Leído

SABINA FREDERIC

Gendarmería tuvo responsabilidad en la muerte de Maldonado, según la nueva ministra

Mar, 24/12/2019 - 5:27pm
Enviado en:
Por Urgente24

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, consideró que hubo responsabilidad de Gendarmería nacional en el operativo que finalizó con la muerte del artesano Santiago Maldonado, dijo que estuvo "pésimamente realizado" y que hará una revisión de la cadena de mando que participó del ejercicio. Pero también habló Patricia Bullrich...

Sergio Maldonado, con una foto de su hermano Santiago (Foto de archivo NA).
sergio-santiago-maldonado.jpg
Contenido

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, consideró que hubo responsabilidad de Gendarmería nacional en el operativo que finalizó con la muerte de Santiago Maldonado y lo describió como "pésimamente realizado", en una extensa entrevista que dio en radio 'Metro', donde también dio definiciones sobre la derogación de los protocolos de actuación de las fuerzas de seguridad que había impulsado su predecesora Patricia Bullrich. Entre los cambios definidos aparecen la eliminación de la obligación de las policías en pedir el DNI en los trenes, la resolución que legalizó la "doctrina Chocobar" y el uso de las pistolas Taser, entre otras.

Cuando la periodista María O'Donnell le preguntó si creía que el operativo (de Gendarmería) tuvo responsabilidad en la muerte de Maldonado, Frederic respondió afirmativamente, y sin dudar.

"Sí sí, fue un operativo pésimamente realizado. Las decisiones que se tomaron fueron totalmente desacertadas y por fuera de los protocolos, y eso lo sabe Gendarmería", sostuvo la titular de la cartera de Seguridad. "El jefe del escuadrón se fue al baño (en el momento del operativo), quedó el segundo y no esperó al primero. Tampoco se esperó al móvil 4 de La Pampa, que es el que estaba preparado para intervenir en este tipo de episodios. Cruzar la cerca persiguiendo a la gente como lo hizo Chocobar también estuvo mal", enumeró.

El 12 de diciembre pasado, la Cámara Federal de Casación Penal avaló la reapertura de la causa por la muerte de Santiago Maldonado, al señalar que restaban realizar medidas de prueba e instó a que se designe un nuevo juez.

En esa línea, Frederic evitó opinar cuál fue el rol de Gendarmería, ya que es una atribución del Poder Judicial. "Somos el Ministerio de Seguridad, no el de Justicia", indicó. "Desaparición (forzada) aparentemente no hubo por las pericias que se hicieron y lo que sabemos del proceso judicial. Ahora está la caratula en abandono de persona. Podían haber creído que esa persona podía cruzar tranquila, o no atender la situación de una persona que no solo estaba huyendo, sino estaba siendo víctima de un accidente. Pero no me corresponde a mí decirlo".

Además, aclaró que el Ministerio va a colaborar con la investigación judicial y que hará una revisión de las responsabilidades en toda la "cadena de mando" que participó del operativo que culminó con los decesos de Maldonado -quien estuvo desaparecido durante 77 días y luego apareció sin vida en el río Chubut tras un violento desalojo de una protesta mapuche- y de Rafael Nahuel, el joven de la comunidad Lafken Winkul Mapu en el Lago Mascardi que murió asesinado de un balazo en una ocupación del pueblo originario.

"Vamos a revisar la actuación disciplinaria en ambos casos de los efectivos que participaron del operativo y toda la cadena de mando para deslindar o determinar responsabilidades de todos los que participaron", consideró, y agregó que el Ministerio generará "un informe de las lecciones aprendidas sobre lo que se hace y lo que no se debe hacer, porque no es la primera que ocurre".

"Estos tipos de episodios no suelen tener consecuencias disciplinarias ni operativas, y tienen que ser una fuente de aprendizaje hacia dentro de la fuerza y hacia la sociedad", concluyó.

Acerca de la defensa y el protocolo que se derogó hoy sobre la prerrogativa de las fuerzas de seguridad de disparar sin dar la voz de alto, Frederic indicó que se restableció que las policías tendrán como referencia al "Código Penal" en su actuación para la prevención o persecución del delito, que lo "remiten al principio de la legítima defensa" (propia y de terceros) y que no se seguirá "el criterio de Bullrich que es el cumplimiento del deber por encima de todo".

"Nosotros somos el Ministerio de Seguridad, no somos el de Justicia ni los fiscales o jueces. La policía no hace Justicia por mano propia. Creemos que hay que mantener esa separación. Con Chocobar el hecho criminal ya había cesado, el policía tenía que dar la voz de alto o pedir refuerzos, y no ajusticiar por la espalda. La policía tiene que encargarse de apresar al detenido", opinó.

En relación a la legalización de la marihuana, Frederic se mostró de acuerdo en "avanzar hacia la regulación del consumo de cannabis y de las drogas blandas" e indicó que "el costo para el Estado de la persecución por marihuana es altísimo. A veces el daño que causa es menor que el alcohol".

"Necesitamos un debate serio con actores que han avanzado en pensar la regulación y tomar los modelos canadienses, norteamericanos y uruguayos. Ser responsables es empezar con la regulación de las drogas blandas y luego pensarlo, no creo que estemos preparados para despenalizar las drogas duras", planteó.

Con respecto a las pistolas Taser, la ministra de Seguridad confirmó que aún no llegaron al país las 300 armas encargadas por la gestión de Patricia Bullrich y contó que la derogación del protocolo del uso de estas armas publicada hoy en el 'Boletín Oficial' implica que solo podrán usarlas "las fuerzas federales especiales y en casos que no son de rutina cotidiana, como en tomas de rehenes o allanamientos". "Es otro uso, no el original", aclaró sobre la intención de la anterior gestión, que pretendía usarla en los trenes y espacios públicos abiertos.

Sabina Frederic.

Además, Frederic justificó que se derogue el protocolo "ofensores de trenes", que establece como obligación a las fuerzas de seguridad que pidan documentos de identidad en los trenes a los usuarios. "Yo viajé en tren en el Roca hasta que me convertí en ministra y vi muchas veces hurtos en el tren. Suelen ser desde el andén hacia dentro del tren. Eso se controla con personal en los andenes, no hace falta pedir documentos. La Policía puede seguir pidiendo documentos pero tienen que justificar la circunstancia sospechosa".

La funcionaria también se mostró crítica con Patricia Bullrich, al considerar que la gestión de su antecesora "no le dio más seguridad y protección a la inmensa mayoría de la población", dejó una "alta tasa de encarcelamiento" que "han llenado las cárceles de gente".

"El único dato bueno que dejó Bullrich es que los homicidios vienen bajando desde 2014, se amesetó la tasa y creció un poquito este año", sostuvo la ministra de Seguridad, pero advirtió que "otros delitos subieron, como, por ejemplo, los robos en la provincia de Buenos Aires".

"Hay mucha gente detenida por flagrancia y por tenencia para el consumo, a quienes se los considera microtraficantes. Han llenado las cárceles de gente, quienes después salen rápidamente con un costo muy alto para el que entra al sistema pudiendo tener otro tipo de penalidad", advirtió la funcionaria.

Por último, se refirió a la eliminación del Servicio Cívico Voluntario en Valores, que también había sido impulsada por la ex ministra del área: "Comenzaron 1200 y se graduaron 600. Fue útil para la gente que lo cursó, pero ahora no tienen nada y ni están en el mercado de trabajo. Vamos a reconvertir ese servicio y coordinarlo con los ministerios de Educación, Salud y Deportes. Creemos que hay mucha gente con expectativa, no descartamos que se pueda hacer alguna actividad con las fuerzas en el próximo programa, pero no se cursará más en Gendarmería".
 

Palabras de su antecesora

Hoy también se manifestó Bullrich. Dijo que con la derogación de los protocolos para el uso de armas de fuego y de las Taser, anunciado hoy por el gobierno de Alberto Fernández, "vuelve Zaffaroni recargado: el mundo al revés, ladrones con derechos y policías estigmatizados".

"Consagran los derechos de los criminales. Víctimas y fuerzas de seguridad, desamparadas. Derogan el buen uso de las armas de fuego, Taser, la regla contra ofensores en trenes y el Servicio Cívico en Valores. Vuelve Zaffaroni recargado: el mundo al revés, ladrones con derechos y policías estigmatizados", publicó Bullrich en su cuenta de 'Twitter'.

Más temprano, había calificado de "lamentable" la decisión de su sucesora en el cargo de derogar los protocolos para el uso de armas, y dijo: "Vamos a ver si esta medida genera más o menos muertes".

"Lo lamento por la Policía Federal, por la Gendarmería, por las policías provinciales que sentían el protocolo como propio, y lo lamento por la gente", afirmó Bullrich esta mañana en diálogo con radio 'La Red'.

"Hay otro gobierno, sabíamos que iba a ser así. Es lamentable. Siento lo que puede suceder. Vamos a ver si esta decisión genera más o menos muertes", advirtió la ex funcionaria.

En ese marco, Bullrich dijo que espera que "no se repita lo que sucedía antes con las fuerzas de seguridad, que tenían una enorme incertidumbre con los reglamentos que regían", y agregó: "Espero que no se borre de un plumazo lo que se hizo. En el caso del uso de armas reglamentarias, los policías habían pasado a sentirse seguros".

Para Bullrich, con la derogación de los protocolos, los efectivos de las fuerzas "se van a quedar en una situación de indefensión e incertidumbre, lo que golpea también a la población", y recordó que los protocolos "habían sido declarados constitucionales y razonables por siete jueces".

Patricia Bullrich.

Recordó además que con esas reglamentaciones las cifras de policías muertos habían disminuido en los últimos años: "Pasamos de 96 policías muertos en 2015 a 24 muertos".

"En Argentina mataban a los policías como moscas y nadie hacia nada. Nosotros poníamos la bandera a media asta y era un reconocimiento. Había una construcción del policía como enemigo y nosotros lo sacamos de ese lugar", aseveró.

Cuestionó también que "acá hay un aparato ideológico que siempre está del lado del ladrón", y añadió: "No importa qué pasó, nunca miran el hecho. Si un policía usa un arma, siempre están del lado del civil. Están siempre en contra del policía".

Mencionó en ese sentido a organizaciones como la Correpi y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

Por otro lado, defendió el uso de las pistolas no letales Taser y se mostró de acuerdo con los dichos del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, en ese sentido. "Cómo lo dijo Berni, en la avenida 9 de julio ¿qué arma voy a usar? Es razonable y lógico (el uso de las Taser)", dijo y agregó: "No quiero prejuzgar a la ministra, ni hablar mal de ella, pero hay que decirle que hay un razonamiento elemental, que la usan en todos los países del mundo".