Leído

POLARIZACIÓN A LA CARTA

CFK con sindicatos (Bancaria, Moyano) Vs. Pichetto con Gabinete y Reforma Laboral

Vie, 14/06/2019 - 2:42pm
Enviado en:
Por Urgente24

Miguel Pichetto estuvo en su primera reunión del gabinete de ministros de Mauricio Macri, pero lo importante no fue la foto de su presencia allí tras haber sido el elegido del primer mandatario para acompañarlo en la fórmula presidencial, sino el reimpulso a la reforma electoral bajo la modalidad que Macri y Pichetto elogian: Vaca Muerta. Al mismo tiempo, Cristina Fernández polariza mostrando el apoyo de los sindicatos como La Bancaria y el sector del camionero Hugo Moyano, que se oponen a la reforma laboral que nunca prosperó, hasta ahora, en el Congreso.

Cristina y Pichetto ya chocan en materia laboral
cfk y pichetto.jpg
Contenido

Miguel Pichetto participó de su primera reunión de gabinete macrista a 48 horas de aceptar ser el precandidato a vicepresidente de la fórmula que encabezará Mauricio Macri para su reelección. Pero la foto del senador peronista entre los ministros de Cambiemos no sólo intentó mostrarlo acompañando e interiorizándose en la gestión del oficialismo, sino que empieza a moldear la reinstalación de la reforma laboral que Macri nunca pudo hacer avanzar en el Congreso.

Pichetto, llegó ayer (13/6) a la Casa Rosada más temprano para reunirse a solas con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, luego se sentó enfrente de Macri en la reunión de gabinete con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo. Estos dos últimos son los referentes legislativos del Gobierno. Monzó ha sido, además, quien más abogó por un acercamiento con el peronismo y Pinedo es el interlocutor del rionegrino en el Senado.

Durante la reunión, cada ministro le explicó a Pichetto en profundidad los temas de cada cartera, con los proyectos en marcha de cada uno y lo realizado hasta ahora. También analizaron la presentación del nuevo frente "Juntos por el Cambio", en cuya plataforma aparece la reforma laboral.

“Es necesario bajarlas barreras a la creación de empleo, y para eso corresponde poner en discusión las regulaciones del mercado de trabajo”, indica el texto que adelantó el diario El Cronista. E indica que “muchas inversiones de baja escala se ven frenadas por un marco regulatorio que es tributario del industrialismo clásico y que no ha absorbido los nuevos retos del mundo del trabajo”.

Macri busca promover un modelo laboral como el de Vaca Muerta, donde un acuerdo con gremios y empresarios logró evitar paros. Miguel Pichetto también comparte con Macri su adoración por Vaca Muerta, su potencial y su desarrollo.

Los mercados y el FMI también esperan novedades sobre la reforma laboral, que Macri nunca pudo hacer avanzar en el Congreso por la resistencia de los legisladores peronistas tanto del kirchnerismo como los que se referenciaban en Pichetto.

No es claro que con Pichetto como un hipotético vicepresidente se logre sancionar la reforma, pero su inclusión y las gestiones que pueda hacer con los mandatarios provinciales podrían sumar masa crítica a ese proyecto.

De ese tema se habría hablado en la reunión de Gabinete que integró el senador.

En la vereda de enfrente, y marcando la polarización, Cristina Fernández sumó a Hugo Moyano y a sindicalistas afines que rechazan la reforma laboral.

Además de Moyano, el mismo día que Pichetto se reunía con el gabinete macrista, Cristina logró también el respaldo de la CTA, luego de una reunión con referentes del Frente Sindical para el Modelo Nacional y las distintas facciones de la Central de Trabajadores de la Argentina.

Cristina y Alberto Fernández tuitearon la foto desde sus cuentas, donde se los ve, en el gremio de La Bancaria, junto a dirigentes sindicales como Hugo y Pablo Moyano, el ceteísta Hugo Yasky, el docente Roberto Baradel, el estatal Pablo Micheli, el canillita Omar Plaini, el estatal Daniel Catalano, la judicial Vanesa Silei y Walter Correa (del gremio del Cuero) y el bancario Sergio Palazzo.

Según un comunicado del Frente Todos, la reunión fue “para coordinar medidas que permitan terminar con la recesión económica y la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y las trabajadoras argentinas”. Pero a nadie escapa que han formado una alianza de gremios de peso que se enfrentará a cualquier intento de reforma laboral de Macri-Pichetto.