Política

LO DIJO SU TITULAR

Desde CAME advierten que La Cámpora trata de apoderarse de la entidad

El presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán, admitió en una entrevista periodistica que sectores de la política, específicamente de "La Cámpora" trata de intervenir en la entidad, y además, lamentó que a pesar de la crítica situación que atraviesan las Pyme, Alberto Fernández nunca los convoco para "resolver los problemas" de las cientos de pyme de todo el país que se agravaron con la pandemia, y atribuye este desprecio por parte del Gobierno a "la grieta política", ya que asegura que no es ni fue aliado de ningún dirigente.

Para el titular del CAME "la grieta política" ha tocado a la institución e incluso, admitió que algunos dirigentes que se identifican con La Cámpora, quieren interferir en la entidad que agrupa a miles de Pymes de todo el país. 

Fue en una entrevista con Jorge Fontevecchia para Perfil, donde el titular de la entidad representativa de las pymes, Gerardo Díaz Beltrán, reveló que desde el sector político tratan de apoderarse de CAME, en medio de una de las peores crisis de la historia para las pequeñas y medianas empresas que moviliza el 70% del empleo privado en el país.

Una de sus quejas o reproches en la entrevista la hizo directamente al Presidente de la nación, ya que aclaró que "nunca" fueron convocados por el Gobierno a reuniones como sí lo hicieron con otras cámaras empresarias.

"Es lamentable, pero CAME nunca fue convocada por el gobierno nacional para hablar de la problemática de las pymes. Representamos a todas las pymes del país. No hay ninguna entidad en la Argentina que tenga la territorialidad que tiene CAME. Cada integrante de CAME es titular en una pyme. Eso genera un diálogo muy empático y muy realista respecto a la problemática pymes", lamentó.

Y siguió: "Lamentablemente por diversas causas no hemos sido convocados por el gobierno nacional para debatir la problemática pyme. Tenemos aportes para hacer. A pesar de no ser convocados. Hicimos aportes en todo este tiempo de pandemia. Lo planteamos respetuosamente como corresponde y técnicamente. Parte de lo que dijimos fue aplicado por el gobierno nacional".

Díaz Beltrán atribuye este desprecio del Gobierno hacia CAME a la grieta "severa e inútil" y admitió que el país " la política es difícil". 

"Hay una grieta severa, inútil, que llega a niveles como los que estamos pasando la dirigencia gremial empresaria", dijo.

Y añadió: "En lo personal, no tuve ni tengo absoluta actividad política, Jamás participé en un partido político, ni fui afiliado. La sensación de que trabajé con el gobierno anterior genera en algunos que nos encasillen en determinados sectores. No creo que sea un tema del presidente de la Nación. La obligación de una actividad gremial empresaria es ser bisagra entre quienes gobiernas y quiénes somos los representantes de las pequeñas empresas. Necesariamente hay que articular con el gobierno, poder discutir. Hay que disentir y hay que apoyar lo que estamos de acuerdo".

Y en esa línea aseguró que hay ramas del gobierno que prefieren no discutir con la representación de las Pymes

En ese sentido, desmintió "categóricamente", que la la conducción de CAME esté relacionada con Cambiemos.

"Lo desmiento categóricamente. Desde el presidente hasta el último consejero. CAME es una entidad que tiene 90 consejeros, que reflejan a los 24 distritos federales. Sesionamos por lo menos una vez por mes. Tenemos el consejo integrado de forma muy heterogénea. No se pregunta ni religión, ni política, ni partido, ni ideología. Ahí congregamos muchas personas de muchos lugares del país que no tienen nada que ver con la política. No es un problema del gobierno central, del presidente. Son ramas o del poder que no están dispuestas a compartir o a disentir o discutir temas que tienen que ver con la problemática de las pymes. Estamos decididos y dispuestos a preservar y a defender la institucionalidad de CAME", detalló. 

Del mismo modo, el titular del CAME aseguró que dentro de la institución "hay dirigentes que son funcionales al poder político. Eso también genera debate, discusión y problemas". 

Y en esa línea, contó de las internas en CAME, pero alegó que es "la absoluta minoría". 

"Hay un consenso absoluto dentro de la entidad de trabajar por las pymes y no tener que ver con los vaivenes políticos. No estamos en un proceso eleccionario en este momento. Intentamos llamar a una asamblea. No se pudo hacer por lo la intromisión de la política. Pero estamos decididos a sostener la institucionalidad y a respetar los términos que corresponden", sentenció. 

Además, el titular de CAME fue consultado por las acusaciones que provenían del supermercadismo chino sobre manejo de fondos, y en esa línea, disparó: 

"La Cámara China no participó jamás de la entidad. Es una denuncia absolutamente armada por sectores de la política y por algún dirigente funcional".

"Estamos muy tranquilos. Tenemos las cosas bien hechas. Estos traspiés no hacen más que deteriorar la imagen de la entidad. Pero no lo van a lograr. Seguiremos trabajando como hicimos siempre. Trabajaremos por los que representamos. No entraremos en un juego político. Ni siquiera les contestamos. Si hay elementos que deben ser juzgados, que lo hagan. No nos van a amedrentar con este tipo de prácticas, Estamos habituados y estamos acostumbrados. No estamos en rencillas políticas. Nos dedicamos a trabajar por y para la entidad", advirtió.

¿Se refiere a la política nacional o una política de CAME?,  repreguntaron a Díaz Beltrán:

"A la política nacional en connivencia con una absoluta minoría dentro de CAME" y en ese sentido dijo que esa rama de la política nacional que intenta meterlos en ese "juego", "hay personas que se identifican con La Cámpora. Son los que expresaron algunas exigencias que no son acordes con el manejo y la funcionalidad de la entidad", denunció. 

En ese contexto, fue consultado por su relación con el que era vicepresidente primero de la entidad, el dirigente fueguino Diego Navarro, a lo que respondió que actualmente es "muy mala".

"Porque es una de las personas funcionales a toda esta rama externa que no tiene nada que ver, que no conoce CAME, que no ha participado jamás en CAME y no tiene el conocimiento cabal de la institucionalidad que tenemos, de los años de trabajo con absoluta seriedad. Es algo que trasciende a mi rol de presidente", sentenció. 

"Al democratizar una entidad, se presentan situaciones como la que vivimos. No podemos permitir que personas o dirigentes de la política pretendan dirigir CAME", finalizó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario