ACTUALIDAD FMI > USA > Gobierno

CAFIERO EN WASHINGTON

FMI: Alberto, dispuesto a tropezar con la misma piedra

El Gobierno necesita el aval de USA en sus negociaciones con el FMI. Lo buscaría de una manera que ya fracasó anteriormente. 

Hay un dato que trascendió en las últimas horas y que de confirmarse podría generar mayor tensión no sólo en las negociaciones del Gobierno con el FMI sino también en sus relaciones con USA, que en los últimos días sumó elementos de confusión.

Y es la presunta idea en la Casa Rosada de que como el crédito de US$57 mil millones fue otorgado a la administración de Mauricio Macri de forma extraordinaria por impulso del entonces presidente Donald Trump, entonces USA tiene que reconocer responsabilidad en el fallido programa Stand By y, por lo tanto, colaborar para que la Argentina salga de ese atolladero.

Ese concepto se desprende de comentarios que habrían salido de la Cancillería. Según consigna este lunes el diario Ámbito Financiero, en el Gobierno preocupa la falta de definición de la Casa Blanca respecto a un eventual respaldo a la Argentina ante el directorio del Fondo sobre -y la cita es textual de funcionarios- la deuda “que tomó la administración de Macri y que sí contó con el aval político del entonces presidente Trump”.

Luego, lanación.com agrega: "La idea es reforzar ante USA (tiene el 16,5% de los aportes mundiales al FMI) el argumento “político” sobre el “origen de la deuda”, el préstamo de US$44.000 millones “dado por la presión de la administración Trump a (Mauricio) Macri” que la administración demócrata debería revertir".

Son comentarios en la comitiva que encabeza el canciller, Santiago Cafiero, y que llegó este lunes a Washington para un encuentro con el secretario de Estado, Antony Blinken.

La elección de Blinken es un guiño a los aliados tradicionales de USA. /Foto:MANDEL NGAN / AFP
Antony Blinken. El secretario de Estado de USA recibirá al canciller Cafiero con el FMI como punto en la agenda.  Foto: AFP

Antony Blinken. El secretario de Estado de USA recibirá al canciller Cafiero con el FMI como punto en la agenda. Foto: AFP

¿Busca la Casa Rosada -por decirlo de alguna manera- generar algún sentimiento de culpa en la administración de Joe Biden para conseguir el respaldo de USA en la negociación con el Fondo?

Si se recurre a los antecedentes, lo más probable es que Alberto Fernández y Martín Guzmán tropiecen 2 veces con la misma piedra. Ellos esperaban obtener una ventaja similar al suponer que el Fondo iba a reconocer errores propios en la auditoría sobre el Stand By de reciente publicación, pero para el Gobierno la autocrítica resultó insuficiente e inútil a los efectos que buscaba.

Más aún: USA votó en contra de las conclusiones y se desentendió de cualquier crítica que pudiera suponer el informe ex-post sobre el desempeño del Fondo.

Cafiero se verá con Blinken, y seguro la cuestión del Fondo estará sobre la mesa. Sin embargo, no hay demasiado optimismo respecto a que se consigan avances. Después de todo, es al Departamento del Tesoro al que hay que convencer. El ala económica de la administración Biden no se rige especialmente por los designios del ala política.

En el Tesoro, secundando a Janet Yellen en los temas del FMI, está David Lipton, un exFondo con funciones allí cuando se concedió el crédito Stand By. Lipton es un duro que ya mandó a votar en contra de la auditoría del caso argentino anticipando la posición del Tesoro en el board.

Probablemente, Lipton -que se reunió con Blinken antes que Cafiero- tampoco se conmueva con las vueltas retóricas sobre sentimientos de culpa que ensayan desde Buenos Aires.

Temas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario