Justicia

ANTES DE LA SENTENCIA

Polémica por el cortometraje de Chocobar con la reconstrucción del hecho

La defensa del policía Luis Chocobar presentó un video para recrear, con actores y un equipo profesional de filmación, la secuencia de lo ocurrido el 8 de diciembre de 2017 en el barrio porteño de La Boca. El agente policial está acusado por la muerte del delincuente que asaltó y atacó a puñaladas a un turista estadounidense. "Es una filmación sin ningún valor probatorio, que falsea y tergiversa todos los datos objetivos de la causa”, dijo el abogado de la madre del ladrón. Mañana (28/05) se conocerá la sentencia y hay polémica en Twitter.

Durante la última jornada de alegatos en el juicio al policía Luis Chocobar, la defensa del oficial -acusado por la muerte del delincuente que asaltó y atacó a puñaladas a un turista estadounidense- solicitó su absolución y presentó un cortometraje para recrear, con actores y un equipo profesional de filmación, la secuencia de lo ocurrido en la mañana del 8 de diciembre de 2017 en el barrio porteño de La Boca.

Pablo Rovatti, el abogado que representa a la madre del delincuente muerto, cuestionó el video al asegurar que se trata de "una filmación sin ningún valor probatorio, que falsea y tergiversa todos los datos objetivos de la causa”.

 

“Explicar el movimiento a veces es tan difícil como describir un cuadro con palabras, nunca va a ser igual que vos veas toda la acción en una película”, aseguró el abogado Fernando Soto, representante del efectivo, en diálogo con Infobae. “Ahora que hay medios más actualizados en la Justicia y junto con la implementación del Zoom, se nos ocurrió mostrarle al tribunal la secuencia de las puñaladas, que fueron innecesarias y excesivas en el robo. Explicarlas con palabras no iba a cumplir con el objetivo, así que se me ocurrió filmarlo”, explicó sobre el recurso.

El objetivo de la reconstrucción que el letrado presentó ante los jueces Fernando Pisano, Jorge Ariel Apolo y Adolfo Calvete es demostrar que el asaltante fallecido, Juan Pablo Kukoc, no recibió los disparos de espalda sino de frente, en un giro que presuntamente efectuó en su huida. “Acá tuvimos dos juicios distintos: uno que decía una cosa, donde quedó instalado el ‘gatillo fácil’, y un segundo juicio que dijo todo lo contrario y demostró que no había un disparo mientras corría y Kukoc huía sino cuando giró hacia él y lo embistió”, remarcó Soto.

“Nosotros pedimos la absolución por considerar que había obrado legítimamente. Los disparos fueron en la esquina como lo dijo la fiscal, los disparos fueron en el giro como lo dijo la fiscal y todas las pruebas ratifican eso y excluyen absolutamente otra posibilidad”, había asegurado el abogado defensor en diálogo con la agencia Télam tras su exposición ante el Tribunal Oral de Menores (TOM) N° 2.

En su alegato, Soto sostuvo que Kukoc, de 18 años, quiso atacar a Chocobar -que en ese momento se dirigía a su trabajo como efectivo de la Policía Local de Avellaneda- cuando huía, por lo que el efectivo se defendió efectuando disparos.

Segundos antes, Kukoc y su cómplice habían asaltado al turista Frank Wolek, que fue sorprendido mientras paseaba con una cámara fotográfica por Caminito. Mientras huía, Kukoc fue interceptado a tres cuadras por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron hasta que fue alcanzado por Chocobar. En ese momento, dos disparos impactaron en Kukoc a la altura del muslo izquierdo y otro en la zona de la baja espalda, que resultó mortal.

Toda esa secuencia fue reinterpretada por seis actores -en los roles del efectivo, el turista asaltado, los delincuentes y los dos testigos- en una reconstrucción ralentizada que se filmó hace aproximadamente un mes en el mismo lugar del hecho y con la supervisión del propio Chocobar.

Los costos del video, que fue realizado por la productora 25P Films y contó con la asistencia de expertos en efectos especiales, fueron financiados por la Fundación Policías Bonaerenses Heridos en Actos de Servicio (PO.BO.H.A).

Por su parte, Pablo Rovatti, el abogado que representa a la madre de Kukoc y es integrante del Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico de Víctimas de Delitos de la Defensoría General de la Nación, señaló este miércoles en su alegato que la “defensa no agregó realmente nada nuevo” y criticó duramente la presentación del video con la “reconstrucción”, a la que consideró “simplemente una filmación sin ningún valor probatorio, que falsea y tergiversa todos los datos objetivos de la causa”.

“Aunque los abogados de Chocobar pueden ejercer ampliamente la defensa, hay que decir que esto de armar un video que no condice en lo más mínimo con las pruebas del caso es verdaderamente inusual y llamativo”, señaló. “La tergiversación, de cualquier modo, es tan grosera, que no tenemos ninguna duda de que el tribunal no le va a atribuir ningún valor”.

Según el abogado querellante, la defensa que encabeza Soto “no contestó ningún argumento de la Fiscalía ni de la querella, ni pudo explicar el dato elemental de que las heridas en el cuerpo de la víctima están en la espalda”.

“Para la defensa, Juan Pablo Kukoc era más rápido que las balas, porque supuestamente los tiros se hicieron de frente pero ingresaron por la espalda después de que girara. Pocas veces he oído algo tan inverosími l”, agregó Rovatti. “Sorprendentemente, también siguieron insistiendo en que una persona podría correr más de treinta metros con el fémur destrozado, lo que negaron los expertos y por lo demás es una cuestión bastante elemental”.

El abogado Soto, en cambio, sostiene que la defensa está “conforme” con el resultado final de la filmación: Solamente hay un error en el momento que se saca la campera, que igual no cambia nada. Lo demás, que son el ataque a Wolek, la huida, el forcejeo en la calle Irala y el momento de los disparos se comparece por donde fueron encontradas las vainas y los informes de levantamiento de rastros”.

Tras la audiencia, el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo viernes a las 10 de la mañana, cuando los acusados tendrán la oportunidad de expresar sus “últimas palabras” para luego pasar a deliberar.

El viernes último, la fiscal Susana Pernas solicitó tres años de años de prisión en suspenso para el policía y seis de inhabilitación para ejercer sus funciones, al considerar que se trató de un homicidio agravado con exceso en el cumplimiento de un deber. De esta manera, la fiscal no adhirió a la hipótesis de un caso de “gatillo fácil” que había incorporado la querella, quien pidió la prisión perpetua para Chocobar por el delito de “homicidio agravado” en el marco de una “ejecución extrajudicial”.

Para la fiscalía, quedó probado que el oficial de la Policía Bonaerense cometió el mismo delito por el que llegó acusado al debate. Rovatti, en tanto, mantuvo la misma calificación de su requerimiento de elevación a juicio y pidió una pena de prisión perpetua al considerarlo autor de un homicidio agravado por haber sido cometido por un funcionario de policía con abuso de sus funciones.

La fiscal Pernas ya había alegado pero en referencia al hecho del asalto al turista y pidió 18 años de prisión para el cómplice de Kukoc -cuya identidad se preserva porque al momento del hecho tenía 17 años- por el delito de robo agravado cometido con armas, en concurso real con tentativa de homicidio criminis causa de Wolek, hoy de 57 años.

El miércoles pasado, por otra parte, el defensor Albino Stefanolo solicitó que ese joven sea absuelto, dado que la única prueba que lo colocó en el lugar del hecho fue un solo testimonio.

Cabe recordar que al inicio del juicio, Chocobar se declaró inocente: "cumplí con la ley".

# Apoyos y condenas en Twitter

En la red social Twitter pueden leerse este jueves (27/05) muchos mensajes de apoyo a Chocobar, pero también otros tantos repudiando el accionar del policía. Aquí, algunos de ellos:

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario