MET GALA ESCANDALIZA A LA IGLESIA

¿Qué dice Francisco? La moda, el catolicismo y Rihanna de obispo

El tema, de naturaleza comprometida y denominada "Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica", ha resultado en una de las ediciones más interesante de ver de los últimos años de la MET Gala, la noche más importante para la moda estadounidense. Y es que no es usual ver a una celebridad de la música ataviada de un traje de Papa, pero adornado con piedras preciosas y una minifalda con una apertura que deja ver aún más los atributos, en este caso, de Rihanna. Esperemos Francisco no se moleste.

El arte y la moda siempre han tenido una estrecha relación, por el contrario la moda y la religión son polos opuestos, tal y cómo si habláramos de agua y aceite. Sin embargo, no hay nada que el arte, en este caso de los diseñadores, no pueda unir y esto quedó acentuado, en la alfombra roja del MET Gala 2018, sin duda, en una de las ediciones más controvertidas.
 
El tema, de naturaleza comprometida y denominada "Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica", ha resultado en una de las ediciones más interesante de ver de los últimos años. Y es que no es usual ver a una celebridad de la música ataviada de un traje de Papa, pero adornado con piedras preciosas y una minifalda con una apertura que deja ver aún más los atributos, en este caso, de Rihanna. 
 
Asimismo, como si se tratase de la aparición del Ángel Gabriel, Katty Perry robó las miradas y captó la atención de las cámaras en un acto que se parecía más a la caída desde el cielo de un arcángel a un desfile de moda. 
 
La MET Gala, o la Costume Institute Gala, es un evento benéfico que da inicio a la exposición de moda anual del Instituto de Vestido, adjunto al Museo Metropolitano de Arte de la Ciudad de Nueva York.
REUTERS / Brendan McDermid
 
La celebración,  dirigida por Anna Wintour, editora de la revista Vogue, se realiza para recaudar fondos que forman parte del, en su mayoría, del presupuesto anual del Instituto del Vestido. Según se pudo conocer, en 2010 se alcanzó la jugosa suma de US$ 9 millones. 
 
Esta fiesta de la moda, que anualmente tiene una temática diferente se celebra desde 1948. Desde su concepción se decidió que la industria de moda americana sería responsable de crear el instituto y hacerse cargo de todo su presupuesto anual.
 
En esta oportunidad, uno de los retos fue establecer un diálogo entre la moda y las obras maestras del arte religioso para examinar  el compromiso de esta industria con las prácticas devotas y las tradiciones religiosas; Para conseguir este objetivo,  está claro que los accesorios jugaron un papel fundamental en el imaginario del evento. 
 
 
Los pendientes de Ana Wintour, las alas de ángel de Katy Perry, el belén de Sarah Jessica Parker encima de su cabeza y los halos de santidad de muchas celebrities son cuatro ejemplos para recordar. 
 
La gala sirvió para volver a apreciar la belleza de Kate Moss, quien hacía 10 años no pisaba territorio norteamericano y ora que por fin ha cruzado la frontera de USA su mensaje al mundo ha sido muy concreto. La modelo-icono ha elegido un look de ángel caído para reivindicarse en el evento de moda más importante del año.
 

¿Cuánto ha costadola entrada?

 
Los que han tenido la suerte de encontrarse en la lista de invitados no tienen que pagar nada por su entrada en la Gala del Met, pero diferente es el caso de los que sí tienen la oportunidad de asistir pero no se encuentran en la codiciada guest list.
 
Estos últimos desafortunados, lejos de los US$ 50 que costaba la entrada en sus inicios, tuvieron que pagar mínimo este año US$ 30.000 para acceder a la noche más glamorosa del año, sin embargo, la cifra ascendía hasta los US$ 275.000 para poder tener lugar en una de las mesas. 

 

¿Cuánta gente acude?

Aunque en la alfombra roja solamente presenciamos la llegada de las celebrities y diseñadores, casi los verdaderos protagonistas de la noche, el total de invitados ha ascendido a 600 personas.
 

¿Qué pasa después de la alfombra roja?

 

Aunque el desfile de celebrities sobre la alfombra roja con sus looks espectaculares es lo que más llama la atención, lo cierto es que la gala no se limita a eso. Tras hacer su paso por el photocall, los invitados pueden disfrutar de la exposición que cada año se organiza, para pasar después a una cena.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario