticias:

Muy interesante la nota de Raúl Kollman en Página/12... pero tiene trampa.

Primero iremos a lo interesante, y revelaremos la trampa al final.

 ** La sargento Virginia Sosa, exonerada de la policía en 2013, candidata del Movimiento Ciudadano, agrupación que respondía a Alberto Asseff, y tiene contacto con el neonazi Carlos Pampillón, y que en algún momento difundió una foto con Patricia Bullrich, con leyenda escrita por Sosa: "Tuve el honor de conocerla. De hablar con ella. Un ser humilde de pocas y justas palabras. Una leona". 

 ** El capitán Mariano Díaz -el del uniforme camuflado- apartado de la Bonaerense después de protagonizar, en 2014, un motín en el Grupo Halcón. Según quien hizo la investigación (¿fue Kollman o Kollman la escribió?), se lo puede ver en fotos con referentes de Cambiemos en Lomas de Zamora y Esteban Echeverría

 ** La teniente Mara Guardo sería una fuerte impulsora de cacerolazos. Guardo lleva 18 años en la fuerza, es psicóloga y tiene su consultorio particular donde atiende uniformados. En este caso no se se acompañó dato de vinculación con el PRO.

 ** El teniente Aldo Oscar Pagano, cesanteado en 2006 por resolución 3446 en el expediente 570118/06. El apartamiento por razones psiquiátricas duró once años, hasta 2017, en que fue reintegrado por Cambiemos

 ** El capitán Sandro Adrián Amaya, desafectado de la Bonaerense en 2019, por una declaración a medios de Vicente López "afectando gravemente la disciplina", según decisión del entonces ministro Cristian Ritondo. Amaya cometió el grave error estratégico de rechazar la invitación del presidente Alberto Fernández para que designaran a 8 "delegados" que entraran a la Quinta a conversar. Tampoco en este caso se mencionó alguna relación con el PRO.

Ahora, la trampa: La protesta no tuvo jefatura sino que resultó casi una anarquía. Por lo tanto, ninguno de los policías mencionados ejerció alguna jefatura y su vocería careció de impacto en la resolución del conflicto.

El Presidente de la Nación

Ya es conocido el vínculo directo entre el columnista Mario Wainfeld y el presidente Alberto Fernández.

En esta ocasión (13/09), Wainfeld se encarga de destacar las virtudes que él encuentra en la intervención del Jefe de Estado en el conflicto, pero también hay trampa. En verdad, 2 trampas. 

De paso: en su pluma hay datos que coinciden en forma llamativa con los que se suministraron a Verbitsky en su columna.

Pero es mejor comenzar por la construcción del pedestal de Alberto, según Wainfeld:

 ** " El presidente Alberto Fernández desactivó una bomba de tiempo, cuyo potencial dañino se desconoce pero pudo ser grave, hasta sangriento. Un legítimo reclamo de policías bonaerenses derivó en un motín armado, injustificable."

 ** " Alberto Fernández decidió bien las dos contradicciones principales. Reconoció los derechos de los trabajadores uniformados y desmovilizó a los insurrectos… que en buena proporción son los mismos. La doble respuesta adoptada bajo presión fue la mejor posible, jamás perfecta ni ideal."

 ** " AF optó por la vía pacífica frente a la situación límite. Desalentó una movilización a su favor convocada por Juan Grabois. Desechó la tentación de mandar disolver la rebelión apelando a otras fuerzas armadas. Las definiciones sensatas parten de una asimetría de la etapa: por coherencia y solidaridad el peronismo desecha ocupar masivamente el espacio público. Renuncia a una herramienta democrática central en el sistema político argentino. Sus adversarios o enemigos, al contrario, la usan y abusan."

Wainfeld coincide con Verbitsky en 'cepillar' a Berni aunque en su pluma exagerada comete el error de deslizar el apellido de su informante:

"La movida reconoce, de modo tácito, errores previos de la administración provincial muy centrados en la figura de Sergio Berni quien desempeña mal el puesto más insalubre del sistema político argentino: ministro de Seguridad a cargo de “la mejor policía del mundo”. Cometido en el que fracasaron penosamente punitivistas como Aldo Rico y Carlos Stornelli. Y en el que consiguieron avances parciales protagonistas más serios, mejor rumbeados, como León Arslanián y Juan Pablo Cafiero."

Vayamos a la trampa N°1 de Wainfeld:

 #  "El antropólogo José Garriga Zucal, docente en la Unsam, escribió en el portal Anfibia. Se recomienda la lectura total de la nota, se destacan algunos párrafos. (…) "Las medidas que tomó el gobernador Kicillof la semana pasada no cayeron bien en el mundo policial. El anuncio de otorgar recursos millonarios para el tema de la seguridad sin noticias para los bolsillos de los agentes --un gesto muy poco peronista-- podría ser definido con el viejo dicho: ‘Comer delante de los pobres'. Esto, sumado al desembarco de las fuerzas federales, cosechó un malestar de larga data. Y la irrupción de Gendarmería y Prefectura cayó mal porque pone en peligro negocios espurios y porque, entre líneas, es una intervención por inoperancia. A nadie le gusta que vengan a decirle lo mal que hace su trabajo”. (...)".

Los anuncios millonarios no fueron autoría de Axel Kicillof.

El llamado 'Plan de Seguridad' bonaerense fue motivo de crónicas periodísticas que el antropólogo citado no incorporó a su análisis (y Wainfeld tampoco). Todo comenzó en la llamada 'mesa de los martes', que encabeza cada semana el presidente Alberto Fernández en la residencia de Olivos, con la presencia de Santiago Cafiero, Máximo Kirchner, Eduardo De Pedro y Sergio Massa. Al encuentro del 18/08 fueron invitados intendentes bonaerenses y el gobernador Kicillof, a quienes se les explicó el plan ya diseñado. Fue el día después de la manifestación opositora del 17/08.

Se ignora si Kicillof ya sabía de las dificultades financieras para pagar los salarios en el inicio de septiembre. La demora en la acreditación de fondos fue lo que gatilló el conflicto.

 #  Trampa N°2: Wainfeld destaca las supuestas virtudes negociadoras del Presidente de la Nación. Sin embargo, Alberto Fernández tuvo la fortuna de que el ex policía Sandro Adrián Amaya, en la puerta de Olivos, sufrió un pánico escénico y rechazó el convite a que ingresara una comisión negociadora. Sucede que si luego se informaba de un acuerdo logrado por el Jefe de Estado, enfrentaría el desaire de los sublevados en el Puente 12, quienes desconocían representación a los que estaban rodeando la Quinta Presidencial. Y eso sí que hubiese resultado un fiasco completo al que hubiese quedado atado el Presidente.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario