El Bonaerense

IMMUNOBIO

Kicillof prohibió la venta en farmacias del test rápido para detectar coronavirus

A través de la resolución 1533 publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno bonaerense prohibió la venta en las farmacias del distrito de las pruebas rápidas Immunobio para detectar coronavirus, aprobado por la ANMAT. Los motivos.

El Gobierno bonaerense prohibió este miércoles (05/05) la venta de las pruebas rápidas para detectar coronavirus en las farmacias del distrito, al señalar que esos test “son de uso profesional excluyente y deben realizarse en laboratorios de análisis clínicos”.

La resolución 1533 publicada en el Boletín Oficial tendrá vigencia mientras perdure la declaración del estado de emergencia sanitaria en el ámbito de toda la provincia a tenor de la enfermedad por el nuevo coronavirus.

La decisión de Axel Kicillof se da tres semanas después que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobara el test chino Immunobio que detecta el coronavirus para ser comercializado en farmacias, aunque desde el organismo se había aclarado que “si bien es de venta libre, el hisopado lo debe hacer un profesional”.

En los considerandos de la disposición, el Ejecutivo provincial recordó que “todos los test para Covid-19 que se encuentran actualmente disponibles son de uso profesional exclusivo y deben realizarse en condiciones e instalaciones adecuadas, por ello son de venta exclusiva a laboratorios de análisis clínicos”.

El argumento principal es que más allá de que tenga que ser realizado por un profesional, “está claramente normado en los procedimientos sanitarios Covid-19, que cualquier resultado debe estar cargado en el SISA (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina) por un profesional inscripto que sea titular de un laboratorio habilitado por la autoridad competente”.

En esa línea, unos de los objetivos del SISA es crear la Ficha Única del ciudadano como eje central para el registro de la información sanitaria, que evidentemente podría violarse si e comprador del producto realiza por sí mismo la prueba”, se señaló.

De esta manera, el Gobierno le pone un freno a la prueba rápida que tiene un 96% de efectividad y un costo de 2.500 pesos, y que ya se comercializaba en algunas farmacias de Buenos Aires. Se trata del test chino Immunobio del laboratorio Hangzhou Immuno Biotech CO Ltd, importado por Vyam Group S.R.L., que permite en 10 minutos conocer el resultado.

Si bien la Anmat autorizó a vender este test Immunobio en farmacias, se aclaró que es un producto de "uso profesional exclusivo", lo que significa que se vende en forma libre pero lo debe hacer un médico o un bioquímico, no el usuario directo.

El kit del test rápido incluye una bolsa de aluminio con cassete de prueba y desecante, tampón de ensayo (buffer), hisopo estéril y tubo de recolección de muestras, con instrucciones de uso.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario