EL REGRESO DE MICROSOFT

Nadella, el resucitador que llegó de la nube

Notable reconversión de Microsoft ha logrado ejecutar en 4 años Satya Nadella. El nuevo perfil es muy diferente del que pergeñó su cofundador Bill Gates III, y tampoco se parece al del que fue su sucesor, Steve Ballmer. Esto es otra cosa pero muy rentable y con horizonte.

Satya Nadella nació hace 51 años en Hyderabad, la capital compartida hasta 2024 por los estados indios de Telangana y Andhra Pradesh.

Hyderabad es conocida por su artesanía de perlas, pero también tiene una creciente industria de I+D, que incluye la instalación de empresas farmacéuticas, biotecnológicas, nanotecnológicas, que provocó su apodo HITEC City, el Silicon Valley de India.

¿Qué podía esperarse como formación profesional para Nadella?

Sus padres no escatimaron presupuesto en su educación. Él fue a Manipal, la universidad con licenciaturas (bachelor) en diversas especialidades tecnológicas. Por ejemplo, Ingeniería Eléctrica y Electrónica.

Luego, él eligió la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, en USA (mucho más barata que Stanford), para buscar una maestría en Ciencias de la Computación (la UWM precisamente tiene un programa de doctorados).

Y entonces fue a Chicago, Illinois, para obtener una Maestria en Administración de Empresas en la University of Chicago Booth School of Business.

Nadella ingresó a Sun Microsystems, que en 2010 fue absorbida por Oracle, pero él ya se había marchado: en 1992 ingresó a Microsoft.

En 2012, él ganó visibilidad cuando como 'president' (gerente) lideró una integración de aplicaciones de Microsoft para la computación en la nube de Windows Azure, plataforma que resultó un negocio muy rentable.

Cloud Computing (nube) es una tecnología que permite acceso remoto a softwares, almacenamiento de archivos y procesamiento de datos por medio de Internet, una alternativa a la ejecución en una computadora personal o servidor local.

Cuando las empresas ofrecen un utilitario alojado en la nube, por lo general se refieren al software como servicio (por sus siglas en inglés SaaS —Software as a Service—), Plataforma como Servicio (PaaS) e Infraestructura como Servicio (IaaS).

Nadella había liderado los esfuerzos de Microsoft en el segmento de la nube, así como de la división de servidores y herramientas, lo más rentable de la empresa.

En febrero de 2014, el Consejo de Administración de Microsoft lo eligió como nuevo director ejecutivo (CEO), en reemplazo del ya polémico Steve Ballmer.

Nadella ingresó con el pie derecho porque obtuvo un reconocimiento de arranque gracias a la comunicación de su estrategia a ejecutar, incluyendo la reestructuración.

Él envió a cada empleado, el 10/07/2014, un memorando de 3.200 palabras, en el cual informó el Norte: Ser una empresa de productividad y de plataforma para un mundo esencialmente móvil y que opera en la nube" (cloud computing).

El texto fue difundido 4 días antes que la empresa anunciara que durante 2015 recortaría 18.000 puestos de trabajo —cerca de 14% de su fuerza de trabajo—, en especial en la sede de Redmond, estado de Washington, consecuencia de la integración con el negocio de móviles de Nokia.

Para Nadella, Microsoft debía asumir que iba más allá de Windows y de la PC. Al fin de cuentas, ya había subido el Office en el iOS y en el iPad de Apple, y preparaba versiones de su software de productividad para el Android.

Microsoft había llegado a una encrucijada: necesitaba encontrar medios para crecer y cambiar el mundo, o se estancaría. El nuevo CEO ya lo había visto en Sun Microsystems.

Para él, el slogan de su antecesor, “Dispositivos y servicios”, no había sido suficiente para diferenciar a la empresa de la competencia. Sin rechazar la plataforma de videojuego Xbox. el dato era que Microsoft aceptaba que llegaba tarde al sector móvil y la nube, un mercado difícil donde ya estaban IBM, Apple, Google y Amazon.

> “Reinventaremos la productividad para permitir que todos, y todas las empresas del planeta, hagan más y alcancen mejores resultados”, prometió Nadella.

> “Pensamos en productividad para personas, equipos y procesos empresariales de organizaciones por entero en que habrá un único sustrato digital interconectado. Pensamos también en plataformas interconectadas para individuos, TI y desarrolladores”, agregó.

> “Los equipos de Microsoft deben descubrir formas de simplificar las cosas y de moverse más deprisa, de manera más eficiente. Aumentaremos la fluidez de la información y de las ideas tomando medidas para aplastar la empresa y crear procesos de negocios más estrechos”, remató.

Microsoft redujo de inmediato la escala de sus operaciones en China y transfirió su fabricación a Vietnam: un obrero en Hanoi ganaba US$ 145 al mes, contra US$ 466 en Beijing, según la Organización de Comercio Exterior de Japón (JETRO).

También se eliminaron capas de administración (redujo 5.500 puestos de trabajo en esta área).

A fines de 2014, Kevin Werbach, profesor de Estudios jurídicos y de Ética en los Negocios de la escuela de negocios Wharton (Universidad de Pensilvania), dijo que Nadella ambicionaba imprimir una marca propia en la empresa de William Gates y Steve Ballmer. Un nuevo comienzo, con énfasis en la productividad y las plataformas de varios productos.

¿Podría transmitir su visión Nadella a una empresa con más de 100.000 empleados? Ese resultó un gran interrogante. Otro: ¿Podría Microsoft avanzar en un nicho ya ocupado por otros?

Él comenzó a deslizar conceptos muy definidos. Por ejemplo: “Movilidad para nosotros va más allá de los aparatos sólo. Aunque estemos preocupados en producir móviles y tabletas de excelente calidad, creemos que la movilidad será algo más amplio”.

Otro: “ Creemos que la oportunidad […] vendrá de la experiencia que tengamos con la productividad observada en aparatos con Windows, iOS y Android”.

Y 4 años después, los resultados son notables. Microsoft le disputa Apple, luego de un octubre/noviembre horrible para los herederos de Steve Jobs (perdieron US$ 300.000 millones en capitalización), el trofeo de ser la empresa más valiosa en Bolsa, una proeza que no lograba desde 2010.

Nadella hizo foco en la nube y la inteligencia artificial, y concretó grandes inversiones en centros de datos e infraestructuras para ejecutar y almacenar datos de clientes corporativos

La compañía ha logrado revalorizar sus acciones un 29,9% desde enero y alcanza una capitalización de US$ 858.800 millones, casi como Apple.

Y los títulos de Microsoft a US$ 111 están aún lejos de los máximos que alcanzaron en octubre, cuando llegaron a US$ 115. El banco de inversiones Morgan Stanley cree que la compañía puede superar la barrera del US$ 1 billón, tal como en el pasado hicieron Apple y Amazon.

En los servicios cloud, sólo le gana Amazon.

El negocio de la nube generó a Microsoft US$ 6.900 millones en ingresos durante el más reciente trimestre, cuando la compañía obtuvo una cifra de negocio global de US$ 30.090 millones y un beneficio neto de US$ 8.870 millones.

La nube supone 20% de las ventas totales de Microsoft, pero ha representado el 63% del crecimiento de la compañía en lo que va de año. En el 4to. trimestre fiscal Azure alcanzó ingresos anualizados de más de US$ 20.000 millones.

Los accionistas de Microsoft valoran que los ingresos de la compañía provengan de fuentes mucho más diversificadas que los de Apple, que depende en un 60% de las ventas del iPhone, o los de Google, que obtiene cerca del 90% de la publicidad.

Microsoft ha demostrado que, además, puede jugar en el negocio del hardware, con sus ordenadores Surface, y en el área de gaming con Xbox y servicios asociados.

Y tiene todavía posibilidades de obtener más beneficios de LinkedIn y ha comprado Github, el mayor repositorio de código abierto del mundo.

La revista The Economist no dejaría fuera a Microsoft de una portada sobre los líderes tecnológicos, como sí hizo en 2012, cuando destacó sólo a Google, Apple, Facebook y Amazon. El auge de la computación en la nube ha cambiado la suerte de Microsoft

Según Financial Times, el regreso de Microsoft es una victoria del pragmatismo.

"Microsoft es inmune a las modas de los dispositivos. Los escándalos de privacidad y las guerras comerciales apenas le han afectado. Gracias a ello, ha podido seguir derivando clientes a la red, y convenciéndoles de que compren más servicios y espacio de almacenamiento. El consejero delegado Satya Nadella puede atribuirse el mérito por su concentración en los negocios con altos márgenes que generan liquidez. La nube Azure, de Microsoft, aporta cerca de un tercio de las ventas. Esto implica que la compañía depende menos de un producto concreto. Apple obtiene más de la mitad de sus ingresos del iPhone, y las ventas de unidades se están ralentizando. Pero la mayoría de las compañías tienen que mudarse aún a la nube, lo que da a Microsoft mucho margen de crecimiento. (...)".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario