LLAMÓ AL 911

Después de subir un video de su hermano violento, Karina La Princesita se siente culpable

La cantante conocida como Karina "La Princesita" fue agredida por su hermano en la madrugada del 1/1. Llamó al 911 y, como no le prestaron mucha atención, filmó el episodio con su teléfono y lo compartió en las redes sociales. Ahora, dice que se siente culpable, a pesar de ser víctima de violencia.

"Estoy acá hablando y también me siento culpable. Digo pobre, debe estar mirando y diciendo 'esta hija de p…, ¿qué tiene que hablar?'. Pero si no pasa esto, no se va a solucionar nunca más. No tenía miedo de que me pegue, pero ya el insulto está mal. Es violencia igual. Hay que frenarlo de alguna forma", dijo Karina desde Villa Carlos Paz, donde pasó año nuevo.

La cantante se encuentra allí porque protagoniza Siddharta junto al coreógrafo, bailarín y productor Flavio Mendoza, quien la invitó a festejar con el elenco y su familia.

Luego del festejo de Fin de Año, al que ella asistió con su hija, su madre, su hermana y su hermano, hubo un desafortunado episodio. Karina llamó a la policía porque, en una pelea familiar, su hermano comenzó a reaccionar de forma violenta y denunció públicamente a su hermano por violencia verbal, cuando publicó un video, en el que él está forcejeando con su madre, en Instagram.

Luego, "La Princesita" eliminó el video y ahora explico por qué: "Lo subí y después lo borré, pero ya lo habían visto todos. Igual, está bueno, porque si no, lo negaba como hago siempre", dijo en un móvil con Instrusos.

"Venía filmando para decirle que lo que estaba haciendo era violencia de género. Le dije 'calmate o lo subo', pero no era la idea. Quería que bajara un cambio. Además, tuve miedo de que me rompiera el celular y que no me quedara nada. Y cuando vi que se me vino encima, lo subí", explicó, y agregó: "Lo estaba grabando como excusa, para ver si frenaba".

Y continuó: "Cuando vi los mensajes que me llegaron, me agarró culpa. Siendo víctima, después sentís vos la culpa, pero después se me pasó. Fue un pedido de ayuda no solo para mi mamá, sino para mi hermano".

También reveló que llamó al 911 pero que no sirvió de mucho: "Me dijeron que tenía que llamar a un número de Córdoba, con el prefijo, y yo estaba manejando, no tenía para anotar y, de los nervios, no me podía acordar el número".

"Uno está cansado de que pasen estos episodios y llamar a la policía y no encontrar soluciones", continuó, y aclaró que no quiso revelar el nombre de su hermano "para no quemarlo".

Finalmente, quien la ayudó esa noche fue un hombre de seguridad de confianza de Flavio Mendoza, que se acercó a la casa que alquila en Villa Carlos Paz para solucionar el problema: "Él conoce a mi hermano, le habló tranquilo y se lo llevó para que nosotras pudiéramos descansar. Al día siguiente, le pagué un vuelo y se fue", contó Karina.

"Es triste, pero uno cuando lo deja en el núcleo, aprende a convivir con eso, pero cuando se enteran los demás… Nos da mucha bronca. Veníamos arrastrando esto hace un montón", continuó sobre los hechos de violencia verbal que sufre con su hermano.

"Mi hermano también es víctima porque mi papá era así. Violento", explicó. "Es un tema muy delicado porque es alguien a quien le tengo mucho cariño, más allá de lo que haya pasado. En ese momento pensé '¿por qué hice eso?'. Pero entiendo que fue por miedo".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario