Leído

ANTECEDENTE

Terremoto en la causa Cuadernos: Dictamen contra la validez del "arrepentido"

Vie, 25/10/2019 - 7:30pm
Enviado en:
Por Urgente24

El fiscal Di Lello pidió el sobreseimiento de todos los imputados por supuestos aportes irregulares para la campaña del kirchnerismo, entre ellos los de Máximo Kirchner y Eduardo Wado De Pedro. Además, consideró ‘inválido’ el testimonio de los arrepentidos ya que no habrían sido grabadas ni filmadas sus declaraciones como exige la ley. El pedido del fiscal ocurre en una causa que se desprende del expediente de los Cuadernos de Centeno que lleva adelante el juez Claudio Bonadio, pero fija un antecedente para las medidas de prueba basadas en esos testimonios.

Contenido

Un dictamen que podría quebrar los cimientos de la causa Cuadernos: el fiscal federal con competencia electoral Jorge Di Lello denunció pidió el sobreseimiento de los imputados por supuestos aportes irregulares para la campaña del kirchnerismo, entre ellos a Máximo Kirchner, Eduardo Wado de Pedro y Andrés Larroque, al considerar que el testimonio como “arrepentido” del exsecretario de Obras Públicas José López no es válido como prueba, ya que cuando se tomó su declaración se incumplió con la obligación de grabar o filmar las audiencias.

Di Lello también cuestiona que la causa se haya armado alrededor del relato del chofer Oscar Centeno.

El dictamen del fiscal ocurre en una causa desprendida de la que lleva adelante el juez Claudio Bonadio y está en manos de la jueza María Servini.

Di Lello cuestiona el rol del fiscal Carlos Stornelli y la homologación que hizo Bonadio de los testimonios sin registro audiovisual.

Según reveló el diario Ámbito Financiero, Di Lello señaló que no se cumplieron los artículos 6 y 7 de la Ley del Arrepentido que indica que “las declaraciones que el imputado arrepentido efectuare en el marco del acuerdo de colaboración deberán registrarse a través de cualquier medio técnico idóneo que garantice su evaluación posterior”. Y que además, debe registrar qué pruebas hay en su contra y que hechos se le imputan de manera delimitada. “Los referidos requisitos establecidos por ley, que esta Fiscalía aplicó en todos los precedentes atribuidos a su competencia, constituyen, a criterio de este Ministerio Público, esenciales para su validez”, indicó el dictamen.

“Más allá de que en la etapa oral se escuche nuevamente al arrepentido, nada podría haber sido más fidedigno a su situación de modo, tiempo y lugar que la reproducción de los medios técnicos que no se usaron”, dice la resolución. No es posible analizar la “voluntariedad de la manifestación”, agrega.

Di Lello también criticó la desaparición y posterior aparición de los “cuadernos” de Centeno. Afirmó que “corresponde estudiar con la prudencia y precisión jurídica que requieren estas cuestiones, la admisión de que una investigación se funde en elementos probatorios cuya comprobación fáctica resulta imposible, al menos hasta ahora”.

“La prueba de cargo que justifica la incriminación en la causa” de los cuadernos “y que resulta el puntapié para llegar al testimonio de José Francisco López” como colaborador “debió ser un hecho comprobable empíricamente, al que se le permita atribuir una consecuencia jurídico penal (…) Sin embargo, la prueba de cargo resultó ser un relato escrito en unos cuadernos cuya materialidad es ontológicamente inexistente, los cuales nunca estuvieron en poder del tribunal, pero sus fotocopias se convirtieron en un elemento histórico incontrovertible para el avance de la investigación”, dice Di Lello.

Por último, según supo Urgente24 de fuentes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el máximo tribunal no tiene pensado expedirse este año sobre los juicios abreviados, lo que les permitiría a los empresarios implicados en la causa Cuadernos acelerar los pasos procesales admitiendo la culpa y liberándose de la acción penal.

Especialmente esperaban una resolución en el expediente "Amestoy, Silvina Laura, sobre incidente de recurso extraordinario", que sería un caso testigo para acelerar la causa de los Cuadernos a través del procedimiento del juicio abreviado.

Ocurre que el caso Amestoy aterrizaría en la Corte tras su resolución en el proceso agilizado. Si hay una resolución favorable del máximo tribunal, los imputados en la causa de los cuadernos de Centeno quieren este atajo judicial para liberarse de la acción penal acordando las penas y evitado consecuencias sobre las empresas involucradas.