ACTUALIDAD Máximo Kirchner > Alberto Fernández > provincia de Buenos Aires

PUERTAS ADENTRO

La lista de Máximo Kirchner que profundizó otra grieta

Los nombres que tenía la jugada de Máximo Kirchner no incluían la moderación de Alberto Fernández. Él y su madre cedieron pero la grieta, no.

"Yo diría que Máximo Kirchner debería tener vergüenza, porque si no tuviera el apellido que tiene, sería la nada misma en materia política", dijo en declaraciones al canal 'La Nación+'.

Pero fue más allá, al agregar que el presidente del bloque oficialista de la Cámara de Diputados "no tiene nada de mérito, nada. Solamente ser hijo de un vulgar recaudador de fondos como fue su padre, que Dios lo tenga en la gloria… Pero Máximo Kirchner es la nada misma. Lo ves porque es hijo de Kirchner, nada más… ¿Qué mérito tiene para ser lo que es? Nada, cero. En una sociedad que privilegiara el mérito, Máximo Kirchner es nada".

maximo.jpg
Por mucho tiempo, gobernó la imagen de Máximo Kirchner como un joven con sobrepeso y jugando a la playstation.

Por mucho tiempo, gobernó la imagen de Máximo Kirchner como un joven con sobrepeso y jugando a la playstation.

Más allá de sus palabras que recuerdan la vieja imagen de Máximo Kirchner, con sobrepeso y tirado en un sillón jugando videojuegos, cierto es que hoy el hijo de Néstor y Cristina maneja otro tipo de joystick. Que suena tan real como amenazante para algunos, e incluso, sin kilos de más.

Como fuere, de la mano de su madre o de su estrategia, Máximo Kirchner ha llegado al centro del poder. Un lugar en el que se mueve desde chico. Viejo conocido, seguramente lo asusta menos de lo que él asusta. Tan así que sus ambiciones sobrepasan el deseo de ganar un par de bancas.

Para ello, Máximo Kirchner quería una lista con nombres de mucho peso, pero sobre todo, que abarque a todas las tribus internas. ¿A quiénes eligió? Nombres jugados como Santiago Cafiero, Luana Volnovich, Carlos Bianco y Malena Galmarini, según 'Revista Anfibia'.

Con esas figuras cubría a todos: al presidente Alberto Fernández, a la agrupación La Cámpora, al gobernador Axel Kicillof y al aliado Sergio Massa, nada menos que en la Provincia de Buenos Aires.

Todos cumplían con los requisitos que necesitaba: son figuras importantes, conocidas, jóvenes y hasta con "armonía estética". Pero el presidente Alberto Fernández no lo aceptó, y en cambio, puso en las listas oficialistas a figuras más moderadas, no tan kirchneristas, que no hagan tanto ruido.

alberto y maximo1.jpg
Alberto Fernández y Máximo Kirchner.

Alberto Fernández y Máximo Kirchner.

Y si bien el hijo de la vicepresidente estimaba que con su plan sacarían entre 3 y 4 puntos de diferencia, dejaron que Alberto Fernández ponga sus elegidos en las boletas. Lo dejaron tanto Cristina Kirchner como Máximo, a quien algunos ya consideran su "brazo ejecutor" y otros lo ven como el "hombre" dispuesto a llegar al sillón de Rivadavia, con toda su tropa, con todos aquellos jóvenes a los que viene entrenando desde hace tiempo para alcanzar el poder.

Máximo no solo está en la mesa chica del Gobierno y del Congreso, sino que también preside el PJ bonaerense, e incluso es fuente de consulta de los empresarios, que ven que el kirchnerismo al que le temen no termina en Cristina.

Por ello, el contraste entre la moderación de Alberto Fernández y el "ruido" que pretende quien es además de todo ello, referente de una organización que dirige municipios, administra cajas millonarias y hasta firma los DNI, no es un dato menor.

La grieta interna es cada vez más profunda. Por lo que sin dudas, será difícil de cerrar.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario