INFANTINO, PINTADO

Angelici se lo dedicó a Carrió, Macri sin picada y Domínguez sangra por la herida

"No es exagerar (pretender que la final de la Libertadores sea mejor que la de la Champions). Estoy convencido de que sí es posible". Lo que ocurrió el fin de semana pasado no sólo fue un papelón sino todo un mensaje que con el diario del lunes aparece más nítido: de visitante, Angelici se llevó puesto a Infantino, a Domínguez y a D'Onofrio, obligándolos a todos aclarar a la prensa lo que estaba ocurriendo y las decisiones de último momento. Incluso, el presidente de la FIFA, que quedó pintado en todo esto, tuvo que decir que no "apretó" a los jugadores de Boca, tal como salieron a denunciar desde el vestuario riverplatense. A su vez, la suspensión del partido -a pedir del mejor amigo de Macri- dejó picando una interna entre Nación y Ciudad que según los rumores que trascienden le estaría costando el puesto al ministro de Seguridad local Martín Ocampo (eso sí, tras el G-20). Por si eso fuera poco, Domínguez tendrá que esperar para su "Champions League".

El papelón del último fin de semana hizo enojar al presidente Mauricio Macri (¿?). Así consignó el diario Clarín en medio de las suspensión y postergaciones del superclásico. Todavía no se aclaró si fue porque se perdió la playa con Antonia o por si se le atragantó la picada esperando el partido.

En cualquier caso, su amigo Daniel Angelici fue el más beneficiado. En la lucha de poderes que existen dentro de las internas de AFA, Cambiemos y la Ciudad, el presidente de Boca y vice de AFA volvió a marcar la cancha al dar por suspendido el partido desde el minuto 1 de los incidentes que se repitieron hasta el cansancio por cadena nacional y mundial.

Primero, se postergó el mismo sábado 24/11 para las 18 y luego para las 19:15. Segundo, se pasó al domingo 25/11 a las 17. Luego, se habló de cambiar de hora. Todas las respuesta de El Tano fueron "no". Angelici tiene claro que va a ir por los puntos para vengarse del gas pimienta.

En un momento, el panorama pareció aclararse tras el ingreso de Gianni Infantino a la reunión, pero salió casi eyectado de la oficina de D'Onofrio tras la conferencia de prensa improvisada de Carlos Tévez y Fernando Gago para denunciar las presiones del presidente de FIFA: "Nos están obligando a jugar el partido. Los presidentes de FIFA y Conmebol la quieren jugar".

Fuera de juego, Infantino tuvo luego que salir a aclarar que no presionó ni amenazó a nadie.

Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol también se vio muy perjudicado. "No es exagerar (pretender que la final de la Libertadores sea mejor que la de la Champions). Estoy convencido de que sí es posible. El sentir de nuestra gente es diferente. Si uno piensa sólo en el partido, en lo estrictamente deportivo, quizás entonces sí sea exagerar. Pero su uno piensa en la semana entera, en toda la fiesta que arropa a la final, que muestre cómo vivimos el fútbol de Sudamérica, en ese sentido tenemos una identidad que es inigualable. En ningún lugar se vive el fúbtol como en Sudamérica", dijo Domínguez meses atrás al diario La Nación. Ya lo creemos.

Se trata de un nuevo fracaso del fútbol sudamericano y de su dirigencia que esta dispuesto a todo para lograr que esta sea la última final a todo trapo antes del cambio de formato, al punto tal que Domínguez ya está trabajando para lo nuevo: "Hoy todos nuestros derechos (de televisación) pertenecen a una tercera empresa. No es una crítica, lo que digo es que no depende de nosotros. Ya lo solucionamos para que la producción esté desde el año que viene en manos de la Conmebol".

Por si todo eso fuera poco, la interna entre Ciudad y Nación. Cambiemos está acostumbrado a este tipo de papelones, pero esta vez puede costar un cargo importante en el gobierno de Rodríguez Larreta, según pudo saber Urgente24, aunque todo será definido una vez finalizado el G-20 (no sea cosa que Buenos Aires reciba los líderes del mundo sin ministro de Seguridad). "La clave está en la conferencia de prensa de Larreta; fijate que salió a hablar con (el vicejefe de gobierno, Diego) Santilli y (el secretario de Seguridad Marcelo) D'Alessandro", fue el comentario que llegó a esta redacción de fuentes calificadas.

A todo esto, ¿qué opinará Carrió de El Tano? Angelici ya demostró que también se la llevó puesta.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario